Cómo derrotar a los Turcos Reno + Rude en Final Fantasy VII Remake

reno y rude ffvii remake

Final Fantasy VII Remake cuenta con momentos muy épicos trasladados directamente desde la propuesta original lanzada en 1997. Uno de ellos es la caída de la placa del sector 7 y en esta ocasión se amplía de manera mucho más dramática que por aquel entonces. Antes de que se produzca el derrumbe, tendrás que enfrentarte a los Turcos: Reno y Rude, esta vez en conjunto, ya que anteriormente te habías enfrentado a ellos por separado. Tendrás que tener especial cuidado, con sus ataques más potentes, aunque dispondrás de tres personajes.

En nuestra guía de Final Fantasy VII Remake estamos elaborando diferentes estrategias para hacer frente a todos los jefes que están disponibles en la propuesta para que no sufras ninguna complicación a la hora de hacerles frente. En el caso de Reno y Rude no hay una estrategia muy diferente respecto a lo visto por separado con cada uno de ellos, pero hay varias premisas que te pueden ser de utilidad.

Qué hacer para vencer a Reno y Rude en FFVII Remake

La primera fase del combate estará compuesta solo por Reno, así que con tres personajes en batalla te debería ser bastante fácil hacerle el daño suficiente hasta que aparezca Rude en acción. Lo hará en helicóptero, por lo que utiliza a Barret para derribarlo, aunque ten en cuenta que Reno volverá a la batalla antes de que puedas hacerlo, por lo que ándate con ojo: podrá atrapar a uno de tus personajes en una pirámide eléctrica. Si eso sucede, tu máxima prioridad debe ser destruir la pirámide.

Cuando derribes el helicóptero, tendrás que enfrentarte a los dos en tierra y lo mejor, obviamente, es que te centres en uno solo. Como a Reno ya lo habrás debilitado anteriormente, duerme a Rude si te es posible o simplemente esquiva sus ataques mientras te centras en Reno. Utiliza Guardia de contraataque con Cloud y a Barret para coserlo a balazos a distancia. Cuando caiga, la batalla contra Rude en solitario será bastante fácil.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar