Cómo derrotar a Marla en Bravely Default II

Seguimos avanzando hasta alcanzar la fase final de Bravely Default II y antes de llegar al primero de los tres desenlaces, tendrás que volver a las ciudades que has visitado anteriormente. Si tu elección es Sávalon, te encontrarás ante una traición en la corte ejecutada por Marla, quien será tu próxima rival y que te otorgará el asterisco para desbloquear el trabajo Espectro. Ten mucho cuidado, porque es uno de los jefes más complicados del título y en nuestra guía completa de Bravely Default II para Nintendo Switch te contamos la mejor estrategia para vencerla.

Mejor estrategia para vencer a Marla en Bravely Default II

Bien, este combate va a ser muy diferente a todos los que has tenido anteriormente, por lo que tal vez sea preciso que modifiques la configuración de trabajo de tus personajes. En esta ocasión vamos a usar a Seth como Guardia y Maestro Espadachín, a Gloria como Mago blanco y Maestro Espiritual, a Elvis com Oráculo y Ocultista y a Adelle como Salvaje y Creador de Bálsamos. Con ello, también te recomendamos que cada personaje tenga equipamiento con resistencia a la magia Sombra. Una vez lista la configuración, comenzamos el combate.

Imbuye de luz las armas del Guardia y el Salvaje con el Ocultista, para así hacer más daño con tus ataques físicos y dalo todo con ellos. Pero ojo, porque Marla es una experta esquivando, así que tendrás que provocar que al menos uno de ellos acierte siempre: la mejor opción es el Salvaje con la habilidad Ataque Sanguinario (si además lo equipas con una lanza, éxito asegurado). En la segunda fase comenzarán los problemas, ya que su habilidad Rayo legendario ye hará jurar en arameo. Para ello, será mejor que no te cures más con el Mago Blanco, sino que invoques un espíritu con el Oráculo y distribuyas su efecto con el Creador de Bálsamos. Sigue imbuyendo las armas de los personajes de ataque con luz y Marla acabará siendo historia.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar