Cómo matar o salvar al corazón del bosque en The Witcher 3

La historia en la que nos veremos envueltos en la Ciénaga del Jorobado durante el argumento principal de The Witcher 3 es de lo más tremendo que podemos encontrarnos. No hay una decisión final que no tenga terribles consecuencias, y todo el peso caerá sobre nuestros hombros.

Tras los pasos de Ciri, después de haber pasado un buen rato con el Barón Sanguinario, tendremos que ir a la Ciénaga del Jorobado. Allí comenzaremos una misión que tendrá varias secundarias, una de ellas la tendremos que completar como favor a los lugareños para saber qué ocurrió con Ciri, y nos llevará al corazón del bosque, donde hay una criatura de lo más extraña.

Para no enrollarnos demasiado vamos a ir directamente con los monstruos a los que nos tendremos que enfrentar durante esta misión, que son varios, primero un hombre lobo que hace de guardián y luego el mismísimo corazón del bosque o a una bruja del agua, según el camino que tomemos.

Descripción de los hombres lobo en The Witcher 3

El hombre lobo no será muy complicado, pero como para muchos será uno de nuestros primeros grandes monstruos, puede impresionar bastante. Se trata de un enemigo bastante rápido y con un golpe potente, así que una buena idea es usar Queen, al menos hasta que le hayamos cogido las distancias de seguridad.

Los espadazos potentes le sientan muy mal, así como la señal de Igni. Una buena forma de encadenarle golpes es soltarle un espadazo potente, lanzarle Igni y soltarle otro espadazo. Después deberíamos apartarnos si no queremos que nos de una buena tunda de golpes, nunca hay que estar demasiado tiempo cerca.

Una vez lo derrotemos entraremos a la gran roca que hay bajo el roble y nos encontraremos con el extraño monstruo, comenzando un diálogo. En pocas palabras nos intentará convencer de que le liberemos o pasarán cosas terribles con los niños de las brujas. Tenemos la opción de matarlo o liberarlo, os contamos cómo conseguir las dos vías y sus repercusiones.

Matar al Corazón del Bosque

Si decidimos matarlo podemos hacerlo en el instante o salir y volver más adelante. Sea como sea, cuando señalemos en los diálogos la opción de matarlo, comenzará el combate de forma inmediata.

Durante todo el combate es recomendable que usemos Queen. No será un monstruo difícil porque lo único a lo que tendremos que hacer frente es a los endriagos que salen, que es la forma que tiene el monstruo de atacarnos. Es lo único que hará, resguardarse con raíces a modo de escudo y enviarnos endriagos.

Cuando matemos a los endriagos podremos centrarnos en el monstruo, romperle su escudo y darle golpes para restarle vida, entonces nos volverá a enviar endriagos y vuelta a empezar. Como decimos, no es un monstruo complicado, la clave es usar Queen para no sufrir contra varios endriagos a la vez.

Consecuencias de este camino [ALERTA SPOILERS]: si tomamos esta decisión, los niños de la ciénaga desaparecerán –se supone que muertos– y Anna perderá la cordura, pero el Barón tomará consciencia de sus errores y querrá enmendarlos empezando por ayudar a Anna. Recuerdas que tenemos un artículo completo sobre cómo decidir el destino del Barón.

Liberar al espíritu de su maldición

Si decidimos ayudarlo nos empezará a contar qué necesitamos para deshacer el maleficio, nada demasiado complicado. Primero tendremos que salir de la cueva e ir al marcador que nos ha indicado para recuperar sus restos mortales, custodiados por una bruja del agua a la que no tendremos mayores problemas para matar. Simplemente debemos esquivar sus ataques a distancia y esperar a contratacarle sus golpes, algo que no resulta muy difícil, pero su barra de vida no es pequeña.

Cuando volvamos seguiremos hablando con el corazón del bosque, esta vez tendremos que ir a por un caballo en otro punto indicado, para capturarlo necesitamos usar Axia sobre uno de ellos y montarnos en él. Entraremos en la cueva, hablaremos con el espíritu y lo liberaremos.

Consecuencias de este camino [ALERTA SPOILERS]: con esta decisión cabrearemos a las brujas de la ciénaga, los niños desparecerán y los dioses sabrán dónde se han metido, los aldeanos enloquecerán y se matarán los unos a los otros y Anna se convertirán en bruja del agua, consecuencia ante la que el barón se suicidará.

Cerrar