5 maquetas de coches para desafiar tus habilidades de construcción

Coches clásicos, de carreras y del cine.

El coleccionismo no conoce límites. Esta noble (y cara) afición ha proliferado con los años y hoy en día se colecciona cualquier objeto de una misma temática como figuras de videojuegos, pines o libros de arte. Sin embargo, las maquetas se pueden considerar parte del coleccionismo más convencional que está muy relacionado con hechos históricos, la aviación o la automoción. Por eso hoy queremos seleccionar las mejores maquetas de coches para que disfrutes montándolas pieza a pieza.

Hay una gran variedad de modelos que recorren la historia de los grandes Rallys y circuitos del mundo, pero también podrás encontrar joyas cinéfilas como el mítico DeLorean de Regreso al Futuro. Si te gusta el coleccionismo de coches, a continuación tienes 5 modelos imprescindibles que tienes que tener.

El coche antiguo más deseado

Este modelo francés es el legendario Renault R8 Gordini y contiene 117 piezas para montarlo fácilmente siguiendo todos los pasos del manual de instrucciones. Ideal para los coleccionistas.

El coche clásico de Shelby

Elegante y distintivo, el Shelby Mustang GT 350 H es un modelo clásico para los amantes de los coches. Es una reproducción fiel al original en la carrocería y el capó del motor se puede levantar.

LEGO se va de Rally

LEGO tenía que estar en esta lista con un modelo especial de Audi Sport quattro S1 de 1985 que tiene 250 piezas, incluida una minifigura del piloto. Este coche es ideal para niños mayores de 7 años.

El ganador de 1993

El Toyota Celica GT Four es uno de los modelos de coches más emblemáticos de la automoción por su victoria en el rally de Montecarlo en 1993. Una vez montadas las piezas, se decora con las pegatinas.

El DeLorean de Marty McFly

En el cine también hay coches históricos como el DeLorean de Regreso al Futuro, un vehículo que utilizó Marty McFly y Doc para viajar a distintas épocas. Pero esta réplica viene de una sola pieza.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar