Una de las teorías más populares de Vengadores: Infinity War es tumbada por los cómics

No, esa no era la voz de Pepper Potts.

Vengadores Pepper Potts

Ahora que el primer tráiler de Vengadores: Endgame está tan reciente y que ha impactado tanto entre todos, Marvel sigue moviendo la maquinaria con un cómic que resulta bastante esclarecedor. La compañía, que ya ha desmentido aquel nombre que Mark Ruffalo difundió para este largometraje, ha adaptado todo Vengadores: Infinity War para llevarlo al formato cómic, con una versión que sirve para aclarar un fragmento del filme original y disipar cualquier tipo de duda. La conversación entre Tony Stark y Pepper cuando este está en la nave de Ebony Maw no era como muchos pensaban.

Una de las teorías que más popularidad ha ido ganando en los últimos meses defendía que, en esa charla que se corta por la falta de conexión, Potts lanzaba una última frase en la que aseguraba que iría en busca de Tony para traerlo de vuelta. En el doblaje original, la frase “I’m going too” es la última que se escucha procediendo de una voz femenina, lo que llevó a los espectadores a elaborar esta teoría. Sin embargo, el cómic, en una de sus viñetas, deja claro que no fue así. Esa voz era, en realidad, la de la nueva IA de Iron-Man, FRIDAY.

Vengadores: Infinity War Comic

La confusa situación en el filme, con una conexión que se va perdiendo con multitud de interferencias de por medio, además de la coincidencia de que ambas tienen voz de mujer, es lo que llevó a muchos a pensar que, en efecto, Pepper Pots podría haberlo dejado todo a un lado para enfundarse en una armadura e ir a rescatar a Tony Stark. Puede que esta publicación descarte dicha idea, pero lo hace a medias. Debemos recordar que, hace no mucho, Gwyneth Paltrow (quien da vida a Pepper en las películas), publicó una fotografía en la que portaba una armadura. Un claro indicativo de que, en efecto, podremos verla en acción con el largometraje que se estrena el 3 de mayo de 2019.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar