Cómo derrotar a Nexus Nocte en Bravely Default II

Sea cual sea la versión del Nexus Nocte a la que estés haciendo frente en Bravely Default II, puedes acudir aquí, ya que la estrategia es básicamente la misma. Si se te está atragantando el primero de ellos, sentimos decirte que tendrás que hacer frente a una versión incluso más poderosa más adelante, por lo que ve bien preparado ante lo que se viene. No obstante, si ya has seguido la ruta del final verdadero y has derrotado a Sir Sloan, en nuestra guía para Nintendo Switch de Bravely Default II te contamos la mejor estrategia para vencer al Nexus Nocte y pasarte el juego de una vez por todas.

Mejor estrategia para vencer al Nexus Nocte en Bravely Default II

Si es la primera versión del Nexus Nocte a la que te enfrentas, ignora el trabajo Braveador y cámbialo por Guardia o Maestro Espadachín, pues el resultado será el mismo ante la situación del combate, que es más fácil que la versión final. Para el último combate, Braveador será tu mejor amigo y especialmente sus habilidades Gigagravedad y Doble victoria. Combina este trabajo con el de Bastión, para así usar Santuario y evitar que el Nexus Nocte acumule 3 PB. Con eso, el combate debería ser un absoluto paseo, pero te explicamos qué hacer con el resto de personajes.

Con el segundo personaje de ataque, te pueden valer un Cazador, un Salvaje o incluso un Espectro, ataca sus manos para que el combate no se extienda más de la cuenta y no recibas tanto daño. Ten un mago blanco con las habilidades pasivas que te hacen recuperar PM con el trabajo secundario Maestro Espiritual para curar e invocar lo que sea necesario y para el último personaje te vendrá bien un Bardo que potencie al Braveador y al otro personaje de ataque. Con ello, verás cómo sucumbe ante tu poder y podrás ver la escena final del juego de una vez por todas.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar