Cómo derrotar a Folie en Bravely Default II

Ya te estás aproximando a la conclusión del Capítulo 2 de Bravely Default II que se desarrolla en la región de Wiswald y tras haber hecho frente a Rudy, Lily y Galahad, descubrirás que quien está detrás de todos los extraños sucesos es Folie. Tendrás que enfrentarte a ella tras superar la mazmorra en la que se encuentra y así obtener el asterisco del trabajo Pictomante, de la que es portadora. Nuestra misión en la guía completa de Bravely Default II es la de ofrecerte la mejor estrategia para poder derrotar a todos los jefes y aquí tienes nuestros consejos para Folie.

Mejor estrategia para vencer a Folie en Bravely Default II

La jovencita es dura de pelar, pero si has llegado hasta aquí tienes las capacidades suficientes para hacerle frente y demostrarle quién manda. Mucho cuidado con su ataque Embadurnamiento, que cubrirá a todos tus personajes de pintura y serán mucho más vulnerables a cualquier ataque físico. Como siempre en estos casos, derrota a los enemigos que la acompañan lo más rápido posible. A estas alturas tu mago negro debe estar a nivel 12, por lo que lanza indiscriminadamente Hielo++ contra todos los enemigos y deberían caer si haces uso de tus cuatro acciones inicialmente. Ataca primero a la tortuga, pues puede hacer reflejo y provocar que te reboten los hechizos. Una vez que Folie esté sola, comienza el espectáculo.

Olvídate por completo de las magias y céntrate en realizar ataques físicos. Esta estrategia se basa en evitar que contraataques tus hechizos de oscuridad y de luz, una tarea especialmente habitual por el muro de pintura que la acompaña y al que no se puede derrotar. Si mantienes la calma curando a tus aliados con el mago blanco y utilizas Neocorte cruzado con tu Guardia (ya debería estar a Nivel 12) y lo acompañas con los ataques de tu Salvaje, será todo un paseo.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar