Star Wars da a conocer al padre de Darth Vader

Se resuelve, por fin, el misterio de los midiclorianos.

Star Wars Darth Vader

Todo aquel que haya seguido la saga Star Wars, desde el episodio IV hasta el reciente episodio VIII, pasando por un Despertar de la Fuerza distinto al que se había ideado, sabe que uno de los grandes misterios es quién fue o es el padre de Darth Vader. El mismísimo Anakin Skywalker, padre del Luke al que gritaría una de las frases más célebres de la historia del cine, siempre ha tenido un origen confuso y extraño. Un nacimiento procedente de una anomalía que se reflejaba en el Episodio I con la conversación entre Shmi y Qui-Gon Jinn que ahora tiene cierta explicación detrás.

El número 25 de Darth Vader, el nuevo cómic oficial que viene de la mano de Disney y Marvel, revela quién fue el responsable de este nacimiento. No vamos a decirlo todavía para evitar cualquier posible spoiler no deseado, pero, si quieres saberlo, será mejor que sigas leyendo en el siguiente párrafo.

“No hubo padre. Yo le di a luz y lo crié, y no sé explicar lo que pasó”. Esta frase de Shmi al maestro jedi tiene parte de verdad y parte de mentira, porque sí hubo padre. La anomalía de midiclorianos que dejó embarazada a esta mujer de Tatooine la provocó Palpatine, también conocido como Darth Sidious. En una de las viñetas del cómic se ve cómo este sith se acercó a ella aprovechando la Fuerza y la dejó encinta.

Star Wars Darth Vader Nacimiento

En cierto modo, es algo que podía vaticinarse. Durante el Episodio III, el mismo Palpatine mantiene una conversación con un confuso Anakin en la que le habla de Darth Plagueis, el gran Sith que fue capaz de crear vida con sus poderes. Sidious, que está fuertemente relacionado con esta malévola figura, siguió sus pasos para originar al Jedi de la profecía, aunque antes tuvo que atraerlo al lado oscuro para convertirlo en su pupilo. ¿Veremos algún resquicio de esto en el Episodio IX que trae de vuelta a Abrams como director?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar