10 controversias de videojuegos que fueron tremendamente exageradas

10 controversias de videojuegos que fueron tremendamente exageradas

Hoy en día, los videojuegos proporcionan diversión y entretenimiento a aficionados en todo el mundo, y como buen fenómeno mundial, no puede pasar sin detractores. De hecho, es raro el día en que alguna desarrolladora de videojuegos no ha de sufrir el acoso de críticos morales en sus redes sociales y servicios de atención al cliente.

Por supuesto, un porcentaje de estas críticas tienen un fundamento lógico, y por tanto dichos estudios deben tomarlas en cuenta para mejorar su know how de la industria. Sin embargo, hay otra parte que simplemente sabe esgrimir críticas sin demasiado fundamento, movidos por alguna razón que no podemos entender. En este artículo vamos a recopilar algunos de esos intentos de colectivos críticos que intentaron destronar a un videojuego por su contenido o implicaciones, pero que sin duda fueron muy exagerados.

Divinity: Original Sin

Los entusiastas de los videojuegos conocemos muy bien cómo los títulos de ambientación fantástica parecen soportarse en la idea de que una armadura femenina protege más cuánto más reveladora es, lo cual debería corregirse por el bien de la igualdad. Dicho esto, la reacción que sufrieron los responsables de Divinity: Original Sin por su diseño de portada nos parece desproporcionada, llegando a amenazas y chantaje tras su paso por el E3.

Bully

Rockstar siempre ha sido uno de los principales adalides de la polémica, y con este título ambientado en un instituto no fue ni mucho menos inferior el impacto que tuvo en los colectivos de protección de la moral. Por ejemplo, antes de su lanzamiento, el gobierno de Brasil lo prohibió por asegurar que promovía el bullying, imponiendo una multa de 200.000 euros a todo aquel comercio que los distribuyera. De hecho, como pudimos ver, su protagonista intentaba acabar con el abuso en su escuela, uniendo a todos los grupos de alumnos. En otro caso, el senador estadounidense Jack Thompson, conocido por su odio absoluto a los videojuegos, aseguraba que promovía los genocidios en las escuelas, denunciando a Rockstar. A día de hoy aún no sabemos por qué, ni tampoco el juez que desestimó su caso.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Somos fans de Metal Gear, y a pesar de todo podemos reconocer que el atuendo de Quiet es exageradamente revelador. De igual manera, Kojima tuvo problemas al elegir sus palabras cuando aseguró que quería crear un personaje “erótico”, lo cual luego corrigió a sexy, hundiéndose en su propio charco. Sin embargo, a lo largo del título descubríamos que este personaje revelaba su piel porque esto le ayudaba a respirar artificialmente. Si bien es una explicación algo frágil, es muy extraño cómo los temas más sugerentes de Metal Gear, como la guerra o la investigación genética, han pasado desapercibidos para los críticos, mientras que este tipo de atuendo es tan fácil de atacar.

Overwatch

La pose inicial de Tracer en la pantalla de victoria Overwatch fue uno de los contribuidores a la fama del título, pero fruto de las quejas de un jugador que consideraba que el personaje perdía su personalidad para sólo ser otro objeto. La crítica fue tan dura que Blizzard no pudo sino modificar la pose, por otra, a nuestro parecer, igual de sugerente. ¿Qué quiere decir esto? Pues sencillamente que, en cuanto la polémica fue atendida por el estudio, se esfumó, lo cual no dice mucho del convencimiento de los críticos.

Left 4 Dead 2

En una de las más irracionales polémicas de este reportaje, un usuario de la beta de Left 4 Dead 2 acusó duramente a Valve de racismo por el hecho de que aparecieran zombies de raza negra en el título, concretamente en un nivel situado en Nueva Orleans. No sabemos si puede existir este racismo cuando varios de los personajes controlables también son afroamericanos, o si de hecho lo que sería considerado racista es que todos los zombies fueran caucásicos,  pero quedó muy claro que la crítica estaba más que fuera de lugar, y toda la comunidad respondió con un sonoro “¿De qué narices estás hablando?”.

Pillars of Eternity

En la tumba de un personaje de este título, llamado Firedorn, se puede leer un poema que básicamente explica que este personaje intentó mantener relaciones sexuales con una mujer que resultó ser un hombre, a raíz de lo cual se tiró de un barranco. No tardaron en aparecer fuertes críticas de transfobia contra el título, y el estudio no tuvo más remedio que cambiarlo. Sin embargo, aprovechó para burlarse de esta polémica tan poco racional en el nuevo poema. Cabe destacar que el controvertido poema original no ataca en ningún momento a aquellos que deciden cambiar su género.

Fire Emblem Fates

Este genial título llegó a Occidente con toda clase de modificaciones y recortes, lo cual calentó el terreno para la polémica. Uno de los temas fue la supuesta homofobia del juego, al situar a uno de los personajes como débil a raíz de su identidad sexual. Por supuesto, el autor de los comentarios no había jugado a Fire Emblem Fates, simplemente había decidido sacar un vídeo de contexto, llegando a asegurar que “hay gente que se suicida por cosas así”. Racional y argumentado. Por desgracia, los medios se hicieron un incompleto eco de esta controversia y la intervención del personaje fue modificada.

Grand Theft Auto V

Sobra decir que la saga GTA ha sufrido y sufre el ataque de la polémica a lo largo y ancho de todo el mundo, pero puede que se este caso el que se lleva la palma. Y es que diversos colectivos morales de Australia decidieron boicotear los comercios de la línea Target, pues en Grand Theft Auto V “se animaba a cometer violencia de género, y los jugadores recuperan su vitalidad violando mujeres”. Nosotros no hemos visto esta horrible opción en el juego, y el hecho de que se pueda cometer violencia en el juego está lejos de incurrir en controversias de género. Como mucho, se podría criticar a Rockstar por el hecho de que los tres protagonistas sean masculinos, pero parece que este grupo polémico no llegaba a tal sutileza de pensamiento.

Night Trap

En un caso similar al de GTA V tenemos a Night Trap, uno de los títulos que dio origen a la agencia de calificación de videojuegos ESRB. Y es que según varios senadores estadounidenses, contenía fuertes escenas de desnudez explícita y violencia sexual contra mujeres. De nuevo, no pudimos (ni habríamos querido) desbloquear estas escenas, porque básicamente su desarrollo se basaba en pulsar un botón cuando los villanos aparecían en pantalla, capturando a unos personajes que estaban lejos de la desnudez. Como mucho, Night Trap pudo pecar de ser aburrido y hundirse en su intento de innovar.

Doom

Si bien este reportaje no es un ranking en el sentido estricto de la palabra, podemos decir que esta última entrada es sin duda el videojuego controvertido por excelencia. Y es que Doom ha sufrido todas las críticas contra la violencia y el satanismo que se pueden elaborar, muchas llegando desde colectivos religiosos. Hasta ahí todo parece normal e incluso inofensivo, pero cuando la tragedia del Instituto Columbine tuvo lugar, Doom y la música heavy metal fueron los principales causantes, y no aquellos que empuñaron las armas aquel día aciago.

Cerrar