Las tazas de El Rey León con las que tendrás el mejor desayuno

Empezando la mañana así, serás todo un Rey León.

Si quieres empezar el día con un desayuno de reyes, qué mejor forma de darte el gusto de tomar café o cacao en una taza del Rey León de Disney. Están pensadas para darte el mejor diseño y la mayor funcionalidad posible, para que levantarse por la mañana sea menos aburrido y mucho menos duro.

Tienes a tu disposición una variada selección de tazas de El Rey León que te encantarán por su cuidadas formas y geniales precios. Así que si eres un fan de este clásico animado de Disney, no te olvides de que estas son las mejores tazas que puedes comprar con tu dinero.

La taza de Simba bebé

Si estabas deseando desayunar en una taza original, no hay nada mejor como comenzar el día de buena mañana con esta hecha a la forma de la cabeza del pequeño Simba. Nos parece una taza de El Rey León soberbia, ideal para los que quieren ser diferentes al resto de los mortales.

Cafés con el Rey León de Disney

Esta es una taza muy colorida y que también tiene a Simba como protagonista, esta vez en forma de ilustración risueña. Tendrás hasta 250 ml para disfrutar de tu café o cacao, suficiente para convertirte en el Rey León que llevas dentro.

Sé un Rey León con estilo

Para ser un auténtico Rey León, no se puede renunciar al estilo y esta taza te lo da todo, sin pedir nada a cambio. Si te gusta la sabana africana y sus árboles, te fascinará el diseño de esta taza de 320 ml, lista para darte un buen festín de muy buena mañana.

Mufasa y Simba en la roca

Hay muchos momentos icónicos en el Rey León, pero quizás uno de los más especiales llega cuando Mufasa le muestra a Simba los confines y alcance de su reino. Así, con esta taza que recoge tan bello instante, podrás desayunar muy temprano, pensando en que el día se rendirá a tus pies.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.
Cerrar