10 claves para sacarle el máximo rendimiento a tu Xbox One

10 claves para sacarle el máximo rendimiento a tu Xbox One

Las videoconsolas ofrecen numerosas posibilidades en cuanto a su funcionalidad. Muchas de ellas ya las conocemos en el momento en el que las adquirimos, sin embargo otras tantas son obviadas bien por desconocimiento o bien porque no nos hemos parado a pensar lo útiles que podrían resultar. Es el caso de Xbox One, máquina a la que le puedes sacar un mayor partido del que quizás le estés sacando a día de hoy.

¿Cómo? Pues con 10 claves que nos ofrece Gizmodo que abarcan desde la utilización de un disco duro externo para no consumir toda la memoria de Xbox One o incluso usar el teléfono móvil como mando de control. También otras ideas como emplear los comandos de voz para controlar la consola a distancia gracias a Kinect pueden hacernos más cómoda jugar con esta máquina.

Consola que por cierto ha rebajado su precio hasta el próximo 13 de junio. Así que si tras estos consejos te entran ganas de una Xbox One, date prisa porque la encontrarás más barata.

1.- Disco duro externo: Si te estás quedando sin memoria donde almacenar en tu Xbox One, puedes emplear un disco duro externo para ampliar guardar datos y juegos siempre y cuando este tenga conexión USB 3.0 y una capacidad de más de 256 GB.

2.- Alterar el orden de descargas: Si algún contenido te urge en especial puedes darle prioridad respecto a otro. Únicamente tendrás que abrir la pestaña de opciones marcada como tres rallas horizontales, pausar la descarga para iniciar automáticamente la siguiente que haya en cola.

3.- Reproductor de contenido multimedia: Puedes ver películas, fotos o escuchar música en tu Xbox One conectando un dispositivo USB a la consola lo cual abrirá el reproductor multimedia con el que visionar este contenido. También puedes ver material de otros dispositivos si has configurado la red para conectar ambas plataformas.

4.- Personalizar la interfaz: Haz de tu Xbox One una consola única cambiándole el color o eligiendo una imagen de fondo que hayas descargado o copiado en un dispositivo USB desde el menú de ajustes y en la pestaña personalización en concreto.

5.- Streaming de juegos de Xbox One en Windows 10: La intención de Microsoft es hacer que todos sus productos se conecten. Si tu ordenador con Windows 10 está conectado en red a tu Xbox One elige la opción “streaming de juegos DVR” dentro del menú “Preferencias” y conecta un mando de Xbox One a tu PC para disfrutar de tus videojuegos con solo abrir la aplicación Xbox.

6.- Órdenes de voz: Si tienes el dispositivo Kineckt conectado a tu Xbox One podrás dar órdenes a tu consola empleando tu voz. No tengas vergüenza de decirle a tu Xbox One “ve a…” ya que de este modo podrás acceder a juegos, ajustes y demás opciones sin mover un solo dedo.

7.- Personalizar los controles del mando: Si no te gusta la configuración por defecto que tiene el mando de Xbox One personalízala a tu gusto desde el menú “Ajustes”, desde donde puedes acceder a la sección “Kinect y otros dispositivos” y desde ahí a “Dispositivos y otros accesorios”. En este aparado podrás invertir los ejes del joystick o customizar los botones a tu antojo.

8.- Usar el dispositivo móvil como control secundario: Descárgate la aplicación Smart Glass, disponible tanto en IOS como Android, y podrás controlar gran parte de la interfaz de tu Xbox One desde tu móvil. El único pero que tiene este punto es que no puedes jugar a videojuegos con esta app.

9.- Control Parental: Si quieres proteger a tus hijos de ciertos contenidos, pásate por la sección “Familia” dentro del menú “Tu cuenta”, en este apartado podrás elegir crear distintas cuentas con diferentes funcionalidades en función de la edad de quien las use.

10.- Función Lupa: Si al navegar por la interfaz de Xbox One hay determinadas zonas a las que tu vista no alcanza a ver, no te preocupes, puedes acceder a la opción “ver” que te permitirá agrandar la imagen empleando el joystick izquierdo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar