Sony pudo hacerse con los derechos de los héroes de Marvel en el cine

Sony pudo hacerse con los derechos de los héroes de Marvel en el cine

A Marvel le está yendo muy bien en el cine. La casa de cómics forjó una gran alianza con una Disney insaciable para dar forma al UCM (Universo Cinematográfico de Marvel) que nos ha presentado al Iron Man de Robert Downey Jr., al Capitán América de Chris Evans o incluso al Dr. Strange de Bennedict Cumberbatch, y que ahora se aproxima a uno de sus mayores estrenos, Vengadores: Infinity War. Sin embargo, todo pudo haber sido muy distinto.

El Wall Street Journal ha revelado un fragmento del libro The Big Pictures: The Fight for the Future of Movies en el que Ben Fritz, autor de la obra, revela que un ejecutivo de Sony pudo haberse hecho con la gran mayoría de los derechos de estos superhéroes en el cine. Yair Landau era el encargado, en 1998, de hacerse con los derechos de Spider-Man para la gran pantalla. El joven ejecutivo, aprovechando la reciente salida de la bancarrota de Marvel, contactó con el director ejecutivo para iniciar las negociaciones, aunque este fue mucho más ambicioso.

«El director ejecutivo de la compañía respondió a la solicitud de Sony con una propuesta mucho más agresiva: le vendería a Sony los derechos de Iron Man, Thor, Black Panther, Ant-Man y más por 25 millones de dólares». En una bonita y dulce bandeja de plata, Landau llevó esta oferta a los mandamases de Sony, pero su respuesta fue clara: «a nadie le importa ninguno de los otros personajes de Marvel. Regresa y consigue un acuerdo solo por los derechos de Spider-Man«.

Probablemente, ahora, todos recuerden aquellas palabras con bastante frecuencia. Tras todo aquello, los derechos se encuentran repartidos entre Sony Pictures, Disney y la 21st Century Fox, aunque los acuerdos se han ido sucediendo y todo parece irse unificando.

¿Cómo serían las cosas ahora si los jefes de Yair Landau hubieran accedido a la propuesta de Marvel?

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar