The Legend of Spyro 3D: cuando Spyro coqueteó con el cine

Hoy tiene todas las papeletas de ser un gran día para los amantes del dragón púrpura que levantó pasiones en 1998. Todos los rumores apuntan a que esta noche se hará oficial el anuncio de Spyro The Dragon: Treasure Trilogy, una remasterización/remake de la trilogía original de videojuegos lanzados en la primera PlayStation que traerá de vuelta todo aquello que la hizo grande y la readaptará a los tiempos actuales con un buen lavado de cara y, esperamos, alguna que otra novedad adicional.

Va a ser la oportunidad perfecta para que los nostálgicos vuelvan a recibir otro pellizco en su corazón y para que los más nuevos conozcan a uno de los iconos de la industria del videojuego. Creado por Insomniac Games y ahora propiedad de Activision, lo cierto es que, aunque las más recordadas son sus tres primeras, este dragón ha tenido multitud de aventuras en diferentes plataformas y algún que otro spin-off con un resultado poco agraciado. De hecho, se tanteó el terreno incluso para el lanzamiento de una saga de películas.

Un proyecto que comenzó a forjarse hace más de una década pero que, al parecer, jamás logró llegar a buen puerto. Su nombre era The Legend of Spyro: 3D, y se trataba del primer largometraje de toda una serie con la que pretendían hacer que Spyro no solo volviera a la fuerza de su juventud, sino que la pisoteara y se convirtiera en algo que brillara con más intensidad que nunca. La idea prometía y los nombres que sonaban tras ella, también.

La historia de este filme comenzaría con el nacimiento de Spyro. Criado entre libélulas, simplemente se consideraba una más, aunque algo (bastante) distinta. Al poco tiempo descubriría que no solo era un dragón, sino que también uno destinado a cumplir una profecía con la que cambiar el mundo por completo. Así, partiría para cumplirla acompañado de su compañero Sparx (el mismo que en los videojuegos), aunque se toparía con Cynder, un dragón hembra de color negro muy poderoso.

Lejos de caer en el culmen de la originalidad, el argumento bebía bastante de varios videojuegos del personaje. No contaba con un reparto de voces confirmado, pero sí tenía varios nombres asignados para hacerse cargo del guion, de la dirección y la producción. Entre ellos podíamos encontrar a Mark A. Z. Dippé como director (efectos especiales en Parque Jurásico, dirección de Spawn, etc.) o incluso a John Davis como uno de los productores (quien había trabajado también como productor en Eragon).

El estreno de The Legend of Spyro: 3D estaba fijado para las navidades de 2009 tanto en Estados Unidos como en Canadá; pero un cambio de última hora movió la fecha a abril de 2010. Lo que finalmente sucedió es que, acercándose a la cita señalada en el calendario, no había ni un anuncio ni nada que confirmara el salto del dragón a la gran pantalla. Poco más tarde, uno de los guionistas, Daniel Altiere, confirmaría que el proyecto se había cancelado por completo. ¿La razón?, un cambio por parte de Activision, que quería llevar la franquicia por otros derroteros en los que posteriormente veríamos a Skylanders y demás.

Nada de tráilers, nada de actores de doblaje, ni tan siquiera alguna imagen o filtración de la documentación de este filme. Todo quedó en el limbo para acabar derrumbándose por completo en un golpe de timón. Pudo haber sido algo muy grande; pero, al final, quedó en una serie de lanzamientos que se fueron viniendo abajo. Quizá ahora, con esta Treasure Trilogy, Spyro logre coger carrerilla para embestir a la gran pantalla, esta vez, de verdad.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar