Star Wars: Los Últimos Jedi revela sus secretos más importantes

Star Wars: Los Últimos Jedi revela sus secretos más importantes

Star Wars: Los Últimos Jedi ya está en cines y acaparando la recaudación de las taquillas de todo el mundo, aunque una parte de los fans no se ha tomado muy bien los sucesos que acontecen en ella. Conforme pasan los días conocemos más detalles de lo que habríamos podido ver en la película, pero pese a ello siempre quedan algunas dudas que flotan en el aire y que protagonizan los debates entre fans. A ellos da respuesta la guía oficial de la película.

O más bien el Diccionario Visual de Star Wars: Los Últimos Jedi, un compendio de datos que ha llevado a cabo Pablo Hidalgo, gestor de contenidos de Lucasfilm, que, como ya hizo con El Despertar de la Fuerza y Rogue One, ha reunido varios aportes que contribuirán a que los fans tengan algunas ideas algo más claras. Por ejemplo, estas que nos trae Gizmodo:

El funcionamiento de los bombarderos en el espacio: ¿Cómo pueden unas naves especiales esperar lanzar bombas en el espacio… donde no hay gravedad que las haga caer? La respuesta oficial es que dichas bombas están imantadas.

El anillo de Snoke: Se especulaba con que Snoke lleva un cristal Kyber en su anillo, pero no es así. Es obsidiana de las catacumbas de la fortaleza de Darth Vader en Mustafar.

El destino del Escuadrón Negro: El antiguo grupo de Poe podría estar entre los enviados a otros puntos de la galaxia tras el ataque a la base Starkiller, por lo que Snap Wexley y Jess Pava podrían seguir con vida.

El peinado de Leia: El cambio de estilismo de la comandante Organa tiene un sentido. Se trata de una «trenza de luto de Alderaan», que llevaría en memoria de Han Solo.

El Teräs Käsi vive: El estilo de combate sin armas de Star Wars que se popularizó en el juego de PlayStation entra en canon tras ser usado por la Guardia Pretoriana de Snoke.

Los intereses sentimentales de Poe Dameron: Muchos fans esperaban que Dameron saliera del armario y reconociera una atracción hacia Finn, pero parece que el personaje de John Boyega ha encontrado otra media naranja. La guía no aclara las preferencias de Dameron, solo indica que tiene un anillo de su madre que algún día «espera compartir con la pareja adecuada».

El sistema de seguimiento a velocidad luz: La tecnología que usa la Primera Orden para seguir a la Resistencia en estos grandes saltos es bastante compleja. Según la guía, el sistema de rastreo está en la nave de Snoke, y allí está contenido en un área donde dobla la luz y el tiempo creando las condiciones para que los ordenadores puedan hacer los cálculos necesarios.

Las naves de la Resistencia no iban del todo vacías: Puede que los humanos se reagruparan en la nave principal durante la huida de la Primera Orden, pero eso no quiere decir que fueran vacías. Los androides permanecieron en ellas, siendo destruidos junto con los transportes.

La Primera Orden también tiene niños en sus filas: Finn cuenta que la Primera Orden secuestra niños a temprana edad para lavarles el cerebro y unirlos a sus filas, aunque no siempre contra su voluntad. Los seguidores más entusiastas son, de hecho, niños inculcados en estas enseñanzas desde edad temprana. Eso sí, no entran en combate hasta la edad adulta.

Nadie cocina el Porg como Chewbacca: Lo mejor de estos escandalosos y molestos pájaros orejudos no es su carne, como cabría pensar, sino sus patas, una delicatessen para un wookie.

¿Has ido ya al cine a ver Star Wars: Los Últimos Jedi?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar