Cómo derrotar a Marta en Bravely Default II

Acabas de llegar a la región de Rimedhal en Bravely Default II y te has encontrado a la amigable Marta, que te lleva hasta la guarida de los Guivernos para resguardarte de todo lo que ocurre en el lugar con el culto religioso que está causando verdadero pavor entre la población. No obstante, no tardarás en lamentar haberla conocido, puesto que quiere poner a prueba tus habilidades y para ello tendrás que hacerle frente en combate para así obtener el asterisco del trabajo Dragontino. En nuestra guía completa de Bravely Default II te contamos cuáles son las mejores estrategias para vencer a cada jefe del juego de Nintendo Switch y esperamos ayudarte con lo respectivo a Marta.

Mejor estrategia para vencer a Marta en Bravely Default II

Probablemente aquí tengas que cambiar tu estrategia habitual y el equipamiento de algunos personajes, por lo que te recomendamos que a Adelle la equipes con un arco y le pongas el trabajo Cazador, ya que Marta es vulnerable a esta arma. Si además dispones de la habilidad antihumanos, eso ya será el maná para este combate. El otro personaje de ataque puede ser Seth con Guardia, lo que te garantizará poder golpearla con neocorte cruzado de vez en cuando y si no usa la habilidad Salto. En esta primera fase, dedica a Elvis a potenciar y defender con las habilidades del Bardo y a Gloria para curar y resucitar.

La segunda fase del combate es algo más compleja, porque ya no es aconsejable que utilices la habilidad antihumanos. Céntrate en atacar únicamente con el arco y encomendarte a los golpes físicos de Seth (o limitarte a un único neocrte cruzado) para bajar su salud y poder curarte ante los posibles contraataques. Con ello y manteniendo la cautela, Marta debería morder el polvo y entregarte el asterisco para poder usar el trabajo Dragontino.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar