Super Mario Bros.: La película cumple 24 años y repasamos algunas curiosidades que no sabías

14603

La controvertida adaptación al cine de Super Mario Bros. se estrenaba hace hoy 24 años en Estados Unidos, donde apenas cosechó éxito debido, entre otros factores, al gran fenómeno que supuso la llegada a los cines de Parque Jurásico apenas dos semanas después de su estreno. En cualquier caso, los fans de los videojuegos no quedaron satisfechos con el resultado.

Tanto Mario como su hermano Luigi no fueron representados en la pantalla conforme los seguidores de los juegos habrían deseado, al igual que otros personajes a los que también hacemos mención en la galería de curiosidades que hemos preparado para la ocasión. No obstante, esta disparidad forma parte del eterno debate en torno a los videojuegos y sus respectivas adaptaciones, que pocas veces son del gusto de los fans más acérrimos.

Al margen de estos cambios, que repasaremos a continuación, la película de Super Mario Bros. también tuvo otros problemas que, desde la concepción del guion y más tarde durante el rodaje, acabaron por afectar al resultado final. Aún con todo, el film es recordado hoy en día con gran cariño por muchos de los espectadores que, en aquel entonces, acudieron a las salas de cine a encontrarse con las versiones en acción real de Mario, Luigi y el resto del equipo.

1. Durante los títulos de crédito iniciales puede escucharse la melodía original del videojuego, un guiño con el que los directores, Annabel Jankel y Rocky Morton, quisieron ganarse a los fans desde el mismísimo inicio de su adaptación cinematográfica.

2. Yoshi hace acto de presencia en la película de un modo muy diferente a los juegos. A excepción del color verde, su aspecto se asemeja más al de un Tyrannosaurus Rex en miniatura que al del aspecto que recordaban los seguidores de los videojuegos.

3. El punto anterior es especialmente irónico dado que parte del fracaso del film radicó en que, solo dos semanas después, llegaba a las carteleras estadounidenses la primera entrega de Parque Jurásico, que contaba con un dinosaurio similar que sí se ganó el favor del público.

4. Los conocedores de los videojuegos se sorprendieron al comprobar cómo los responsables del guion habían representado a Luigi como el más valiente y confiado mientras a Mario le habían reservado la otra cara de la moneda. El protagonista era, al contrario que en los juegos, el más temeroso de los hermanos.

5. No obstante, los cambios no concluyeron en sus personalidades. Los directores y el equipo encargado del vestuario decidieron mantener los colores de Mario y Luigi, rojo y verde respectivamente, aunque ni llevaban guantes ni lucían sus iniciales en sus gorras.

6. Aunque Bob Hoskins fue quien finalmente interpretó a Mario, los productores barajaron incorporar a Dustin Hoffman en primer lugar, pues sus hijos eran grandes seguidores del personaje. También llegaron a considerarse Danny de Vito e incluso Tom Hanks; no obstante, Hoskins era la opción más asequible y más vinculada al cine infantil tras su participación en Hook o Roger Rabbit.

7. En una entrevista concedida a The Guardian en 2007, el propio Bob Hoskins fue preguntado por la peor película que había realizado a lo largo de su carrera. Sin pensárselo dos veces, señaló a Super Mario Bros.: "Fue una maldita pesadilla“, comentaba el actor al respecto.

8. No fue una decisión sorprendente dado que, durante la filmación de la película, el intérprete británico se lesionó en múltiples ocasiones. Las malas lenguas cuentan que se rompió un dedo, estuvo a punto de electrocutarse y tuvo que retirarse del set de rodaje hasta cuatro veces a causa de algún contratiempo.

9. El film contó con un presupuesto aproximado de 42 millones de dólares, una cifra elevada dada la recaudación posterior. Según recoge el portal especializado IMDB, en Estados Unidos únicamente generó una taquilla de poco menos de 21 millones, por lo que el proyecto supuso un fracaso estrepitoso para sus productores.

Super Mario Bros.: La película cumple 24 años y repasamos algunas curiosidades que no sabías

Cerrar