Cómo derrotar a Lily en Bravely Default II

El drama de Wiswald es uno de los momentos más escalofriantes de Bravely Default II y en cuanto exploras la región tendrás que hacer frente a Rudy y Lily, quienes protagonizan una situación familiar bastante dura. Tendrás que decidir a por cuál de los dos ir primero, pero si te internas en el bosque acabarás enfrentándote a Lily para que te dé el asterisco del Cazador. En nuestra guía completa de Bravely Default II te estamos contando cuál es la mejor estrategia para vencer a cada uno de los jefes y con Lily te lo explicamos al detalle.

Mejor estrategia para vencer a Lily en Bravely Default II

Lily, al igual que Rudy, también viene acompañada de un espectro que pondrá las cosas más difíciles en el combate y este, para colmo, es inmune a cualquier tipo de ataque mágico. Por lo tanto, centra tus esfuerzos en atacar con el Guardia y el Salvaje mientras los potencias con el Bardo para acabar con él cuanto antes y dejar completamente sola a Lily. Aunque puedas pensar que en este momento la batalla será más sencilla, prepárate para sudar la gota gorda.

Y es que Lily tiene ataques devastadores y que pueden combinarse entre sí. Ten especial cuidado con Ráfaga Atroz, que golpeará a tus personajes con flechas que dañarán en mayor medida si son víctimas de algún estado alterado. La estrategia es simple: utiliza al Bardo para proteger a tu equipo de los ataques físicos, al mago blanco para curar en cada turno (procura que siempre tenga una acción para realizar) y atacar con el miembro del equipo que tenga espadas, ya que es vulnerable. Con el cuarto, en caso de que no tenga espada, puedes lanzar ataques de tipo rayo, aunque ten cuidado con sus contraataques. Por último, en la fase final del combate, presta especial atención al ataque anti-humanoide, que puede acabar con un miembro de tu equipo si no lo proteges lo suficiente.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar