The Thing: Su ambiguo final podría tener una explicación después de 34 años

The Thing: su ambiguo final podría tener una explicación después de 34 años

The Thing, o La Cosa, como la conocemos mejor en España, es una de las películas de cine fantástico considerada como obra maestra. Además de eso la película de John Carpenter, estrenada en 1982, ha guardado durante todos estos años un secreto por el que los fans de esta película darían lo que fuera para que se revelara.

Estamos hablando de su ambiguo final y la verdadera identidad del protagonista de la película, R.J. McReady, interpretado por Kurt Russel. Al final de la película, él y Childs (Keith David), se sientan en la nieve para descansar, rodeados de la más absoluta devastación tras haber arrasado la base con la intención de destruir a la criatura extraterrestre.

La escena está rodada de una forma que te hace pensar que la criatura capaz de cambiar de forma, se ha transformado en alguno de los dos supervivientes para así burlar a la muerte y escapar. Fue el propio Carpenter el que quiso mantener este final ambiguo y no dio respuestas en su momento sobre si uno de los dos personajes es o no es La Cosa. Te contamos la posible explicación en la siguiente página.



Y ahora, después de 34 años de teorías, suposiciones y demás quebraderos de cabeza, es posible que el misterio esté a punto de ser resuelto, pues la respuesta podría estar en una nueva edición especial en Blu-Ray que sale a la venta en octubre. Incluye una versión comentada de la película en la que participa Dean Cundey, que colaboró con Carpenter en la película, y fue Cundey el que ya en su día dijo que él mismo y Carpenter habían ideado una forma sutil de diferenciar qué personaje es humano y qué personaje no lo es.

“Estábamos buscando una manera sutil de decirle al espectador quienes podrían ser humanos. Al ver la película notarás que siempre hay un brillo en los ojos, un pequeño destello que da vida a la mirada del actor”.

Con esto dicho, solo queda esperar a ver si es cierto que este gran misterio del cine se resuelve de una vez por todas.

Cerrar