NieR Replicant: conseguir los finales C, D y E

NieR Replicant ya se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC. Por supuesto, también puedes jugarlo en PlayStation 5 y Xbox Series X. El juego es una nueva y mejorada versión de NieR Gestalt, el título que los usuarios de PlayStation 3 y Xbox 360 recibieron en Europa. Se trata de una aventura de rol y acción bastante compleja, y como somos conscientes de que muchos usuarios están a punto de jugar por primera vez, te aconsejamos explorar nuestra guía completa de NieR Replicant, en la que podrás encontrar todo lo que debes saber para aprovechar al máximo todos los contenidos. El juego tiene varios finales, y aunque no son difíciles de obtener es importante saber cómo conseguirlos. Te contamos cómo lograr los dos últimos finales: los C, D y E.

NieR

Cómo conseguir los finales C, D y E

  • Final C: Necesitas completar el New Game Plus (final B) y empezar una nueva partida, llegando a la batalla final con todas las armas (consulta cómo conseguirlas todas en este enlace). Después del combate tendrás una decisión que tomar. Elige la primera opción.

  • Final D: El proceso es prácticamente el mismo. Es decir, tienes que completar el New Game Plus (final B) y empezar una nueva partida, llegando al último combate con todas las armas. La diferencia es que para este cuarto y último final tienes que elegir la segunda opción cuando te toque decidir. Este final borrará los datos del juego para siempre.

  • Final E: Este final es una de las novedades de esta nueva versión del juego. Conseguirlo requiere haber desbloqueados todos los finales (A, B, C y D) previamente. Entonces, vuestro objetivo será comenzar una quinta partida, con el matiz de que en esta ocasión será necesario elegir un nombre diferente para el protagonista. Una vez hecho esto, a partir de cierto combate contra uno de los jefes, el juego activará el camino hacia el final E.

Roberto Pineda

Juego y escribo. Viajo por Silent Hill, Lordran, Hyrule, Raccoon City, Greenvale, Yharnam, Erdrea y Zebes. Antes marcaba goles; ahora siento envidia por los que marcan otros. Verdiblanco.
Cerrar