Wonder Woman: Gal Gadot podría abandonar la secuela si Warner no despide a Brett Ratner

El escándalo sexual en torno a la industria hollywoodiense continúa creaciendo cada día. En las últimas horas ha sido Ellen Page la que ha acusado al director Brett Ratner, sobre el que ya recaen diversas denuncias de acoso sexual, de dedicarle palabras soeces durante el rodaje de una película. Por eso no sorprende que una actriz como Gal Gadot, que se ha erigido bandera del feminismo tras encarnar a Wonder Woman, haya expresado sus reservas a compartir proyecto con alguien como él.

Según publica PageSix, la intérprete habría amenazado a Warner Bros. con abandonar la secuela si no se deshace de Ratner, que ejerció como productor de la primera entrega de Wonder Woman a través de su compañía, Rat-Pac Dune. Dado que Gadot aún no habría firmado el contrato, se encontraría en una posición privilegiada para asegurar el despido del productor, que volvería a participar en esta segunda entrega de la saga de la superheroína.

Tanto el representante de la actriz como de Ratner han negado esta información, que Warner ha tachado incluso de “falsa” según apunta el medio estadounidense. Sin embargo, una fuente cercana a la productora asegura que la intención de Gal Gadot es apartar a Ratner cueste lo que cueste, aún mediante su propio abandono si fuese necesario. Al fin y al cabo, la intérprete estaría convencida de que esta clase de actuaciones, las que afectan a “la cartera”, son las que pueden hacer más daño a los acosadores de Hollywood.

Cerrar