10 videojuegos a los que el hype hizo mucho daño

10 videojuegos a los que el hype hizo mucho daño

En los últimos tiempos se ha popularizado el término hype en el mundo de los videojuegos. Por si todavía no la conoces, la palabra hace referencia a unas grandes expectativas sobre un videojuego que está por llegar. De modo que cuando el título se lanza y no cumple con lo esperado decimos que no ha superado el hype y que, por tanto, ha decepcionado a los fans.

Hoy precisamente queremos hablarte de diez videojuegos a los que el hype hizo mucho daño. Y es que estos títulos fueron esperados por mucho tiempo y cuando llegaron no eran como se habían presentado o su jugabilidad era mucho más limitada de lo que parecía en un principio. Estas son nuestras propuestas, pero como siempre estamos deseando leerte en la caja de comentarios.

Watch Dogs

Puede que Watch Dogs tuviera un protagonista poco carismático o una historia sin mucha mordiente, pero el downgrade del que hizo gala en el momento de su lanzamiento fue el mayor obstáculo para que el título de Ubisoft no cumpliera con las expectativas.

L.A. Noire

Las ideas que los chicos de Team Bondi plasmaron en L.A. Noire tenían muy buena pinta. Investigación policial y afrontar las situaciones desde la perspectiva contraria a lo habitual eran grandes alicientes. Pero finalmente nos topamos con una propuesta aburrida, repetitiva y atropellada, resultado de su tortuoso desarrollo.

Thief

El regreso de Garrett con Thief en el año 2014 despertó el interés de los aficionados clásicos de la saga del mítico ladrón y también de nuevos usuarios, pues el juego recordaba mucho a Dishonored. Lamentablemente el resultado final fue mucho mas tedioso de lo que cabía esperar.

Aliens Colonial Marines

Si tuviéramos que elegir un solo juego al que el hype destrozó nos quedaríamos con Aliens Colonial Marines. Su campaña de promoción nos mostraba un juego portentoso en lo técnico y divertido en lo jugable. Finalmente tuvimos como resultado todo lo contrario: un desastre gráfico y una inteligencia artificial enemiga deplorable.

Ryse: Son of Rome

El videojuego de Crytek llegaba como uno de los grandes títulos de lanzamiento para el catálogo de la flamante Xbox One. Visualmente era una auténtica maravilla y la ambientación romana todavía más, pero lo que encontramos fue una jugabilidad limitada por los constantes Quick Time Events.

The Order: 1886

Algo similar le ocurrió a The Order: 1886. El juego de Ready at Dawn se postulaba como uno de los grandes para PlayStation 4 en 2015 y no cumplió con lo que prometía. Excesivamente corto, lineal y limitado en lo jugable, aun así el título era divertido y contaba una historia que generaba mucho interés.

Beyond: Dos almas

Tras Heavy Rain, David Cage y Quantic Dream tenían el listón muy alto, de modo que muchos no quedaron conformes con Beyond: Dos almas. Estar protagonizado por Ellen Page y Willem Dafoe era un gran aliciente, pero algunos usuarios no sintieron lo mismo que en su día les hizo sentir Heavy Rain.

I am Alive

Durante años esperamos I am Alive, un juego de supervivencia y decisiones límite de la mano de Ubisoft. Con el paso del tiempo parecía que el título llegaba incluso a estar cancelado, pero finalmente vio la luz en forma de juego de bajo presupuesto. El resultado, por tanto, no fue el esperado y se nos dio algo bastante limitado.

Destiny

La nueva franquicia de Bungie, creadores de Halo, tenía todo para ser un éxito (y de hecho lo ha sido). No obstante se nos vendió la idea de que sería un juego para una década y ahora, dos años después de su lanzamiento, ya está pensando en la secuela, que podría llegar el año que viene. A ello hay que sumar la falta de contenido inicial.

Assassin’s Creed 3

La saga Assassin’s Creed empezaba a bajar el pistón con La hermandad y Revelations tras el maravilloso Assassin’s Creed 2. La tercera entrega numerada llegaba para poner fin a ese bajón, pero no lo logró. Pese a su precioso mundo abierto, nos encontramos con una historia sin chispa y una conclusión que agradó a pocos.

Cerrar