Cómo derrotar a Rude en Final Fantasy VII Remake

rude ffvii remake

Reno y Rude son dos de los enemigos más correosos a los que tendrás que hacer frente en Final Fantasy VII Remake. Los miembros de los Turcos son los que más presencia tienen durante la estancia en Midgar, por lo que te los encontrarás varias veces en el camino de la propuesta. Primero tendrás que hacer frente a Reno en la iglesia, aunque Rude aparecerá un poco más tarde, ya que ambos hacen su debut en el Capítulo 8.

En nuestra guía de Final Fantasy VII Remake incluimos algunas técnicas y estrategias para poder derrotar a los enemigos más desafiantes del título y en esta ocasión te vamos a decir qué es lo que tienes que hacer para derrotar a Rude sin sufrir demasiadas complicaciones, antes de dar por finalizado el Capítulo 8. La estrategia puede ser un poco diferente a la de Reno, ya que no habrá ningún combate de exigencia antes de pasar de capítulo.

Qué hacer para vencer a Rude en FFVII Remake

Si en el caso de Reno la magia elemental era prácticamente inútil, con Rude sí que hay una contra la que es vulnerable: Aero. No obstante, como ya sabrás, tarda un par de segundo en hacer su efecto, por lo que asegúrate de lanzarla mientras Rude ejecute un ataque estático. Todo ello, por supuesto, si vas con un buen número de PM. De lo contrario, resérvalos para curar. Para atacar sin magia, sigue la táctica habitual de Guardia de contraataque, aprovechando también a Aeris para realizar habilidades o lanzar conjuros.

La segunda fase será algo más agresiva y te obligará a estar casi todo el tiempo en movimiento, pero la estrategia de ataque y defensa debe ser la misma, porque el combate no varía en demasía.** Mantén la distancia con él** y huye cuando se dirija a por ti a la carrera. Siguiendo estos consejos, no deberías tener muchas complicaciones, ya que lo más probable es que incluso puedas utilizar un Límite.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar