Titanic: James Cameron aclara la polémica en torno a Jack y el tablón flotante

Titanic: James Cameron despeja definitivamente las dudas en torno a Jack y el tablón flotante

Desde el estreno de Titanic hace veinte años, el público ha dado vueltas y más vueltas al famoso tablón de madera sobre el que se posaba el personaje de Rose hasta que los botes salvavidas la rescataron. En opinión de gran parte de los fans, esa tabla era lo suficientemente grande como para albergar también a Jack, que finalmente se bajaba y acababa congelándose en las gélidas aguas del océano.

En su momento el director de la película confesaba que la muerte de Jack había sido “una decisión artística” puesto que el film giraba en torno a “la muerte y la separación”. En cualquier caso, y al contrario que otros muchos, James Cameron siempre ha defendido que esta escena se apoyaba en fundamentos científicos que le daban total credibilidad. En otras palabras: ninguno de los dos hubiese sobrevivido si ambos se hubieran subido al tablón.

Pese a las críticas, e incluso a la prueba que hace unos años llevaron a cabo desde el programa televisivo Mythbusters, que mostraron el modo en que podrían haberse salvado ambos protagonistas; Cameron ha querido despejar definitivamente la incógnita en unas recientes declaraciones a Vanity Fair:

“Yo estuve en el agua con la pieza de madera, colocando a la gente sobre ella durante aproximadamente dos días, y estudiando con exactitud si era lo suficientemente boyante como para soportar el peso de una persona (…) sin que su cuerpo estuviera sumergido en el agua para que pudiera sobrevivir las tres horas hasta que llegara el barco de rescate”, ha apuntado a modo de aclaración.

En su opinión, uno de los dos estaba condenado y el guión decidió que fuera Jack el que se sacrificara por su amada Rose. ¿Crees que el realizador canadiense está en lo cierto?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar