Vengadores: Infinity War: Los directores explican por qué Thor también tiene culpa del final

(Atención: esta noticia contiene SPOILERS de Vengadores: Infinity War).

Tras haberse estrenado en las salas de cine de medio mundo, Vengadores: Infinity War sigue generando numerosos e intensos debates con motivo de sus acontecimientos. El largometraje, que ahora también está dando que hablar por su crossover con Fortnite: Battle Royale, tiene un desenlace tremendamente agrio y dramático, con la desaparición de la mitad de la población de todo el universo por… ¿culpa de Thanos? Para los espectadores, hay personajes principales que también son responsables de este fatal desenlace y, para los directores, hay un nombre sobre el que se debería volcar también cierto enfado.

Tal y como explica Joe Russo en una entrevista concedida a Comic Book, «los fans también podrían estar enfadados con Thor«, en referencia al enfado que hay por Star Lord y ese arrebato que destrozó los planes del equipo para arrebatar el Guantelete del Infinito al titán púrpura. Según el hermano Russo, el Dios del Trueno «decidió lanzar su hacha al pecho de Thanos en lugar de su cabeza porque quería decirle a Thanos que había conseguido su venganza».

Esa sed vengativa del hijo de Odín y hermano del fallecido Loki le habría hecho realizar un acción bastante egoísta. Este movimiento concedió a Thanos el tiempo suficiente para realizar su letal chasquido de dedos, algo que se podía haber evitado si hubiera arrojado su arma al lugar adecuado y que el propio villano susurra a Thor justo antes de aniquilar a la población del universo.

Las cosas podían haber sido muy distintas y, ahora, todas las miradas están puestas en mayo de 2019, cuando Vengadores 4 se estrenará en cines. Un largometraje que aspira a ser mucho más duro que el que ha llegado recientemente y que quiere asentar los pilares para construir la Fase 4 del UCM, una que incluso podría traer fichajes como los X-Men.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar