Guía LEGO El Hobbit

La Tierra Media, el mundo en el que se basan las novelas de J.R.R Tolkien, y por tanto LEGO El Hobbit, es un lugar gigantesco e inhóspito en el que perderse puede significar la muerte. Extrañas y peligrosas criaturas pueblan sus tierras, por lo que siempre es útil contar con alguien que conozca cada rincón, por esa razón os ofrecemos esta guía donde encontrareis indicaciones paso a paso de como completar todas las misiones principales del juego. Prepara bien tu mochila porque nos vamos de aventura, pero antes de salir de casa ten en cuenta estos dos pequeños consejos:

El mundo de LEGO El Hobbit es un mundo abierto, y en muchas ocasiones podremos recorrerlo libremente para completar las misiones secundarias que iremos desbloqueando. El problema es que muchas veces, para completarlas, necesitaremos un determinado personaje, el cual no tendremos disponible hasta que completemos el modo historia, por lo que este debería ser nuestro principal objetivo, antes de ponernos a conseguir todos los secretos y coleccionables.

En las misiones principales encontraremos un montón de objetos que no podremos romper o interactuar con ellos, ya que para hacerlo necesitaremos habilidades que nuestros personajes no tendrán. No debemos preocuparnos, pues al completar la misión desbloquearemos el Modo Libre, que nos permitirá cambiar en cualquier momento el personaje que nosotros queramos, pudiendo acceder de esta manera a los lugares o zonas que esconden todos los secretos del nivel.

 

ÍNDICE

1. El mayor reino de la Tierra Media

2. Una tertulia inesperada

3. Azog el Profanador

4. Carnero asado

5. El botín de trolls

6. Sobre la colina y bajo la colina

7. Ciudad de los Trasgos

8. Huimos del fuego…

9. Extraños aposentos

10. Moscas y arañas

11. Barriles de contrabando

12. Una cálida bienvenida

13. Buscando pruebas

14. El nigromante

15. En el umbral

16. Información secreta

 

Por Álvaro Moral Arce

1. El mayor reino de la Tierra Media

Empezamos el juego con una secuencia introductoria que nos mete un poco más en la historia de LEGO El Hobbit, en ella un viejo Bilbo le cuenta a Frodo todas las aventuras que vivió de joven, y nada mejor que empezar por el principio, contando cómo era la vida de Erebor, ciudad de los enanos, justo antes del ataque de Smaug, y de como éste se hizo con toda sus riquezas.

Empezamos controlando a Thorin de joven en la sala del trono, momento que podemos aprovechar para familiarizarnos con sus controles básicos, pues aquí no hay mucho más que hacer salvo hacer acopio de monedas rompiendo los distintos elementos del escenario. Si avanzamos por las escaleras encontraremos al final de éstas una puerta cerrada, con dos estatuas frente a ella. Para atravesarla tendremos que romperlas y construir con sus restos una gran piedra, que estará situada en un raíl. Si intentamos moverla veremos que no podemos, por lo que tendremos que cambiar de personaje accediendo a la rueda de selección, y escogiendo a Thrain, que haciendo uso de su martillo podrá golpearla, accionando el mecanismo que nos abre la puerta a la siguiente sala.

Nuestra visita por Erebor sigue estando marcada por un camino, el cual tendremos que seguir hasta llegar a una puerta custodiada por tres guardias. Si rompemos los candelabros que hay a los lados veremos que estos dejan caer una piedra que podemos coger y lanzar a la estatua que hay sobre la puerta. Esto hará que Bombur lance su comida al piso de abajo, y los guardias se lancen a por ella, dejando la puerta abierta para que podamos pasar.
En la siguiente sala veremos una gran estatua a la entrada, que de nuevo, solo se podrá mover golpeándola con el martillo de Thrain. Al hacerlo, la estatua caerá, dejando su pedestal para que nos podamos subir y así engancharnos a la parte derecha de la balanza. En este ese momento saldrá un icono sobre la cabeza de nuestro personaje indicando que deberemos pulsarlo y controlar al otro que nos acompaña, pues lo siguiente que deberemos de hacer es caminar hasta el final de la estancia hasta ver otra balanza, a la cual nos podemos enganchar de la misma manera que antes. Con ambos personajes tirando hacia abajo, el mecanismo de la puerta hará que esta se abra, pudiendo continuar nuestro camino. 

Estamos ahora en una especie de fundición con un yunque en el centro, que nos servirá para crear la llave de la puerta que nos corta el paso, pero antes, deberemos recolectar los materiales necesarios. No nos serán muy difíciles de localizar, pues si damos un paseo por el escenario, veremos cajas con un brillo inusual, la cuales si las rompemos, dejaran caer los materiales que andábamos buscando. Algunos no serán tan accesibles, así que si nos fijamos en la parte izquierda de la puerta, hay un pequeño pasadizo por el que podemos colarnos, apareciendo en una altura superior. Allí deberemos hacer girar la manivela que hace que el metal fundido deje al descubierto una caja de oro, otro material que necesitamos. Unas vez tengamos todos, nos dirigimos al centro de la sala para crear la llave, entregando todos los materiales que se requieren para hacerlo, a través de un minijuego de Quick Time Events. Finalmente, abrimos el candado con la llave recién creada.

Atravesando la puerta llegaremos a las minas, donde conoceremos a otro de los enanos, que ha perdido su flauta. La recogemos dando unos pasos más a la derecha de su posición, y entregándosela empezará a tocar, tras lo cual podremos seleccionarle como personaje jugable. Podremos recolectar materiales rompiendo todos los elementos del escenario, pero solo con Bofur y a su pico podremos recoger diferentes minerales del suelo, pulsando el botón en el momento justo, pero obtendremos más si pulsamos cuando la aguja está sobre la zona coloreada. Cuando lo hayamos hecho, veremos algunas piezas bailotear en el suelo, a las que si nos acercamos construiremos una pequeña mesa en la que usar los materiales que nos servirán para entrar en otro minijuego, con el que crearemos una maquina de poleas que nos hará bajar por el acantilado.

Tras la secuencia de video, que anuncia la llegada de Smaug, volvemos a controlar a Thorin, esta vez acompañado de Balin y Dori. Con este ultimo podremos avanzar haciendo uso de su gancho, el cual debemos lanzar al saliente dorado que vemos en el montón de piezas verde, del cual tiraremos para abrirnos camino. Ahora para romper las columnas derruidas debemos golpear con Thorin las piezas que tienen un dibujo de rotura sobre ellas, que nos indican que son las frágiles. Si hacemos lo mismo con la segunda notaremos que no somos capaces de romperla, ya que para hacerlo necesitaremos unir fuerzas con otro enano, una de las nuevas características del juego. Una vez lo hayamos hecho, ya podremos seguir adelante, aunque necesitaremos de nuevo el gancho de Dori y la fuerza conjunta de los enanos.. Al avanzar hasta la puerta dorada asistiremos a la fatal entrada de Smaug a Erebor, dejando destrucción a su paso, lo que hace que el rey huya, siendo nuestra siguiente misión el ir a su rescate.
Para poder seguirle debemos acercarnos a las piezas saltarinas y construir un gancho del que Dori pueda tirar, desperdigando nuevas piezas por el suelo, las cuales usaremos para construir una gran roca, pero no tenemos ningún enano con un martillo que pueda golpearla. Al lado de la puerta veremos una estatua de un enano que brilla, si la rompemos, esta dejara caer un gran martillo, con el cual ya podremos golpear la piedra, haciendo que la puerta se abra.

Ahora nos encontramos en la sala del tesoro, avanzando entre monedas. Para poder continuar, deberemos tirar de la estatua dorada con el gancho de Dori, lo cual nos permitirá subir a la plataforma, donde habrá piezas saltarinas con las que construir un puente con el que pasar a la plataforma siguiente. Dori sigue siendo nuestro protagonista, pues con él nos colgaremos de la columna que acaba de derribar Smaug, permitiendo el paso de nuestros otros dos compañeros, usándole de liana. Nuestro último objetivo en esta parte, será colgarnos de la lámpara con dos enanos, lo que hará caer al escurridizo rey.

Ahora toca huir de las garras de Smaug, corriendo hacia la pantalla mientras esquivamos obstáculos y recogemos monedas, tras lo cual daremos por concluida la primera misión.

2. Una tertulia inesperada

Con esta misión da comienzo las aventuras de un joven Bilbo, tras toparse con Gandalf El Gris. El escenario por el que nos moveremos será la casa de Bilbo, mientras recibe a los enanos que se van presentando por sorpresa. El primero en llegar es Dwalin, quien pide la cena. 

En la entrada de la casa vemos una puerta con un gran candado, el cual precisa una llave para abrirse. Para localizarla no tendremos más que romper los elementos del escenario, pudiendo así abrir la puerta. Si seguimos avanzando vemos una estantería encima de un raíl que podría moverse con el martillo de Dwalin, pero no podemos, ya que si nos fijamos, parte del raíl está incompleto. Para completarlo debemos romper la estantería que está pegada a la pared, la cual soltará piezas saltarinas con las que construirlo. Una vez lo hayamos hecho, podremos mover la estantería, tras lo cual Balin llamará a la puerta, lo cual abrirá también una nueva estancia de la casa.

Al fondo de esta vemos una pieza agrietada que podremos romper con el versátil Dwalin, avanzando asi por todas las estancias del hogar de Bilbo. Es el momento perfecto para darnos una vuelta y romper todo lo que podamos para recoger materiales, ya que al final del ala izquierda vemos un gran espacio donde podremos construir, pero no hay ninguna mesa que nos permita hacerlo. Para hacerla aparecer, debemos romper la estantería que hay cerca de las cortinas, cuyas piezas nos servirán para construir la mesa de fabricación, donde echaremos los materiales necesarios para construir una mesa de comedor, una vez más con el minijuego de construcción. Una vez hecha los enanos se sentarán a esperar la cena, justo cuando llegan Fili y Kili, con los que nos adentraremos en la despensa para recoger la comida que precisan Balin y Dwalin.

Con Kili y su arco deberemos disparar a la diana que vemos al principio de la despensa, lo que hará que las salchichas caigan al suelo, pudiendo recogerlas y servirlas en el plato correspondiente. Ahora es el turno del queso, que se encuentra en lo alto de una estantería en la mitad de la despensa, la cual deberemos romper para hacerlo caer, recogerlo y servirlo. Por último, al final de la sala se encuentra la bebida, la cual podremos obtener tras destrozar la pieza agrietada con los hachas de uno de los enanos, y con esto habremos dejado satisfechos los estómagos de nuestros hermanos.

Para terminar la misión, todos los enanos (ya reunidos), inician un baile con el que divertirse mientras recogen los platos de su cena. Para completarlo con éxito tan solo tendremos que pulsar el botón que aparezca en pantalla en el momento adecuado. Si además lo hacemos en el momento en el que el anillo donde se muestra el botón empieza a brillar, obtendremos una recompensa de monedas. Aunque es bastante sencillo, no os preocupéis si os cuesta cogerle el ritmo, ya que no habrá ningún tipo de penalización si fallamos.

3. Azog el Profanador

Al inicio de esta misión vemos como Bilbo se une a la compañía de Thorin Escudo de Roble para llevar a cabo la misión de recuperar Erebor de las garras de Smaug. En uno de los descansos del grupo, Bilbo aprovecha para dar de comer a los caballos, pero se queda sin una manzana porque Bombur se queda la última, por lo que decide ascender por las rocas para recoger una de un árbol. Empezamos manejando a Bilbo, pero se encuentra con la compañía de Óin, el cual usaremos para ir ascendiendo por las rocas. Cerca de los caballos se encuentra una pequeña plataforma verde en el suelo, en la cual pondremos a Óin como un estandarte, tras lo cual cambiaremos a Bilbo, que subirá a la siguiente altura usando a Óin como escalera. Una vez arriba, deberemos romper las rocas de la derecha para poder construir una escalera por la cual suba nuestro compañero. También aquí, vemos a otro de los enanos, Nori, que también nos servirá para hacer lo mismo que antes, y poder subir al siguiente nivel. Como esta vez la altura es mayor, deberemos poner a Óin y a Nori, uno encima del otro, en la plataforma verde para que Bilbo pueda subir sin ningún problema

De nuevo tendremos que abrir un camino para que los enanos suban con nosotros, esta vez lo haremos rompiendo las rocas que descubrirán un pasadizo por el que nuestros amigos podrán colarse. Con uno de ellos podremos romper la pieza agrietada que vemos en este nivel, la cual soltará piezas saltarinas con las que construir una escalera. Esta escalera no la usaremos para seguir subiendo, si no que agarrándola con dos de los personajes que podemos controlar la utilizaremos como puente, y así pasar a la siguiente plataforma, donde se encuentra el tercer enano, Bifur. Repitiendo el mismo esquema de antes, en el que debemos poner a los enanos como si de una escalera se tratase (ahora con los tres), subiremos con Bilbo al último nivel de altura, donde recogeremos la manzana golpeando el árbol, y se la entregaremos al caballo.

La segunda parte de la misión estará centrada en la acción, ya que Thorin recuerda como fue la batalla contra los orcos para poder liberar Moria, que se encontraba bajo su ataque. Al principio solo tendremos que acabar con los orcos que nos irán saliendo al paso, atacándoles sin piedad. A continuación, deberemos hacer lo mismo, pero esta vez nuestros enemigos serán orcos con armaduras, algo más duros que los normales. A continuación, aparecerá un orco gigante que no podremos derrotar con golpes normales, si no que necesitaremos la ayuda de otro enano para hacerlo, pudiendo romper la puerta de la torre que este arrastraba, lo cual abre paso a nuevos enemigos con los que acabar, los orcos de armaduras doradas. En realidad son sencillos de derrotar, tan dolo tendremos que apretar el botón adecuado cuando nos enzarcemos a espadazos con ellos. Cuando no quede nadie, en la base de la torre construiremos un gancho en el que Dori puede tirar, descubriendo los últimos enemigos. Una segunda torre aparece, y tendremos que repetir el mismo esquema para despejar de enemigos el escenario.

Ahora deberemos enfrentarnos a Azog, el líder de los orcos. Para derrotarle tendremos que entrar en pequeños enfrentamientos, para meternos en el primero de ellos, tan solo tendremos que acercarnos y atacarle, con lo que entraremos en una batalla que se resolverá mediante QTE, tas lo cual huirá a una plataforma superior. Para seguirle, deberemos romper todas la columna que se encuentra desperdigada sobre el raíl, despejando así el camino para golpear la roca, que nos permitirá subir y enzarzarnos en otra batalla con Azog. Ahora necesitaremos a Dori para tirar del gancho que podemos ver en la columna de la parte derecha del escenario, que nos servirá de escalera para subir al montículo, donde construiremos un gancho con el que pasar al otro lado y enfrentarnos una vez más al jefe orco, que quedará vencido de una vez por todas, dando por finalizada la misión. 

4. Carnero asado

Tras otra jornada de agotador viaje la compañía decide acampar en una granja derruida, pero al caer la noche descubren a tres trolls que han cogido a sus caballos para cenar, por lo que Bilbo, Kili, Fili y Ori se lanzan a su rescate. En esta misión el sigilo será nuestro aliado, por lo que no podremos correr por el escenario. Al comienzo controlaremos a Bilbo, con el cual nos acercaremos a hurtadillas lo más que podamos al lugar donde se encuentran los trolls. Uno de ellos se dará la vuelta al notar que algo extraño pasa, momento en el que con Kili dispararemos a la diana que ha aparecido al lado del búho, en frente nuestra. Al hacerlo, el troll volverá a mirar hacia sus compañeros. Ahora deberemos encaminarnos hacia la parte derecha del escenario, hasta que otro de los trolls dirija su vista hacia el camino, por lo que no podremos seguir de frente, asi que nos desviamos un poco más a la derecha, encontrando un pequeño muelle donde pesca. Tomando el control de Bilbo podremos lanzar una caña con la que capturaremos un cangrejo, el cual deberemos lanzar a la hoguera de las criaturas, haciendo que el vigía vuelva a su sitio, dejándonos el camino libre para librar al primero de los caballos. Para lograrlo, debemos construir una diana (con forma de rombo) con las piezas saltarinas que caerán al destruir la pequeña roca del suelo, a la cual debemos disparar con el tirachinas de Ori hasta que la puerta del redil se abra.

Ahora, con el camino izquierdo despejado, podremos dirigirnos a ese lado. En nuestro camino nos encontraremos un pequeño montículo de tierra que brilla, en el cual podremos excavar gracias a la pala de Fili, desenterrando una piedra que lanzaremos a la cacerola de los trolls, lo que despejará el camino de la guardia del tercer troll. Si destrozamos las cajas cerca del redil podremos construir de nuevo una diana a la cual disparar con el tirachinas de Ori, liberando así al segundo de los caballos.

La cosa ahora se nos complicará un poco, ya que los tres tolls capturan a Bilbo, por lo que todos los enanos acuden a su rescate. Deberemos derrotarlos en orden. Para el primero de ellos, tendremos que romper las cajas que se encuentran a la derecha de éste, lo cual hará que caigan piezas saltarinas con las que construir una pequeña catapulta, que podremos activar disparando a la diana con el arco de Kili. Esto hará que disparemos un pollo que será noqueado a nuestro enemigo, pudiendo golpearle si formamos equipo con otro enano. Ahora le toca al segundo de ellos. Éste nos cogerá, y podremos dejarle fuera de combate pulsando los botones que nos aparecen en pantalla de manera correcta, tras lo cual deberemos golpearle cuando estemos unidos a otro de los enanos, ya que son los únicos ataques que los afectan. Al último de los trolls podremos derrotarle si disparamos a la diana que se encuentra encima de su cabeza con Kili, lo que hara que le caiga una red encima dejándolo a merced de nuestro ataque combinado.

Igualmente los enanos caen capturados, menos Kili y Bombur, con los cuales deberemos rescatar a los cinco compañeros que aparecen en la pantalla. Nada más tomar el control de Kili podremos romper la plataforma donde se encuentra el primero de ellos, haciéndole caer y escapar, pero también caerá un gancho, el cual podremos coger para tirar del enganche dorado que se encuentra a nuestra izquierda, abriéndonos el camino. Nos encontraremos en él una porción de tierra en la cual podremos excavar, lo que liberará al segundo de los enanos y descubrirá una manivela, la cual deberemos poner en el mecanismo que se encuentra al final del camino, lo que hará caer la jaula del tercer enano, dejando tras de si un arco, con el que si disparamos a la diana que se encuentra encima de las cajas descubriremos un minikit, uno de los coleccionables del juego. Nos toca irnos a la parte izquierda del escenario, donde se encuentran dos dianas de diferentes formas. Con el arco que tenemos dispararemos a la redonda, lo que hará caer y liberarse a otro de nuestros compañeros. Si rompemos todas las cajas construiremos una estación de trabajo, donde tenemos que echar materiales para poder construir. Si no tenéis los suficientes, no os preocupéis, hay una fuente ilimitada de madera justo detrás de la estatua de guardado, la cual podréis romper hasta que tengáis toda la madera que necesitéis para continuar. Ahora podremos construir un tobogán por el que se deslizará el ultimo enano al que debíamos rescatar. Tras lo cual aparecerá Gandalf, pasando a controlarle, para desatar el ataque de luz que petrifique a los trolls y acabe con la misión.

5. El botín de trolls

Tras escapar de los trolls, la compañía explora las cercanías para encontrar la cueva donde se escondía por el día, en busca de algún que otro botín. Al comienzo de la misión manejaremos a Gandalf, y como vemos en la pantalla, deberemos abrir los tres cofres que están en la cueva. Nos adentraremos al fondo de ella, en la parte más oscura, la cual deberemos iluminar con el bastón del mago, donde deberemos destruir el barril de la izquierda para obtener las piezas necesarias para construir una diana, la cual deberemos golpear con el tirachinas de Ori. Una vez lo hayamos hecho caerá la jaula de huesos, con lo que podremos construir una escalera que nos lleve hasta el primer cofre, el cual solo puede abrir Bilbo, donde conseguirá a Dardo, su espada detectora de orcos. Ahora, en la parte derecha de la cueva veremos una plataforma roja, donde podremos tumbar a Bombur, y dándole de comer la comida necesaria, en este caso pescado y zanahorias, se hinchará para poder usarlo de trampolín, llegando así a la plataforma superior descolgando una escalera. Si rompemos la telaraña y el esqueleto de la pared podremos construir un gancho del que tirar con Dori, haciendo que se descubra el verdadero gancho al que tenemos que aferrarnos para que nuestros compañeros nos usen de liana y llegar al otro lado, donde se encuentra el segundo cofre, destinado a Thorin. Para abrir el ultimo cofre, solo tendremos que romper los objetos que se encuentran a la entrada, para dejar piezas saltarinas con las que construir otro gancho al que Dori quedara suspendido, teniendo que usar a otro enano para aferrarnos a él y hacer contrapeso hasta que se descubra una pieza agrietada, la cual podremos romper con cualquier enano. Esto hará que el cofre caiga al suelo, para que Gandalf pueda abrirlo, donde obtendrá su espada.

Al salir de la cueva la compañía se encontrara con Radagast, un amigo de Gandalf, que nos advierte del peligro. Para avanzar, tendremos que curar a cinco conejos que se encuentran malditos por un poder oscuro, y solo Radagast tiene la capacidad para hacerlo. El primero de ellos lo encontraremos en el centro del escenario, y lo reconoceremos por que salen de él piezas negras y moradas, pero con nuestra habilidad podremos liberarlo. Desde esa posición, si caminamos hacia la pantalla, encontraremos al segundo de los conejos. Debemos tener cuidado, pues habrá lobos que nos atacarán para entorpecernos. Para liberar al tercero, tenemos que seleccionar a Kili, ya que con su pala podrá desenterrar al conejo que esta semienterrado en la parte izquierda del escenario, una vez hecho, lo curaremos con Radagast. Si miramos hacia el fondo, veremos en la parte derecha un gancho dorado en un árbol, con Dori, tiraremos de él hasta hacer caer las piezas con las que construiremos una estación de trabajo. Si no tenemos todos los materiales que nos piden, tendremos una fuente ilimitada de donde recoger lo que nos quede, en este caso lo más seguro es que sea la madera, en la planta que hay en el centro del mapa, al lado de un pico de minerales. Una vez tengamos todo, construiremos un mecanismo donde tendremos que empujar la s piezas verdes y rojas para hacerlo funcionar, lo que elevará una especie de ascensor, que bajará al cuarto conejo del árbol para que lo curemos. Por último, tendremos que empujar la roca gris del fondo con el martillo de Dwalin, para poder subir a una altura superior, donde uno de los lobos se llevará al conejo restante, pero una vez consigamos golpearle, lo soltará, pudiendo así ayudarle.

Ahora controlaremos a Radagast en su carrera contra los orcos para distraerlos y que la compañía pueda huir. Para ello, deberemos derrotar a tres orcos montados, acercándonos a ellos y resolviendo adecuadamente los QTE que van apareciendo en pantalla. Nuestra atención se centra ahora en Gandalf, con el cual deberemos disparar a las piezas azules que se encuentran en la parte superior del muro de piedra, para hacer que caigan las rocas que descubrirán piezas agrietadas que podremos romper con los enanos, dejando via libre a nuestra huida. En nuestro camino nos toparemos con otra pieza agrietada, pero esta vez más grande, por lo que deberemos unirnos a otro compañero para romperla, y continuar, viendo ahora un par de dianas a las que disparar con el arco de Kili, lo que nos permitirá construir un gancho en la gran roca que tenemos a la derecha. Ahora con Dori tiraremos de ella para pasar al otro lado. Por último, debemos acabar con el comandante orco, disparándole desde la distancia con Kili hasta tres veces, lo que hará que terminemos la misión. 

6. Sobre la colina y bajo la colina

Tras un breve paso por Rivendel, nuestros protagonistas llegan a las Montañas Nubladas, donde se encuentran inmersos en una pelea de Gigantes bajo una inclemente tormenta, que los hace dividirse en dos grupos, por lo que tocará alternar el manejo de uno y otro para salir airosos de la situación. Primeramente manejaremos a Thorin, con el cual podremos romper la primera piedra agrietada que nos corta el paso, hasta llegar a una plataforma verde, donde podremos poner a los enanos con pértigas para que hagan de escalera, y llegar a la plataforma superior, donde necesitaremos una manivela que active el mecanismo. Para encontrarla, deberemos bajar abajo y romper las cajas marrones que se encuentran cerca de las rocas que hacen de muro. Una vez la tengamos en la mano, subimos de nuevo y hacemos que la caja de la polea baje hasta nuestros compañeros. Cambiando ahora de grupo, tendremos que seleccionar a Dori para que tire del gancho que tiene la caja que acabamos de bajar, con la que construiremos un puente. Ya en el otro lado, deberemos romper las rocas grises para obtener las piezas con las que construiremos un yunque, que hará que las grandes piedras del piso superior caigan, haciendo que el otro grupo pueda seguir. Cambiando de enanos de nuevo, tendremos que reconstruir la piedra que ha caído del cielo, obteniendo una pieza agrietada la cual podremos romper, lo que hará que nuestros compañeros de abajo puedan sortear el hueco y pasar hacia la otra parte del camino. pero si seguimos, veremos un carro que golpear con el martillo de Dwalin.

Volvemos con el grupo de Bilbo, con el que deberemos avanzar hasta una pieza que podremos romper si nos unimos a otro compañero, lo que hará caer una roca con la que podremos ascender al nivel superior, por el que avanzaremos hasta encontrar unas piezas de madera al lado de un cofre de metal, que deberemos romper para poder construir una caja que enganchar al gancho que aparece colgando en la pantalla. Volvemos a jugar con el otro grupo, con los que debemos formar una escalera con los enanos encima de la plataforma verde, para poder subir a la plataforma de madera y activar el mecanismo y subir la caja, la cual se romperá, y nos dará las piezas para construir una estación de trabajo en la que elaboraremos un para rayos que nos liberara el camino para unirnos con nuestros compañeros de nuevo.

Ahora estaremos encima de uno de los Gigantes, y nuestro objetivo será ir ascendiendo por él. Nos engancharemos a la planta de la derecha para empezar a subir, y romper la piedra que obstaculiza nuestro camino, pero si rompemos la que se encuentra en la esquina, obtendremos una piedra, que necesitaremos lanzar a las plantas que se encuentran más adelante, con las que construiremos un enganche por el que subir. Continuamos por las escaleras, y seguimos subiendo, momento en el que otro Gigante nos golpeará con una piedra, pero seguimos andando hasta encontrarnos con una piedra agrietada que podremos romper fácilmente. Si continuamos, nos toparemos un carro que nos bloquea el camino, pero podremos moverlo con Dwalin y su famoso martillo, pudiendo seguir adelante rompiendo los obstáculos que encontremos hasta ver un gancho dorado en lo alto de una pared. Con Dori, lanzaremos nuestro gancho para colgarnos, y con otro enano lo haremos caer, pudiendo construir así una escalera que llega hasta las plantas, la cuales deberemos golpear nuevamente con una piedra, que encontraremos rompiendo la roca que está en el piso de abajo. Con las plantas nos fabricaremos otro enganche para subir, encontrándonos con un gancho dorado del que tirar con Dori, sacando un saliente que nos permitirá seguir ascendiendo. Ahora el gigante, tratando de librarse de nosotros, nos tenderá su mano, por la que deberemos subir hasta que nos quiera golpear con su brazo libre, dejándonos a nuestro alcance una pieza agrietada que podremos romper con la ayuda de otro enano, haciendo que el Gigante caiga derrotado. Para terminar la misión, deberemos completar los QTE que aparecen en pantalla para salvar a Bilbo de una muerte segura.

7. Ciudad de los Trasgos

Buscando refugio de la tormenta, la compañía entra en una cueva, pero caen presos de los trasgos, pero Bilbo consigue escapar a duras penas, cayendo en lo más profundo del pueblo trasgo. En esta ocasión solo tendremos a Bilbo como personaje jugable, además de un trasgo que nos ayudará al estar confundido totalmente. Con cualquiera de ellos deberemos romper las piezas que bloquean nuestro paso, pudiendo seguir adelante después, hasta llegar a una explanada, donde veremos a la izquierda una valla de huesos, que si rompemos descubrirá un pequeño pasadizo por el que Bilbo puede entrar. Una vez arriba, golpeamos la bolsa, y hará caer el esqueleto que estaba suspendido por una cadena, desplomándose su cabeza, la cual deberemos lanzar a las rocas sobre el muro, pudiendo así construir los escalones que nos permitirán subir encima de él. Si seguimos avanzando nos encontraremos con una especia de escalera, pero solo el Trasgo es capaz de escalarla. Con él llegaremos a la parte de arriba y pasaremos al otro lado, donde podremos romper las piezas del borde, y construir un puente para Bilbo. Si continuamos nos encontraremos otra explanada con el camino bloqueado. Para seguir adelante deberemos romper las piezas de la parte de la izquierda hasta que estas se pongan a saltar y nos permitan construir una estación de trabajo, en la que introduciremos los materiales necesarios para fabricar una catapulta, con la que lanzaremos a nuestro acompañante, rompiendo los obstáculos.

Gollum hará su primera aparición en el juego, y le retaremos a un juego de acertijos para que nos ayude a escapar de la cueva. Las respuestas se las daremos construyéndolas, por lo que tocará moverse por el escenario. Para la primera de ellas tendremos que romper todos los elementos del piso en el que nos encontramos, haciendo aparecer las piezas que nos harán poder construir la respuesta. Ahora tendremos unas piezas saltarinas en el centro, con las cuales haremos una escalera que el Trasgo podrá escalar, para subir al muro del fondo, donde romperemos todos los elementos de ahí, lo cual hará caer piezas con las que construir un pequeño molino, pero necesitamos la manivela que lo hace funcionar. Tan solo tendremos que cogerla (ha caído con el resto de piezas) y colocarla en el mecanismo, formando así la segunda respuesta. Gollum romperá el molino, dejando una piedra en el suelo, si la cogemos podremos lanzarla a una roca dibujada que se encuentra al principio del escenario, lo que hará que caiga y podamos formar un pasadizo por el que deberá colarse Bilbo para subir a la ultima plataforma. Una vez arriba, tendremos que romper los huesos de la pared para construir una escalera por la que nuestro compañero pueda subir. Hecho esto, nos engancharemos a las dos cadenas de la plataforma con los dos personajes, haciéndola caer al suelo, lo que nos darla las piezas necesarias para elaborar una estación de trabajo, en la que construir un reloj de arena, lo que será la respuesta al último acertijo.

Es el turno de centrarnos en el grupo de los enanos, que han sido llevados ante el Rey Trasgo, y se ven envueltos en una numerosa batalla. De momento lo único que deberemos hacer es acabar con todos los trasgos que se nos pone como objetivo. Una vez hecho aparecerá Gandalf para ayudarnos una vez más, por lo que tendremos que pasar nuestro control a él y ejecutar su ataque de luz. Ahora nos enfrentaremos al Rey Trasgo, mientras damos cuenta de sus súbditos. Llegará un momento en el que el Rey coja una caja con una diana, a la cual debemos disparar para dejar noqueado a nuestro oponente, y poder golpearle al unirnos con otro compañero, Este esquema habrá que repetirlo dos veces más. La siguiente vez que el Rey coja otra caja, ésta tendrá un gancho, por lo que tendremos que usar a Dori para hacerla caer sobre su cabeza. En la última, la caja tendrá piezas mágicas, por lo que será Gandalf el indicado para romperla.

Ahora tendremos que huir de la ciudad, mientras acabamos con los enemigos que intentan impedirlo. Tendremos que seguir adelante por el único camino disponible hasta encontrar un carro, el cual podremos mover con Dwalin, lo que también nos servirá para ascender al piso superior y seguir avanzando hasta que nos encontremos una piezas azules, a las que dispararemos con Gandalf, dejando caer una madera. Esta madera deberemos cogerla con dos de nuestros personajes, para que llevarse por delante a todos los trasgos que nos cortan el camino. Una vez hecho veremos un mecanismo con una manivela, la cual si accionamos, levantará un puente por el que seguir. Tomamos el control del otro grupo de enanos, donde se encuentra Thorin. Siguiendo los caminos marcados llegaremos a una parte donde vemos tres dianas con tres indicadores de color. Con Dori y su tirachinas tendremos que hacer que los colores se correspondan con los que se nos marcan, en este caso, verde, rojo y azul, lo que hará que las plataformas se descuelguen para que podamos pasar por ellas, hasta ver una pieza agrietada, que despejará el camino una vez la rompamos. Ahora uno de los trasgos nos levantará la plataforma por la que debíamos pasar, pero con Dori podremos tirar de ella para devolverla a su sitio, y poder pasar. A continuación deberemos cortar las cadenas de la plataforma, para evitar que los trasgos nos persigan, tras lo cual, tendremos que coger la escalera del suelo y llevarla hasta el hueco para usarla de puente. Siguiendo adelante, nos volveremos a encontrar con una pieza agrietada que impide el paso, rompiéndola podremos seguir avanzando, y cambiaremos de nuevo de personajes. A lo largo del camino veremos una antorcha que deberemos coger para quemar el timón que se encuentra al final de la plataforma, lo que hará que una parte de ella se descuelgue y se balancee. Al otro lado veremos una pared con dos dianas, por lo que necesitaremos a Kili para dispararlas y hacer caer dicha pared y poder saltar a una plataforma segura, desde la cual continuaremos nuestra huida. Si rompemos todos los elementos de esta plataforma encontraremos piezas para construir un mecanismo al que debemos encajar una manivela, que podremos también encontrar entre todas esas piezas. Girando la manivela, levantaremos otro puente que nos dejará continuar. 

De nuevo controlaremos al otro grupo, con el que continuaremos hasta encontrar la plataforma verde donde apostar a los enanos con pértigas para subir al nivel superior, donde dos trasgos nos atacaran, momento que aprovecharemos para romper la baldosa agrietada, lo que nos hará bajar de nuevo. Si golpeamos los barriles de la parte izquierda, la plataforma superior bajará, lo que permitirá a nuestros compañeros subir por ella y acceder a la mesa de construcción, donde fabricaremos, con los materiales adecuados, un mecanismo de engranajes que girará una plataforma colgante para que podamos pasar por ella, dejándonos al cargo del grupo liderado por Gandalf, con el que dispararemos a las piezas azules para hacer caer una gran roca sobre los trasgos, y con un enano, la empujaremos para derribar a todos los que los siguen, despejándonos todo el camino hasta la salida.

El Rey Trasgo aparece de nuevo para impedir nuestro escape, y hará de jefe final de la misión. Para derrotarlo tendremos que hacer que salte hacia nosotros y golpee con su mazo, lo que hará caer piedras que le golpearán la cabeza, noqueándolo, momento que aprovecharemos para atacarle tal y como hemos hecho la última vez que lo vimos. Habrá que repetir el proceso dos veces más hasta que nuestro enemigo caiga derrotado de una vez por todas, pudiendo escapar finalmente del Pueblo Trasgo. 

8. Huimos del fuego…

En su huida, la compañía se encuentra de nuevo con Azog, que los persigue sin descanso, teniendo que huir de nuevo para salvar su pellejo. Corriendo despavoridos hacia la pantalla tendremos a los enanos, y nuestro objetivo será el de no ser alcanzados por nuestros perseguidores mientras recogemos todas las monedas posibles. La compañía ahora se encuentra en un callejón sin salida, por lo que debe subir a los arboles para tener alguna oportunidad de escapar.

Si vamos hacia la izquierda y destrozamos dos rocas que encontraremos, veremos unas piezas que parecen ser invisibles. Para acceder a ellas necesitaremos a Bilbo y su recién adquirido anillo único, con el que se hará invisible también, pudiendo manipular las piezas y creando una placa agrietada, la cual romperemos con algún enano, haciendo caer la red, que incluiremos a nuestra colección de elementos coleccionables. Más adelante encontraremos un tronco agrietado, el que también deberemos romper para construir un gancho del que puede tirar Dori, y así abrir la entrada de un pequeño pasadizo por el que subir a la altura superior. Allí, aun con Dori, nos engancharemos al árbol central para que otro compañero nos use de liana para pasar al otro lado. Dwalin sería el idóneo, pues veremos una roca que solo podrá mover él con su fuerza bruta, también podemos derribar el árbol, y que el resto de compañeros puedan pasar de un lado a otro sin depender de Dori. Ahora subiremos por la piedra que hemos golpeado para pasar a otra parte del escenario, donde deberemos romper los elementos de la parte izquierda hasta descubrir una piedra, que deberemos lanzar al nido del árbol que tenemos al frente, haciendo que caigan las piezas con las que construiremos un enganche con el que empezar a ascender por el árbol hasta la copa, siguiendo las lianas. El árbol se vencerá por el peso y acabaremos en el contiguo, donde se encuentran nuestros compañeros. Disparando con Kili haremos caer las lianas por las que tendremos que subir, pero en una de las hojas veremos una plataforma verde donde tendremos que poner a uno de los enanos de las pértigas, llegando así arriba del todo, pero el árbol volverá a caer. Ahora tendremos que evitar que los huargos nos alcancen tirando bolas de fuego abajo, teniendo que acercar a cuatro de los animales que veremos aproximarse.

Azog hace aparición, y Thorin se lanzará a la batalla. En esta ocasión tenemos que acercarnos y hacerle caer de su huargo blanco mediante QTE, tras lo cual podremos luchar contra el en una batalla directa, hasta que salten de nuevo los QTE que harán que le hagamos daño de verdad, y huya a una plataforma superior, desde donde nos tirará rocas hasta que baje de nuevo a nuestro nivel. De nuevo tendremos que enfrentarnos a él, y cuando le asestemos otro golpe, huirá para montarse sobre su huargo. Ahora nuestro enemigo serán los lacayos de Azog, hasta que vuelva a atacarnos de nuevo, centrándose esta vez en Bilbo, con el que escaparemos si completamos con éxito los QTE que se nos plantean. Una vez hecho, habremos terminado la misión, y también los hechos que se narran en la primera de las películas. 

9. Extraños aposentos

Tras escapar de Azog, la compañía busca un lugar donde esconderse y descansar, por lo que Gandalf los guía hacia la casa de un conocido poco amigable, pero de pronto un oso empieza a perseguirlos. Tendremos que huir, como otras veces, mientras recogemos todas las monedas que podamos, hasta que consigamos dar esquinazo al oso al llegar a una pequeña casa, pero no podemos entrar porque tiene un candado. Si rompemos todos los panales de abejas de la parte derecha, veremos que la llave se la lleva una de las abejas, por lo que tendremos que seguirla hasta el panal donde se esconde, donde deja piezas con las que construir un gancho. Con Dori, tiraremos de él para hacer caer sobre el panal un cuenco de flores, que lo convertirá en azul, y en una pieza objetivo para Gandalf, con el que le dispararemos, haciendo que la abeja huya y deposite la llave en el árbol, junto al tejado de la casa. Para subir, tendremos que acercarnos y engancharnos con Dori al gancho dorado de la rama, y con otro personaje tirar hacia abajo, lo que hará que la llave salga despedida hacia el tejado, más accesible. El panal ha dejado piezas rojas con las que construir una plataforma en la cual Bombur puede tumbarse, listo para que le demos de comer, y poder saltar sobre él, lo que hará elevarnos hasta colgarnos de un enganche, que no soportará nuestro peso, y hará que caigamos, pero con las piezas del suelo, podremos hacernos una escalera con la que subir. Una vez arriba cogeremos la llave con la que abriremos la puerta de la casa. 

10. Moscas y arañas

La compañía ahora dejaba la casa de Beor y se adentran en los dominios élficos del Bosque Negro, donde Gandalf deja al grupo para emprender otro tipo de misión. Desde nuestra posición inicial deberemos acercarnos hasta el muro , donde deberemos romper las rocas que se encuentran en el suelo, así descubriremos las piezas que nos permitirán construir una plataforma verde donde posicionar a nuestros enanos-escalera para poder subir arriba. Allí veremos una estatua que podremos golpear con Dwalin, lo que desbloqueará nuestro camino, el cual seguiremos hasta encontrar el pantano, donde veremos unas dianas. Tomamos el control de Ori, y las dispararemos, lo que hará que salgan a flote unos nenúfares por donde podremos saltar hasta el otro lado. En este lugar encontraremos una hoguera junto a un muelle, donde tendremos que llevar a Bilbo para que use su caña de pescar para encontrar un pequeño candelabro, el cual acercaremos a las llamas para hacernos una antorcha. Con ella en la mano, deberemos retroceder hasta las plantas que bloquean el sendero para prenderlas fuego y que nos dejen pasar. Si seguimos adelante, encontraremos otra estatua, pero esta vez Dwalin no será capaz de derribarla, pero si nos fijamos, veremos cerca unas piezas invisibles, por lo que deberemos usar a Bilbo de nuevo para que con el anillo, pueda construir el resto del raíl, haciendo que la estatua ahora si pueda moverse. Antes de continuar, con Ori deberemos disparar a la diana más cercana para que la plataforma gire y podamos llegar hasta ella. Una vez estemos sobre la plataforma, deberemos disparar de nuevo para que gire, y nos permita llegar hasta la segunda plataforma, donde encontraremos más piezas invisible que Bilbo podrá manipular, construyendo otra diana a la que Ori puede disparar con su tirachinas, pudiendo continuar nuestro viaje encaminándonos hacia la derecha.

Nuestros protagonistas han sido atacados por arañas, que los mantienen cautivos en sus redes, y tan solo Bilbo ha podido escapar, por lo que será el encargado de rescatar a los cinco enanos que el juego nos pone como objetivo. Para acabar con las arañas deberemos ponernos el anillo para hacernos invisibles y acercarnos a ellas, momento en el que pulsaremos el botón de ataque para derrotarlas. Antes de seguir deberemos liberar a Dori, el cual se liberará si le golpeamos, una vez hecho, usaremos su gancho para aferrarnos a la araña colgada que tiene un gancho dorado en el pecho, para tirar de ella y que hacer caer un puente por el que pasar hasta el otro lado, donde se encuentran dos de nuestros compañeros, a los cuales podremos liberar rompiendo las redes que los sujetan, dejando en el suelo las piezas de otro gancho dorado, del que Dori podrá tirar, abriéndose una puerta de un pasadizo por el que deberemos pasar. Nos encontraremos ahora con unas ramas que podremos romper a espadazos, dejándonos vía libre para engancharnos a una red en la que columpiarnos hasta la siguiente plataforma, donde nos encontraremos con dos arañas con las que acabar de la misma manera que la anterior, usando el anillo y asestando un golpe mortal. Tras derrotarlas podremos liberar a otros dos enanos, que harán bajar otro gancho dorado al que Dori podrá engancharse para que Bilbo pueda pasar al otro lado, y derrotar a la araña que custodia el pasadizo que nos hará subir a liberar a Kili, el ultimo prisionero.

Justo para salvarles de una muerte segura llegan los elfos Legolas y Tauriel, con los que deberemos liberar a los tres enanos que han caído presos de las arañas. Con Bilbo iremos a la parte izquierda, donde veremos una estatua invisible, la cual podremos romper mientras nos pongamos el anillo único, pudiendo montar con las piezas del suelo un enganche al que podremos disparar con las flechas de los elfos, pudiendo balancearnos hasta la plataforma superior, donde lucharemos con una araña para liberar a Fili. Con cualquiera de los elfos, ahora deberemos dirigirnos a la parte central, donde veremos un pequeño halo de hojas, desde donde saltaremos a un enganche desde el que subir hasta otra plataforma donde nos espera otra araña, con la que liberaremos a Bombur. Si nos dirigimos hacia la derecha veremos una gran telaraña, bajo la que se encuentra una roca, que si rompemos encontraremos las piezas para construir un gancho, del que Dori podrá tirar, desvelando ramas en la que los elfos podrán encaramarse para ascender por el árbol y llegar hasta el último prisionero, concluyendo así nuestra misión por el Bosque Negro.

11. Barriles de contrabando

Para poder empezar esta misión deberemos cambiar la hora del día, ya que los guardias del reino de Thranduil se dormirán por la noche, dejándonos libre acceso hasta el lugar donde empieza la misión, en la que Bilbo tendrá que rescatar a sus compañeros de las prisiones de los elfos, y los lleva a las bodegas, donde llevará a cabo su plan: meterlos en barriles. Con cualquiera de los personajes que podremos manejar en esta parte nos dirigimos al fondo de la sala para romper la mesa, lo cual dejara al descubierto unas piezas invisibles a las que Bilbo y su anillo podrán acceder para construir una plataforma donde nos dice que debemos poner fuego. a cualquiera de los lados de la sala encontraremos unas antorchas, que usaremos para prender fuego a la estructura de madera, lo que dejara un barril al descubierto. Usando a uno de los enanos nos subiremos encima y lo pondremos al lado del resto de barriles donde se encuentran metidos el resto de nuestros compañeros. Al hacerlo Dori se meterá dentro. Si nos dirigimos al barril gigante de la izquierda, y si lo golpeamos dejaremos caer un grifo dorado, que deberemos coger y lanzarlo al fondo, para dejar caer otro barril, el cual deberemos poner junto a los otros. En la parte de la izquierda encontraremos un tirador, del que si nos enganchamos, haremos que un barril con una diana en él, pero no podremos derribarlo porque no tenemos arco. Al lado del barril gigante encontraremos elementos que podremos romper para construir una mesa de fabricación, con la que hacer un expositor de armaduras, que contiene un arco, así que deberemos destrozarlo para poder cogerlo y disparar a la diana del barril, colocando el último de ellos. Esto hará que aparezca un interruptor que Bilbo deberá golpear.

Los enanos intentan escapar por el rio dentro de los barriles, pero los elfos cierran la presa, por lo que quedan retenidos, momento en el que aparecen los orcos. Fili y Kili se encargarán de liberar a sus amigos. Derrotando a uno de los orcos cerca del muelle podremos recoger un hueso que nos servirá como arma, con el deberemos subir las escaleras de la izquierda mientras derrotamos a los orcos que nos encontramos, así como los que llevan armadura, que están marcados como objetivos. Una vez hecho, tendremos que seguir derrotando orcos hasta que aparezca uno con una armadura verde sobre una escalera. Tan solo deberemos acercarnos y romper la baldosa agrietada, lo que lo hará caer, dejando un arco tras de sí, el cual necesitaremos. Con él retrocederemos hasta el borde del rio, desde donde dispararemos a la diana que hará caer los barriles, despejando el camino de elfos, por lo que ahora podremos acceder a la palanca que abre la presa, a la derecha.

Ahora encarnaremos a los enanos, que se encuentran dentro de los barriles bajo ataque orco. Tendremos que derrotar a los que se acerquen a nosotros, simplemente completando los QTE que aparecerán en pantalla. Cuando hayamos acabado con todos, manejaremos a Bombur, el cual se defenderá con dos hachas de todos los enemigos mientras avanzamos hasta el arbol caído y lo rompemos asestando un golpe a la pieza agrietada.
Los elfos acudirán ahora en nuestro rescate, y desde los barriles deberemos disparar flechas a los orcos que nos acechan desde las rocas hasta acabar con los veinte que nos marca el juego como objetivo. Una vez completado, pasaremos a ver la secuencia de video que da por concluida esta misión.

12. Una cálida bienvenida

Nuestros protagonistas entran en la ciudad del lago gracias a Bardo, un barquero de la ciudad, pero se encuentran desarmados y necesitan aprovisionarse, por lo que se dirigen a la armería para hacerlo. Al empezar, si nos dirigimos a la abertura de la izquierda y rompemos los objetos podremos construir una plataforma verde donde pondremos a los enanos con armas largas para que nos hagan de escalera y podamos subir por el hueco, así entraremos en la armería.

Una vez dentro de ella deberemos recolectar las cinco armas que el juego nos dice: un mandoble, una espada, un escudo, una lanza y un arco. Deberemos romper las mesas de la parte izquierda para poder tener piezas para recomponer el raíl por el que deberemos conducir la cesta a base de martillazos de Dwalin. A continuación tendremos que accionar el engranaje con la manivela, haciendo saltar chispas que encenderán un fuego. Ahora cogeremos el mango de una antorcha en la pared contigua y la encenderemos en el fuego, y entraremos a la parte más oscura de la armería, encendiendo allí una lumbre para ver el mandoble en el expositor, cogiéndolo para nosotros. Ahora si vamos hacia la derecha de la sala veremos una caja que podremos romper en piezas, que usaremos para construir una mesa de construcción, en la que haremos una catapulta, donde lanzar a alguno de los enanos hacia el piso superior, desplegando una escalera para que podamos subir, de paso. 

Justo donde aterrizamos hay una puerta con dos cadenas, si nos colgamos de las dos, se abrirá la puerta que esconde la lanza, pudiendo cogerla. Junto a la puerta hay unas piezas agrietadas que podremos romper formando equipo con otro enano, dejando por el suelo las piezas con las que construir una escalera para subir al piso superior. Tomando el control de Dori podremos tirar del gancho dorado que se encuentra arriba, dejando al descubierto el arco. Ahora deberemos ir hacia la ballelanza y girarla con el tirador verde y rojo, construyéndole un gancho dorado desde el que tirar y disparar. Con la cuerda que se ha lanzado llegaremos al sitio más alto del escenario, donde hay dos dianas que deberemos disparar con el arco que hemos obtenido antes, haciendo que se abra la puerta que guardaba la espada. Para dejar el lugar más accesible, golpearemos la escalera para tirarla abajo. Para conseguir el ultimo arma deberemos dirigirnos a la puerta junto a la diana con forma de rombo, a la que debemos disparar con el tirachinas de Ori, pudiendo coger el escudo, que es lo único que quedaba.

Kili sigue enfermando, y para poder curarle debemos coger flores de reyes, que las tienen los cerdos de la ciudad, por lo que Fili decide perseguirlos. Para localizar al cerdo tendremos que abrir las verjas que esconden a los animales. Si nos dirigimos al barco y rompemos los objetos, podremos construir una escalera con la que subir hasta lo alto de la torre, donde podremos girar el mecanismo que abrirá la primera de las rejas, en la que se esconde una oveja. Si ahora vamos hacia la derecha del escenario encontraremos un cesto con piedras, que podremos tirar a ambas poleas para abrir la segunda de las rejas, que guardaba a una cabra. Por último solo nos queda mirar en una de las casetas, donde controlando a Fili deberemos desenterrar la manivela con la que haremos girar el mecanismo que abre la puerta, encontrando al cerdo por fin, y recuperando las flores si completamos los QTE. 

Los orcos atacan la ciudad, pero aparecen Legolas y Tauriel para detenerlos. Manejando a Legolas, deberemos acabar con los orcos que nos saldrán al paso, hasta que su jefe venga a por nosotros, al cual podremos golpear mediante QTE, pero terminara huyendo, por lo que deberemos seguirle a través de los tejados, haciendo malabarismos por cuerdas y salientes, hasta que lleguemos a un punto en el que nos es imposible continuar. Para seguir, deberemos lanzar una flecha al encaje dorado y saltar a ella para sortear el hueco. Después tendremos que seguir derrotando orcos hasta volver a enfrentarnos con nuestro verdadero enemigo, golpeándole de la misma manera que antes, y huyendo de nuevo. Deberemos saltando a través de las placas de hielo del lago hasta llegar a la barca, en la que deberemos desplegar sus velas para hacerla avanzar hasta la última zona donde nos batiremos en batalla contra el jefe orco.

13. Buscando pruebas

Tras su desaparición, volvemos a ver a Gandalf, y acompañado de Radagast. Ambos magos se han acercado hacia las tumbas de Los Nueve, anteriores lacayos del mal. Nada más empezar, deberemos subir la escalinata hasta que los escalones se derrumben, cortándonos el paso. Para poder sortear el hueco, tendremos que colgarnos de las lianas con los magos, haciendo que caigan las piezas suficientes para fabricarnos un enganche para pasar. Si seguimos nos volveremos a encontrar un obstáculo, el cual podremos destruir gracias a la magia de Gandalf, pudiendo continuar nuestro camino hasta llegar a una explanada, donde veremos una pared con piezas azules, a las que tenemos que disparar. Esto hará que se revele un hueco con un colgador, al que nos tendremos que agarrar para dar la vuelta a la estatua, la cual sostiene un orbe azul, al que Radagast puede disparar, haciendo que se active un mecanismo que revela los escalones que le faltaban a la escalera. Si continuamos, en ella nos encontraremos unas rocas que nos impiden el paso, pero encima de ellas encontraremos piezas azules, las cuales podremos alcanzar con la magia de alguno de los magos, haciendo que caigan sobre las rocas y liberen el paso. En la siguiente explanada encontraremos un pájaro contaminado por magia negra, pero podremos curarle con Radagast. Si lo hacemos el pájaro saldrá volando hacia la pared y dejará tras de si unas piezas con las que construir un puente para poder seguir subiendo. Para terminar de ascender tendremos que saltar a través de los enganches que veremos hasta llegar a la ultima plataforma, donde veremos una puerta cubierta de piezas azules, las cuales podremos eliminar usando nuestra magia.

Los magos entran en las tumbas a investigar, por lo que la única luz que tendremos será la de sus bastones. Bajamos las escaleras hasta encontrar una puerta cerrada. Para abrirla tendremos que saltar por los enganches que se encuentran a su izquierda hasta llegar a un tirador que se encuentra arriba, del que si nos enganchamos, revelara un orbe azul, al que podremos disparar con el otro personaje que nos acompaña, lo que abrirá la puerta. Ahora la vista cambiará un poco, y veremos a nuestros protagonistas de manera cenital en lo que parece un laberinto, pero no pasa nada, ya que el camino es fácil. Deberemos seguir el sendero del centro, en el que tendremos que derribar una puerta para poder continuar, si seguimos el camino, llegaremos a la puerta de salida. 

En la siguiente sala deberemos disparar a los cristales azules que se encuentran a ambos lados para descubrir el pasadizo que nos dejara seguir con nuestro camino, que siguiéndolo llegaremos a una puerta cerrada con un murciélago envenenado. Si lo curamos, éste echará a volar hasta posarse boca abajo en un tirador, que revelará dos esferas azules en la parte superior, haciendo un total de cuatro las que hay en la sala, que brillarán en un orden determinado. Nosotros deberemos hacerlas lucir en el mismo orden, disparándolas. Tendremos que repetir el proceso una vez más para que la puerta se abra y nos deje continuar. Llegaremos a una sala donde un cristal azul cuelga del techo, y otros dos se encuentran tas dos rejas que no nos dejan alcanzarlos. Disparamos al que cuelga, ya que es el más fácil, y destrozamos la tumba y las rocas de la derecha, lo que dejarán las piezas necesarias para construir una escalera que nos deje llegar al pulsador de la derecha, en el que nos deberemos poner encima para ver un orbe azul al que disparar, lo que hará que el cristal derecho se encienda. Lo mismo deberemos hacer con el lado izquierdo. Una vez hecho, la puerta nos dejará pasar. 

Ahora tendremos que caminar pegados a la pared para no caer al vacío. De vez en cuando tendremos que romper rocas que impiden nuestro avance o saltar pequeños huecos. Así llegaremos al otro lado, donde veremos un candado azul, al que deberemos disparar, esto hará que el suelo se derrumbe y caigamos al piso de abajo, donde tendremos que cruzar de nuevo pegado a la pared hacia el otro lado, hasta encontrar una puerta con dos tiradores. Nos deberemos enganchar con cada uno de los dos magos para dejar caer un cristal azul, con el que abrir la puerta y terminar la misión.

14. El nigromante

Los magos se aproximan ahora a Dol Guldur para investigar, una antigua fortaleza en la que Radagast afirma que vive un nigromante de oscuro poder. Caminamos sobre el puente en el que empezamos hasta la puerta bloqueada por unas plantas, pero con nuestra magia conseguiremos abrirla y pasar. Continuamos hasta darnos de bruces con otra puerta cerrada, pero esta vez por las fuerzas del mal, por lo que nos sera imposible abrirla por nosotros mismos. Deberemos romper el barril que se encuentra en el hueco de las escaleras, con lo que obtendremos piezas para construir un interruptor, que podremos accionar con nuestros poderes, y asi abrir la puerta oscura. Si pasamos por ella nos encontraremos en un gran escenario, y si nos fijamos hay otra puerta bloqueada por oscuridad, pero esta vez hay tres esferas rojas que activar para poder pasar. Si subimos por las escaleras de la derecha veremos un pájaro envenenado, el cual podremos curar con Radagast, así este se posara en una rejilla, pero parece que nos queda otro. Lo encontraremos encaminándonos al fondo del escenario, y si lo curamos, irá hacia la rejilla también, y junto al otro pájaro, levantarla y descubrir las piezas que forman el primer interruptor. En la parte izquierda del escenario, vemos una jaula llena de esqueletos, si la disparamos esta caerá y nos servirá de trampolín para subir al nivel superior, donde deberemos romper los objetos de la pared, para crear un mecanismo que gire el interruptor que se encuentra allí. Ya solo queda uno, y para acceder a él tenemos que romper las tablas que vemos bajo unas escaleras al fondo, y con sus piezas hacernos una escalera para poder subir. Una vez arriba veremos una puerta azul, que deberemos romper, lo que nos dará las piezas necesarias para construir el tercer último interruptor. Lo activamos y continuamos nuestro camino.

Nos encontramos ahora en una sala en cuyo centro hay unas piezas que podremos romper, y así conseguir un hacha, que necesitaremos para romper la pieza agrietada del lado derecho, lo que hará caer las piezas necesarias para crear un escalón por el que subir arriba. Allí encontrarnos un saliente en la pared por el que avanzar hasta llegar a la plataforma donde vemos un mecanismo. Lo hacemos funcionar girando la manivela, lo que abrirá la puerta parcialmente. Ahora en el lado izquierdo deberemos romper una roca, que dejara caer pieza saltarinas con las que crear un impulsor, con el que moveremos el mecanismo, que revelará unas escaleras que nos permitan subir a este nivel. Una vez arriba, rompemos la jaula del esqueleto y cogemos la manivela que necesitamos para activar la maquina del fondo, que abrirá la puerta completamente. Pero Azog aparece en escena dispuesto a luchar. Para derrotarlo no hay que hacer nada especial que no hayamos hecho ya en nuestros anteriores enfrentamientos con el, salvo la peculiaridad que si vamos de frente, nos cogerá por el cuello y no podremos hacerle nada, por lo que deberemos cambiar de personaje y atacarle hasta completar los QTE.

Ahora tenemos que huir de la fortaleza, ya que nos persiguen infinidad de orcos, mientras recogemos monedas hasta que llegamos a una gran explanada, donde nos espera el verdadero jefe de la misión. Vemos que nuestro enemigo es un gran muro de piezas, que nos ataca con puños de color morado, que habrá que esquivar hasta que lo haga con una formación de piezas azules, que se detendrá un poco cuando nos ataque, para darnos tiempo a pulsar el botón que nos protegerá de ese ataque, y pulsando rápidamente rechazaremos el ataque, lo que nos dará piezas para construir un interruptor de los que hemos visto antes, para lanzarle un rayo y hacerle daño. Tendremos que repetir el proceso hasta tres veces, y acabar con el enemigo, terminando así la misión.

15. En el umbral

Volvemos a los enanos, que han abandonado la Ciudad del Lago y están de camino a la Montaña Solitaria, para poder abrir la puerta y entrar en su fortaleza, pero antes, tendremos que llegar a ella. Nada más empezar, deberemos romper los carros de madera, que dejaran caer piezas invisibles que solo Bilbo con su anillo puede manipular, creando así un gancho, del que Dori puede tirar. Una vez lo hagamos, las cajas caerán al suelo y nos permitirán subir, hasta una plataforma verde, en la que tenemos que poner a nuestros enanos-escalera para poder seguir subiendo. Ahora debemos llevar a Dwalin, ya que una gran roca bloquea el camino y solo él puede moverla, dejando al descubierto otra plataforma verde en la cual poner a los enanos, y llegar al saliente de arriba e ir ascendiendo. Mientras subimos, no nos olvidemos de dejar caer escaleras y lianas para que el resto de enanos también puedan ascender. Ahora veremos un pequeño pasadizo, por el que nos deberemos colar para llegar hasta una pieza agrietada que bloquea el camino, la cual deberemos romper. Seguimos ascendiendo y seguimos el camino marcado hasta encontrar un gancho dorado en lo alto de una pared, del cual debemos colarnos con Dori, y con otro enano hacer peso, lo que abrirá la puerta que aparecía bloqueada, y que escondía un pasadizo. Si entramos por él, llegaremos a una plataforma superior, donde veremos unas dianas que deberemos hacer coincidir con el color mostrado. Con el tirachinas de Ori, dispararemos a las dianas hasta que estas coincidan, haciendo girar el puente que nos permitirá continuar con nuestra misión, hasta llegar a una pieza agrietada. Si la rompemos, ésta hará caer una roca que podremos mover golpeándola con Dwalin, pudiendo llegar de esta manera al escalón por el que deberemos subir. 

Ahora es el turno de buscar la cerradura. Si nos vamos a la parte izquierda del escenario, veremos una rocas que deberemos romper para construir una manivela con la que deberemos hacer funcionar la plataforma cercana, que funciona como ascensor, así que subiremos a un personaje a l nivel superior. Si intentamos avanzar veremos que la plataforma del medio esta caída, y no podremos pasar por ella, a menos que accionemos el interruptor que se encuentra abajo. Dejamos al personaje que estemos controlando arriba, y tomamos el control de otro para que vaya al hueco de la roca y haga caer el interruptor, lo que hará que la plataforma se levante, dejándonos pasar. Una vez hayamos pasado la segunda plataforma, debemos pararnos y dejar de pulsar el interruptor, para que así la ultima plataforma también se levante y podamos llegar hasta el final, donde haremos girar la manivela hasta que quememos el árbol, revelando la finalmente la puerta a Erebor.

16. Información secreta

Por fin nos adentramos en Erebor, donde Bilbo tiene la misión de encontrar la Piedra del Arca, pero se encuentra con Smaug, por lo que deberemos esquivarle todo lo que podamos. Nada más empezar, avanzaremos rompiendo todo lo que encontramos las piezas saltarinas para construir una escalera que nos permita seguir avanzando. Ahora rompemos la pieza agrietada con Balin, y rompemos las cajas que veremos, ya que encontraremos un gancho para tirar del enganche dorado de la estatua, que está bloqueándonos el paso. Cuando la hagamos caer, debemos avanzar con cautela, pues Smaug aparecerá de nuevo. Avanzamos un poco y destrozamos las rocas al lado de la balanza para construir la parte que le falta a la columna y poder llegar a la siguiente plataforma, donde de nuevo tendremos que romper los objetos para descubrir las piezas necesarias para construir un gancho del que tirar y hacer caer una piedra que desbloquee el camino. Rompemos ahora el escudo agrietado y después el armero, de donde cogeremos un arco para disparar a la diana que se encuentra sobre la lámpara, para despejar el camino. Debemos permanecer siempre fuera de la vista de Smaug, pues si nos localiza, moriremos instantáneamente. Avanzamos hasta caer de nuevo por una rampa, y por fin llegaremos a la Piedra del Arca, pero la cosa no termina aquí.

Nos encontramos ahora en las fraguas de Erebor, donde Thorin planea plantarle cara al Dragon. Primeramente tomamos el control de Dwalin y Dori. Con este ultimo tiramos del gancho dorado que se encuentra en las piezas cerca del horno, haciendo que estas caigan y podamos construir una parte de una estación de trabajo. La otra parte la haremos con las piezas que nos dejará la gran cesta que se encuentra sobre los raíles, tras haberla hecho caer con el martillo de Dwalin. En la estación, construiremos un fuelle gigante con el que avivaremos el fuego del horno. Ahora es el turno de Bilbo, que deberá subir a lo alto de la torre para tirar de la palanca. Si rompemos los elementos del escenario, descubriremos una plataforma verde en la que subir al enano, por el que Bilbo podrá escalar. Si lo hacemos, nos encontraremos con piezas invisibles, con las que el hobbit construirá otra plataforma verde. Controlando al enano, podremos construir una escalera que le permita subir hasta donde esta Bilbo con las piezas que están a su lado. Ahora Bilbo podrá seguir ascendiendo, enganchado al saliente de la torre mientras esquiva los embistes de Smaug, tirando de la palanca a la señal de Thorin. La acción se centra en Balin y Ori. Veremos que hay dianas a las que podremos disparar para seleccionar el esquema de colores que necesitamos, pero no está en ningún sitio pintado. Para verlo, deberemos romper la estufa que hay bajo la diana del medio, y construiremos la muestra. Ahora, con Balin nos iremos colgando de la cadena al lado de cada diana para que la reja que la bloquea desaparezca, y Ori pueda dispararle sin problemas. Una vez que hayamos puesto los colores en orden, aparecerá una mesa donde podremos hacer unas granadas que deberemos lanzar a Smaug, hasta que cinco consigan dañarlo.

Cambiamos de localización, donde deberemos romper los elementos del escenario desde el punto en el que comenzamos, reuniendo así las piezas para construir una diana a la que Ori puede disparar, dejando caer la escalera por la que deberemos subir. Ahora, con Dori, tiraremos del gancho dorado para hacer caer un puente por el que pasar al otro lado, donde se encuentra Bombur tirando de un gancho, por lo que debemos hacer que uno de nuestros compañeros se quede con él ayudándole. Subimos ahora por la escalera, y vemos un mecanismo, pero que no tiene manivela. La encontraremos rompiendo los cofres del otro lado de la plataforma, la cogemos y la colocamos. Haciéndola girar, la grúa nos tenderá una manera de sguir avanzando hasta la otra plataforma, donde dejaremos a otro enano ayudando a tirar a su compañero, lo que hace caer una plataforma verde en la que poner a Nori, para que Bilbo pueda ascender a la ultima plataforma. Si golpeamos el barril de la derecha, lo haremos caer, así Nori desde abajo podrá construirse una manera de subir también. Una vez arriba, con el enano romperemos la pieza agrietada, que nos bloqueaba el paso hasta el último de nuestros compañeros, dando comienzo el video con el que concluye la misión, y la historia de todo el juego, aunque la Tierra Media aun nos depara muchas horas de entretenimiento. 

Cerrar