Cómo reiniciar Xbox Series X si se ha quedado bloqueada

El paso de una consola a otra siempre es emocionante, pero no está exento de algún tropiezo. A pesar de los controles que han pasado todas las consolas, alguna puede fallar desde el día de lanzamiento. Esto puede deberse a muchos factores como el sobrecalentamiento de la máquina o simplemente una consola defectuosa. En cualquier caso, los jugadores ya disfrutan de Xbox Series X y de los juegos de nueva generación que han salido junto a la consola como Assassin’s Creed: Valhalla. Si ya has configurado Xbox Series X, hoy te vamos a enseñar a reiniciar la consola en caso de que se quede bloqueada.

Aunque no debería ocurrir con las consolas de lanzamiento, a veces el sistema operativo falla y puede quedarse congelado el juego en un determinado momento. Si tu Xbox Series X no reacciona, lo mejor que puedes hacer es reiniciar la máquina. Puedes hacer esto de varias formas y no se debe confundir con la restauración de los valores predeterminados de fábrica. Ese proceso supone formatear por completo la consola y borraría todos los juegos y datos del usuario. En esta guía sólo vamos a ver cómo reiniciar la consola cuando se ha quedado bloqueada.

Cómo reiniciar Xbox Series X si se ha quedado bloqueada

Si ocurre esto, el mando inalámbrico no funcionará. Así que tienes que presionar el botón de arranque de la consola durante varios segundos para apagarla completamente. A continuación puedes volver a encender Xbox Series X con total normalidad. Sabrás que se ha reiniciado el sistema porque aparece el logotipo de Xbox junto con un efecto de sonido. Es importante que tengas esto en cuenta porque si aprietas de forma leve el botón, la consola activará el modo Reposo y no se apagará.

Un bug de Xbox Live ha comprometido información privada de los usuarios
El botón de arranque de Xbox Series X está en la parte superior.

En cambio, puedes querer reiniciar la consola tras experimentar un error. Si la consola no se ha bloqueado puedes reiniciar desde el menú de [Configuración] que aparece en la pantalla principal. Aunque la forma más rápida de acceder a las opciones de alimentación es presionar el botón Xbox del mando inalámbrico y seguir estos pasos:

  1. Presiona el botón Xbox del mando inalámbrico.
  2. Selecciona [Perfil y sistema] del menú.
  3. Haz clic en la opción [Energía] en la parte inferior.
  4. Selecciona [Reiniciar la consola].

De todos modos si los errores persisten, puedes ponerte en contacto con el servicio técnico de Microsoft. Es recomendable actualizar Xbox Series X a la última versión del software disponible para evitar problemas desconocidos. Una vez hayas configurado bien la máquina, puedes transferir datos y guardados de Xbox One a Xbox Series X para continuar tus partidas en la nueva consola.

Raquel Morales

Periodista. Me encanta hablar de videojuegos, series y películas. Me entrené con Lara Croft en el templo de Karnak. Camino de Grand Line.
Cerrar