Crítica de Sonic, la película, una divertida adaptación del mundo de SEGA

El erizo nos ofrece entretenimiento y diversión con su adaptación al cine.

Sonic

El famoso y supersónico erizo azul vió la luz en la década del 90 cuando apareció por primera vez en el videojuego Sonic, el erizo de 1991 desarrollado por Sonic Team y lanzado para la clásica consola SEGA Mega Drive convirtiéndose en la eterna mascota de la compañía SEGA y en uno de los personajes más icónicos de la cultura pop.

Ahora Sonic no es solo un personaje que podemos encontrar en los videojuegos, también ha dado un salto a la gran pantalla en este 2020 en su película bajo la dirección de Jeff Fowler y con un elenco que reúne a James Marsden y a Jim Carrey como su antagonista.

Esta película nos divierte con su elocuencia donde hemos visto a este erizo azul correr a la velocidad de la luz, cantar, bailar, hacer grandes referencias a la cultura pop, practicar deportes y romper la cuarta pared para contarnos esta historia que ahora podemos ver en todas las salas de cine.

Sonic cumple con todas las expectativas

Sonic

Sonic, la película, ha logrado ser una adaptación decente para el mundo de los videojuegos, donde últimamente las adaptaciones de este tipo de personajes en el cine no habían tenido mucho éxito perdiendo la esencia del mismo o simplemente fracasando por no acercarse en nada al concepto original.

Con antecedentes como Detective Pikachu, muchos querían ver esta adaptación después de los tropiezos que tuvo durante su producción cuando se tuvo que cambiar el diseño del personaje por no haber estado a la altura en el primer adelanto de la película y que finalmente con este estreno vemos que ha mejorado considerablemente.

La historia que vemos en este largometraje es simple pero cumple con lo esperado. El entretenimiento está garantizado, la banda sonora acompaña muy bien al personaje donde además podemos escuchar algunos temas de bandas como Queen, The Poppy Family o de artistas como Kelly Finnigan, y la química entre James Marsden y el erizo diseñado con tecnología 3D es sumamente genial en pantalla.

Jim Carrey regresa por todo lo alto en una historia simple y muy divertida

sonic

Jim Carrey por su lado ofrece lo que mejor sabe hacer. Este ha sido un gran regreso al cine por parte de un actor que ha divertido por más de 30 años a la industria con su personalidad extrovertida y sus ingeniosas frases. La diversión está a pleno en cuanto el Doctor Robotnik mejor conocido como «Doctor Eggman» interpretado por Carrey aparece en la pantalla y se convierte en el malvado villano al que Sonic debe vencer para no abandonar nuestro planeta y perder a sus nuevos amigos.

Nuevas y posibles adaptaciones podrían tener un gran futuro

Sonic

Está claro que este es un gran avance para las adaptaciones de los clásicos personajes de videojuegos al mundo del cine. Ya con el éxito de Detective Pikachu junto a Ryan Reynolds y con una moderada aceptación que está teniendo Sonic al debutar con un 64% de aprobación por la crítica y 94% por la audiencia según Rotten Tomatoes podría suponer un futuro muy interesante para nuevas y posibles adaptaciones que aun no han llegado a Hollywood.

Finalmente, una película simple y con un guión sin mucho que aportar nos ha regalado una aventura divertida y muy agradable enfocada más hacia el publico infantil de la que podemos disfrutar de la nostalgia al ver a este personaje con más de 30 años en el mercado e irnos a casa con un gran sabor de boca y sabiendo que ha sido un acierto para la industria.

Ender Arrieta

Ingeniero de computación. Amante del cine, la música y las series de TV. Disfruto de la cultura pop y el mundo geek. Adicto a los vinilos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar