Bravely Default II: mejor configuración para Seth

Bravely Default II es uno de los JRPG más completos que han llegado a Nintendo Switch y ofrece numerosas opciones a la hora de personalizar a los cuatro personajes jugables. Con más de 20 trabajos disponibles en la propuesta y numerosas armas y habilidades, resulta difícil saber con qué equipar a cada uno de ellos, por lo que queremos darte algunos consejos para que les saques el mayor partido a cada uno de ellos. En nuestra guía completa de Bravely Default II te estamos descubriendo los mejores secretros, trucos y consejos del juego. Esto es lo que debes hacer con el primero de ellos: Seth.

Mejor equipamiento y trabajos para Seth en Bravely Default II

Seth es el personaje principal de Bravely Default II y sus cualidades invitan a usarlo como un personaje de ataque, ya que su habilidad con espadas y con hachas es superlativa, además de contar con una barra de vitalidad bastante alta. Si optas por equiparlo con espadas o hachas (o incluso con ambas armas a la vez), deberás elegir el trabajo Guardia como el principal. De este modo, le sacarás el mayor partido a su fuerza bruta y a las habilidades del trabajo en cuestión, especialmente si lo subes al nivel 12: ahí desbloquearás Neocorte cruzado, lo que te permitirá asestar hasta ocho ataques muy potentes a un solo objetivo.

Como trabajo secundario, dispones de varias opciones para combinarlas con las de Guardia. Desde Maestro Protector, para poder proteger al resto de personajes mientras realizan sus acciones hasta Dragontino para realizar ataques devastadores. No obstante, lo mejor que puedes hacer si quieres que Seth sea un personaje puro de ataque es combinar Guardia con Maestro Espadachín o Espadachín infernal. Con ello, la potencia de sus ataques será colosal y podrás restar muchísima salud a los enemigos en cada turno.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar