Spider-Man le cuesta a Marvel cero y otros datos curiosos del acuerdo con Sony

El dilema de los derechos de Spider-Man entre Sony y Marvel ha durado bastantes meses. Tras todo este tiempo, al fin hemos podido conocer por qué se han demorado tanto en conseguir un acuerdo: las negociaciones han sido arduas y contienen muchas anotaciones y premisas que cumplir por ambas partes. Os explicamos las que se han dado a conocer gracias a The Hollywood Reporter.

En primer lugar y por extraño que parezca, Marvel no ha pagado ni un solo centavo por conseguir que Spider-Man se sume al equipo de Los Vengadores. A pesar de que anteriormente había ofrecido miles de millones por él. Esto se debe a que la firma de cómics podrá producir películas del arácnido con cierta libertad, pero no recibirá ninguna parte proporcional de los ingresos de la taquilla, puesto que toda la recaudación irá exclusivamente para Sony. Marvel, en cambio, se queda con la oportunidad de explotar el merchandising de las cintas, entendiéndose esto como los clásicos muñecos, disfraces e incluso su presencia en los parques de Walt Disney. Se produce lo que en teoría de la negociación se conoce como un win-win: ambos ceden parte de sus ganancias para que sendas partes acaben ganando. Pudiera decirse que Marvel está "alquilando" al personaje para rodar sus largometrajes.

El nuevo Spider-Man, que estaría representado por otro actor más joven que Andrew Garfield, aparecería por primera vez en Capitán América: Civil War, antes de tener su película individual en julio del 2017. Estaríamos hablando de un nuevo reboot, en el que Peter Parker regresaría al instituto y a sus inicios como el protector de Nueva York. En cuanto al nuevo rostro visible que hará de Peter Parker, aunque se decidiría en conjunto entre Marvel y Sony, sería la japonesa la que tendría la última palabra sobre esta elección.

A nivel organizativo, los detractores de The Amazing Spider-Man 1 y 2 estarán de suerte, puesto que su director, Marc Webb, no volverá a estar al cargo de otro filme más de este héroe. En lo relativo a la producción, Kevin Feige sería quien asumiría este rol a petición de la propia Sony. En el caso de que este hombre abandonara su puesto, ya han solicitado relevarlo por Avi Arad y Matt Tolmach como productores ejecutivos.

Lo único que quedará del antiguo mundo de Spider-Man de Andrew Garfield serán los spin-offs que ya estaban planeados, que son el de Los Seis Siniestros, Venom y Spider-Woman. Esto supone la desaparición completa de The Amazing Spider-Man 3.

La rumorología no se iba a dejar de hacer notar en unos acuerdos tan extensos y misteriosos como los que estáis viendo aquí. Del lado de Marvel, se comenta que este paso forma parte de un plan mayor para recuperar definitivamente los derechos al completo del trepamuros. Disney, por su parte e hipotéticamente, estaría avanzando en su intención de adquirir Sony Pictures en el presunto día en el que éste pusiera sus derechos a la venta.

Como podéis ver, había muchos aspectos que concretar. Es lógico que se haya tardado tanto en llegar a un punto común. ¿Qué os parecen todo este desglose? ¿Os parece buena idea el resultado final de las negociaciones?

Publicaciones relacionadas

Cerrar