Qué es Quick Resume de Xbox Series X y cómo usarlo

La nueva generación de consolas es más potente y ha prometido reducir los tiempos de carga al mínimo. ¿Lo habrá conseguido? Muchos usuarios ya disfrutan de todo lo que puede ofrecer Xbox Series X, cuyos ajustes puedes configurar desde una aplicación para móvil. Microsoft siempre está pensando en el usuario para cambiar la forma de jugar y así es cómo nació Xbox Game Pass, una enorme biblioteca de juegos para los suscriptores del servicio. Pero una de las novedades más sorprendentes de Xbox Series X ha sido la función Quick Resume (Reanudación rápida) y a continuación te contamos para qué sirve y cómo puedes usarlo.

Seguro que muchas veces estabas con un juego realmente desafiante y el jefe de nivel te ha desquiciado. En ese momento sólo tienes dos alternativas: tirar el mando por la ventana (no lo recomendamos) o cambiar a otro juego más amable. Los jugadores toman la segunda decisión muy a menudo para despejar la mente después de tanta tensión propia del combate. No importa si se trata de Dark Souls o Cuphead. Hay juegos que pueden agotar nuestra energía y concentración, así que cambiar de juego parece una buena opción para retomarlo más tarde con mayor lucidez. Este proceso puede tardar un rato, según los tiempos de carga del juego en cuestión. Pero con Quick Resume puedes saltar de un juego a otro de forma instantánea.

Cómo usar Quick Resume

Quick Resume es una función impulsada por las capacidades técnicas de Xbox Series X y Xbox Series S y su innovadora arquitectura Xbox Velocity, con la que apuestan por reducir los tiempos de espera. Esta nueva característica permite dejar los juegos suspendidos en segundo plano y cambiar en cualquier momento de uno a otro sin pantallas de carga. En principio, se podrían almacenar hasta 12 juegos en suspensión, pero también depende de la memoria que utilizan los videojuegos. Los juegos de última generación emplean más memoria interna que los juegos de Xbox 360, por ejemplo.

Quick Resume en Xbox Series S
Paso 3: Selecciona [Mis juegos y aplicaciones] del menú desplegable.

Los juegos no se guardan en el almacenamiento interno de la consola, sino en la reanudación rápida. Así que utilizar esta función no limitará el rendimiento de la consola. Aun así, es posible encontrar juegos que no tengan soporte para Quick Resume, pero no hay una lista oficial ya que la mayoría de juegos de Xbox son compatibles. Usarlo es muy fácil porque sólo hay que entrar en [Mis juegos y aplicaciones] desde el juego que te encuentres y cambiar a otro título que tengas instalado. Puedes hacerlo con los siguientes pasos:

  1. Entra en un juego que quieras jugar.
  2. Presiona el botón Xbox del mando.
  3. Selecciona [Mis juegos y aplicaciones] del menú desplegable o elige un juego que hayas jugado recientemente de la lista disponible.
  4. Abre otro juego distinto.

Puedes repetir el proceso hasta tener los juegos en suspensión que quieras. La transición entre los juegos apenas dura entre 5 y 10 segundos. Todos los juegos que estén en suspensión tienen una etiqueta arriba a la derecha que pone «Quick Resume» durante el tiempo de carga, pero la partida se reanuda de forma rápida. Por último, hay que incidir en que los tiempos de carga se reducen al mínimo en los juegos que ya están en suspensión. Si abres un nuevo juego desde cero tardará un poco más para comenzar o continuar una partida.

Esta función está diseñada específicamente para los juegos, así que no afecta a las aplicaciones. Quick Resume es perfecto para los suscriptores de Xbox Game Pass porque podrán saltar de un juego a otro del catálogo sin esperar mucho tiempo. También puedes ver en vídeo cómo funciona Quick Resume en Xbox Series S.

Raquel Morales

Periodista. Me encanta hablar de videojuegos, series y películas. Me entrené con Lara Croft en el templo de Karnak. Camino de Grand Line.
Cerrar