¿Qué son las bolas de Dragón?

Conoce el origen de las bolas de Dragón y todas las que existen.

Akira Toriyama creó una de las historias más épicas que se han visto en la animación. Dragon Ball es un referente en todo el mundo y a día de hoy la franquicia está más viva que nunca a través de la serie, los mejores juegos y todo tipo de merchandising. La trama inicial tenía cierto halo de misterio por la existencia de un artefacto mágico conocido como bolas de dragón. Incluso el título de la serie hace referencia a este objeto, pero ¿sabemos realmente qué son las bolas de Dragón? Si eres nuevo en Dragon Ball, a continuación te explicamos todo lo que tienes que saber sobre ellas.

La primera referencia a las bolas de Dragón aparece en el primer episodio. Goku tiene un encuentro muy accidental con Bulma, una joven que busca las bolas de Dragón. La trama inicial gira en torno a este artefacto. Las bolas de Dragón son 7 esferas mágicas de color naranja cristalino que están escondidas en el planeta Tierra. Cada esfera se diferencia porque están marcadas con el número de estrellas correspondiente. El usuario que encuentre todas las bolas de dragón puede invocar a un dragón para que le conceda varios deseos. Por ejemplo, en un principio el deseo de Bulma era almacenar millones de fresas porque era su comida favorita. Sin embargo, los dragones pueden revivir personas que han perecido y en malas manos es un arma de doble filo.

Origen de las bolas de Dragón

Para entender el funcionamiento de las bolas de Dragón, habría que empezar por el principio. Estas fueron un obsequio de los Kaio-Shin a los habitantes del planeta Namek por ser bondadosos y pacíficos. Los Kaio Shin sólo permitieron que los namekianos del Clan Dragón crearan las esferas, así que el líder llamado Saichoro (el Gran Patriarca o el Gran Anciano) creó las bolas de dragón y repartió una a los seis Choro o jefes de cada aldea. Su labor es cuidar de las bolas y entregarlas a alguien digno de pedir un deseo. Cuando murió Saichoro eligió sucesor para custodiar la séptima bola de Dragón.

Saichoro, el Gran Anciano
Saichoro es líder de Namek y el creador de las bolas de Dragón.

Entonces, ¿cómo llegaron las bolas de Dragón a la Tierra? En el año 261, Namek experimenta algunos cambios climáticos que obligan al entonces líder Katatz a enviar a su hijo Piccolo Daimaoh a la Tierra, donde se convierte en un Dios. Creó las esferas de dragón para dar esperanza a la humanidad, dando vida también a Shen Long (Shenron). El Dios o Kami es la parte bondadosa de Piccolo que separó sus dos personalidades mediante la fisión. La parte malvada de Piccolo bajó a la Tierra para provocar el caos y casi destruye las esferas cuando mata a Shen Long. Cuando muere Piccolo a manos de Nappa y Vegeta, las bolas se convierten en piedras hasta que fueron revividos.

En la saga de los Androides, Piccolo se fusiona con Kami para derrotarles, así que las bolas se convierten de nuevo en piedras y dejaron de existir para siempre. Ante la ausencia que dejó Kami, Goku viajó al Nuevo planeta Namek para que Dende fuera el nuevo Guardián de la Tierra. Y este creó las segundas bolas de Dragón que aún existen en la serie actual. Con ellas se han revivido a muchos personajes, sobre todo después de la aparición de Célula. Aun así, es interesante recordar todos los deseos que han concedido las bolas de Dragón.

Tipos de bolas de Dragón

Aunque estas bolas son las más comunes, están basadas en las Super Dragon Balls que son más poderosas. No obstante, las más comunes (terrestres y namekianas) tienen ciertas limitaciones a la hora de conceder deseos. Por ejemplo, las namekianas sólo pueden revivir a una persona por deseo, nunca a un grupo de individuos. Mientras que las terrestres no pueden revivir a una persona que lleve más de un año muerta ni revivir a una persona que ya haya sido revivida como le ocurrió a Goku después de su enfrentamiento con Célula. Y tampoco se puede revivir a una persona que murió por causas naturales. En resumen, hay 5 tipos de esferas con sus propias características:

  • Súper Dragon Balls: estas esferas son de mayor tamaño como un planeta, así que se encuentran repartidas entre el universo 6 y 7. Las creó el Dios Dragón Zarama y sólo puede conceder un deseo, que se activan hablando el lenguaje de los dioses como hizo Beerus para invocar a Super Shen Long.

  • Dragon Balls Namekianas: también son más grandes que las bolas terrestres, pero no tanto como las Súper Dragon Balls. Fueron creadas por el mencionado Saichoro, el Gran Patriarca de Namek. En cualquier caso, sólo se activan hablando el idioma de Namek para invocar al dragón Polunga y pueden conceder hasta 3 deseos.

Krilin con una bola de Dragón
Las bolas de Dragón de Namek son más grandes que las terrestres.
  • Dragon Balls Terrestres: una vez se concede el deseo (sólo uno), estas bolas creadas por Kami se dispersan por todo el planeta Tierra en forma de piedra. Son del tamaño de una pelota de tenis y pueden invocar a Shen Long. Estas esferas ya no existen.

  • 2º Dragon Balls Terrestres: sus características son similares a las creadas por Kami, ya que Dende utilizó el mismo molde, pero también tienen sutiles diferencias. Por ejemplo, estas esferas pueden conceder 3 deseos, a menos que requiera mucho poder que entonces sólo se podrá conceder dos.

  • Dragon Balls Definitivas: estas bolas se dispersan por toda la Galaxia también al conceder un único deseo. Fueron creadas por el Piccolo original y pueden hacer explotar al planeta donde fue concedido el deseo si no se reúnen en un año como máximo. Invoca al dragón Shen Long rojo.

Raquel Morales

Periodista. Me encanta hablar de videojuegos, series y películas. Me entrené con Lara Croft en el templo de Karnak. Camino de Grand Line.
Cerrar