10 momentos de los videojuegos que hay que experimentar antes de morir

10 momentos de los videojuegos que hay que experimentar antes de morir

Esta noticia contiene spoilers sobre los videojuegos que trata.

Mucho se habla de las conocidas “bucket list”, esa suerte de listas de tareas que uno ha de realizar antes de morir. Sin embargo, los entusiastas de los videojuegos lo tenemos muy claro: la lista estará repleta de títulos que hay que jugar y rejugar antes de dejar este mundo.

Este argumento no podría ser más subjetivo, pues cada uno tenemos nuestros favoritos y nuestros juegos odiados aunque sean considerados obras maestras, pero sí nos podemos poner de acuerdo en que algunos títulos nos han obsequiado con momentos narrativos y jugables que sí merecen ser reconocidos por todos. Y en este reportaje queremos recopilar 10 de esos momentos, que te garantizamos querrás experimentar antes de dar tu último suspiro.

Portal – Still Alive

A lo largo de todo el icónico Portal, GlaDOS, la inteligencia virtual que controla Aperture Science, nos hace pasar por toda clase de experimentos y penurias que ponen a prueba nuestra materia gris. Lo curioso es que, a cambio, nos promete una tarta, que finalmente nos entrega. Sin embargo, y como ya es sabido por todos, “La tarta es una mentira”. De hecho, el verdadero regalo son los títulos de crédito, acompañados por la canción Still Alive, interpretada por la propia GlaDOS, y que ya es un himno de los videojuegos en todo el mundo.

Mortal Kombat – Finish Him!

Si eres fan de los juegos de lucha, no has podido dejar pasar un título de la saga Mortal Kombat. Y es que se trata de una de las franquicias más longevas del género, así como la más violenta que hay en el mercado. Así lo atestiguan los Fatalities, movimientos finales que podemos ejecutar sobre un rival que ha perdido casi toda su vitalidad, y que nos permiten asesinarle de las maneras más oscuras y sangrientas posibles. Todo jugador debe haber realizado al menos un Fatality en su vida.

Red Dead Redemption – La muerte de John Marston

Este título de Rockstar es una auténtica odisea, en la que recorremos el sur de Estados Unidos combatiendo contra toda clase de bandidos y animales, con tal de volver a nuestra granja y poder ver a nuestra familia de nuevo. Todo ello culmina un día en que todos los enemigos del protagonista se reúnen en dicha granja, y John debe sacrificarse para salvar a su esposa e hijo. Pocos momentos nos han hecho sentir tan impotentes como cuando llegábamos al conocimiento de que sólo teníamos 6 balas, insuficiente para tantos enemigos.

Metal Gear Solid 3: Snake Eater – Lo siento, Boss

La saga Metal Gear Solid está repleta de grandes momentos, pero puede que éste se lleve la palma. Al final de Snake Eater, Naked Snake (que después pasará a llamarse Big Boss)  se ve en la necesidad de tomar la decisión de asesinar a su mentora, calificada de traidora a Estados Unidos, o traicionar sus creencias y a su país. Todos sabemos cuál es la decisión que hemos de tomar, y lo mucho que dolió, y aún duele, haber tenido que tomar la vida de un personaje tan esencial para la historia de Metal Gear Solid.

Bioshock – Would you kindly?

Tras nuestra primera visita a Rapture, no podemos sino quedarnos abrumados ante el diseño y la atmósfera que reina en esta ciudad subterránea, uno de los factores que han convertido a esta saga en una de las más influyentes en la historia reciente de los videojuegos. Sin embargo, es el giro final del argumento, liderado por la icónica frase “Would you kindly?” (¿Serías tan amable?), lo que hace de este título un absoluto imprescindible.

Pokémon Rojo/Azul – ¡Te elijo a ti!

Es muy sencillo: si hemos de elegir un gran momento imprescindible en los 20 años de historia de Pokémon, ése es sin duda nuestra entrada al laboratorio del Dr. Oak por primera vez, cuando debemos elegir a nuestro primer Pokémon inicial entre Bulbasaur, Charmander o Squirtle. La indecisión y la sensación de comenzar una aventura gigantesca aún no se han pasado.

Halo: Combat Evolved – Concepto de juego

El primer título de Halo está repleto de grandes momentos, pero no eso lo que queremos tratar en esta entrada, sino la ambición que desplegó Bungie a la hora de proponer un FPS no lineal desarrollado exclusivamente para consola, en una época en la que este concepto era impensable. Por esa innovación, base de muchos videojuegos actuales, merece ser jugado de principio a fin.

Final Fantasy VII – La muerte de Aeris

Sabías que este momento iba a llegar. Pocos momentos nos han marcado tanto a los jugadores como el fallecimiento de Aeris a manos de Sephiroth, que aún vemos venir con angustia en la cara cada vez que rejugamos Final Fantasy VII. Y no tenemos muy claro si podremos soportarlo en alta definición a lo largo de Final Fantasy VII: Remake. Sin embargo, por triste que sea, ha de ser jugado para entender la extensión narrativa de esta saga.

Super Mario 64 – Mario en 3D

Nintendo 64 tiene uno de los catálogos más icónicos conocidos por los fan de videojuegos. Goldeneye 007, Ocarina of Time o Perfect Dark son algunos de los ejemplos, pero sin duda un momento que pasará a la historia es la primera vez que pudimos controlar a un Mario tridimensional, que suponía el primer salto a un futuro repleto de exitosos juegos lejos de la perspectiva en 2D.

Donkey Kong – Pantalla de la muerte

Sólo los jugadores más veteranos pudieron disfrutar de esta recreativa, considerada por muchos como el fuego que prendió la mecha al recorrido mainstream de los videojuegos. Si tenías la suficiente habilidad de superar sus 22 niveles sin morir, alcanzabas una nueva dificultad, en la que tenías 7 segundos para superar el primer  nivel. Se trataba de un bug que Nintendo nunca arregló, pero paso a convertirse en un icono entre los jugadores de la época. Si habías llegado a la pantalla de la muerte, eras un auténtico maestro.

Publicaciones relacionadas

Cerrar