Seis diferencias entre las películas de Harry Potter y los libros

Seis puntos en los que las películas de Harry Potter cambiaron respecto a los libros

Todos sabemos que cuando compramos una entrada para ver en el cine la adaptación de un libro que nos ha encantado, nos va a decepcionar. Es cierto, por muy buenas que sean las adaptaciones siempre va a haber cambios: desde el aspecto de los protagonistas que no es al que nos habíamos imaginado hasta algunos puntos que no pudieron ser rodados ya que el resultado hubiera sido un metraje de miles de horas. Hay quienes creen que las adaptaciones de Harry Potter han sufrido bastante en sus adaptaciones al cine ya que muchas de las cosas que nos marcaron en las novelas, no tuvieron su aparición en la gran pantalla.

Dorkly ha recopilado a través de varias viñetas seis de los más sorprendentes que cambiaron en las adaptaciones al cine de los libros de Harry Potter. Desde la ausencia de Dobby, el elfo doméstico desde la Cámara Secreta hasta Las Reliquias de la Muerte Parte 1, hasta el olvido del hospital de San Mungo en donde acontecieron varias tramas interesantes como el reencuentro con Gilderoy Lockhart.

En el futuro Harry Potter tendrá su adaptación al teatro, una obra que ya ha revelado su reparto. Habrá que ver si cumple con las expectaciones de los aficionados y no cambia tantos asuntos como las películas:

1.- El Cáliz de Fuego: El tono con el que Dumblendore le hablaba a Harry tras descubrir su nombre en el Cáliz de Fuego es en las novelas el de un señor mayor preocupado por su joven protegido. Sin embargo en las películas podemos ver cómo el director de Hogwarts casi agrede a Harry.

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

2.- Ginny Weasley: Las novelas nos mostraron a una muchacha inteligente y resolutiva que nada tiene que ver con la pánfila chiquilla que enamoró a Harry en las películas. Toda una damisela en apuros que nada tiene que ver con los libros.

3.- Dobby: Después de los acontecimientos en La Cámara Secreta pudimos ver en varias ocasiones a Dobby como trabajador de las cocinas de Hogwarts (otro de los asuntos que olvidaron las películas). Sin embargo en el cine el elfo doméstico aparecía de forma gratuita sin avisar y sin dar explicación de su falta en los anteriores cuatro libros.

4.- Hospital de San Mungo: El hospital para curar enfermedades mágicas fue el centro de muchas historias en las novelas de Harry Potter como el encuentro con un amnésico profesor Gilderoy Lockhart o el edificio en donde el señor Weasley se recuperaba del ataque de Nagini. En las películas este centro no pasó de una mísera mención.

5.- La Profecía: En este punto las películas se portaron muy mal con Neville. Mientras que en las novelas se jugó con la duda sobre si el hijo de los Longbottom o el de los Potter sería el elegido, el cine se encargó de dejárnoslo claro: No hay más elegido que Harry Potter.

6.- Neville Longbottom: Lo dicho, las películas no hacen justicia a Neville. En las novelas el hijo de los Longbottom evoluciona de un torpe mago a un buen hechicero que ayuda a Harry y los demás en muchos momentos. En el cine Neville pasa de ser el pringado de la clase a un musculoso mago.

Publicaciones relacionadas

Cerrar