Tocar la guitarra mientras se practica karate es difícil, pero no imposible

Compaginar aficiones puede ser algo muy duro. No siempre se tiene suficiente tiempo de ocio como para disfrutar de más de un hobby y, en no pocas veces, hemos de aparcar uno para darle más atención al otro. Esto en términos generales, puesto que siempre hay quien se las ingenia para hacer más de una cosa a la vez. Aunque ello suponga tocar la guitarra y practicar karate.

Os hablamos del protagonista del vídeo que os traemos, un hombre que ha sabido equilibrar a la perfección sus dos mejores habilidades para dar como resultado una escena tan pintoresca como la que se puede apreciar. En primer lugar, toca una canción con su guitarra eléctrica, lo cual ya de por si es loable, pero en los descansos de la melodía, se dedica a romper tablas con la mano. Siguiendo el clásico estilo de este arte marcial.

Para empeorar la situación, el número de tablas a romper cada vez es mayor y la primera de cada hilera está envuelta en llamas. En la última, la cosa se vuelve realmente complicada. Si os apasionan ambas aficiones o queréis ver cómo un hombre es capaz de hacer dos cosas a la vez, no tenéis más que reproducir el vídeo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar