Qué son los Aimbots en Counter Strike: GO

Counter-Strike: Global Offensive es uno de los shooters en primera persona más populares de los E-Sports. Pero esto también lo hace un blanco de los comúnmente llamados cheaters, los cuales son jugadores que hacen uso de técnicas fraudulentas como los Aimbots, para engañar a los contrincantes y así tener ventajas en las partidas, pero no te apures, porque en nuestra guía completa de Counter-Strike: Global Offensive, te contamos qué puedes hacer y cómo detectar un Aimbots.

¿Qué es un Aimbots y cómo denunciar su uso en CS:GO?

Este es uno de los grandes problemas en el juego competitivo, ya que estos trucos o trampas hacen que se pierda la esencia del juego, razón por la que también debemos estar pendiente de los distintos comandos. Los Aimbots, como lo anuncia su propio nombre en inglés (Aim: apuntar/Bots: robot), son usados para ajustar la mira del arma como una forma de disparo automática, lo cual asegura un disparo a la cabeza certero cuando un contrincante cae en la zona de fuego del cheater.

cs go Aimbots
Configurando Aimbots, Counter-Strike: Global Offensive.

Es muy fácil reconocer a quienes están haciendo uso de este hack durante las partidas, esto se hace evidente, ya que las balas recorren largas distancias y a una velocidad absurda para alcanzar a los enemigos. Sin embargo, Valve recomienda hacer la denuncia de los usuarios de los cuales se sospechen que de alguna manera lograron hackear el juego.

Para hacer una denuncia, lo primero que debes tener en cuenta es estar seguro de que el usuario esté haciendo uso de alguna herramienta o truco ilegal. Esto se puede conseguir observando su comportamiento mediante los replays del juego y si resulta ser un hacker, se debe hacer clic derecho sobre su nombre y pulsar en el botón de denunciar. Después de hacer este procedimiento el equipo de Overwatch la revisará y determinará la culpabilidad o no del usuario.

Adrian Carrillo

Amante de la tecnología y la innovación. Conocimientos en SEO y redacción de alta calidad.
Cerrar