Cómo derrotar a Cástor en Bravely Default II

La conclusión del Capítulo 1 en Bravely Default II te invita a enfrentarte al príncipe Cástor, quien había sido tu compañero de andanzas hasta entonces y movía los hilos de todo lo que sucedía en la sombra. Su enfrentamiento es el más duro de todos los que hayas afrontado hasta el momento y si estás aquí es porque este hijo de Sávalon se te está resistiendo más de la cuenta. No te apures, porque en nuestra guía completa de Bravely Default II te contamos qué debes hacer para vencerlo y así obtener el asterisco del Salvaje.

Mejor estrategia para vencer a Cástor en Bravely Default II

Cástor no se anda con miramientos y realiza ataques devastadores que te pueden dejar grogui en tan solo dos o tres turnos, por lo que dedica tus primeros esfuerzos a tareas defensivas. Utiliza todos los movimientos posibles con el Bardo para defender y reducir estadísiticas del rival, de modo que hará menos daño con sus ataques. Huelga decir que deberás repetir el proceso cada vez que esté disponible, mientras el Mago blanco cura (o revive en caso de que sea necesario) prácticamente en cada turno. Con todas las defensas bien posicionadas, es hora de pasar al ataque.

Aquí tienes dos opciones: un personaje con el trabajo Guardia que centre sus ataques con Crispar y un Monje que ataque indiscriminadamente o atacar con ambos personajes de manera más comedida, lo que en nuestra opinión es la opción más sensata. De este modo, si utilizas las habilidades de ambos trabajos y consigues realizar los ataques especiales de cada uno de ellos, es combate se volverá un paseo. Si quieres ser incluso más conservador, ten a uno de los personajes con el trabajo de Ladrón equipado y así podrás evitar que Cástor acumule los 3 PB para realizar su ataque más devastador de manera consecutiva.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar