10 videojuegos que dan miedo aunque no sean de terror

10 videojuegos que dan miedo aunque no sean de terror

La nueva generación de consolas ha traído consigo muchas cosas negativas, pero también muchas positivas. Una de ellas ha sido el regreso del terror, que cada vez cuenta con más representantes y, además, seguirá nutriéndose en los próximos meses con obras como Outlast 2, Allison Road o el esperadísimo Resident Evil 7.

Sin embargo, durante los últimos años han sido muchos los estudios que han incluido elementos de terror en juegos que no son cien por cien del género. Algunos incluso no tienen nada que ver con el terror, pero en un determinado punto de la historia deciden sorprender al jugador con ese toque tenebroso. Precisamente de ellos queremos hablarte hoy. Estas son nuestras diez propuestas de videojuegos que dan miedo aunque no sean de terror. ¿Cuáles añadirías tú?

The Last of Us

La obra maestra de Naughty Dog ha pasado a la historia por la maravillosa construcción de personajes y por ser un drama mucho más intimista de lo que pudiera parecer a simple vista. Sin embargo, las fases de chasqueadores e infectados en general serían capaces de ponerle la piel de gallina al más valiente.

SOMA

Ambientado en una Tierra venida a menos en la que la humanidad debe sobrevivir bajo el agua, SOMA está cerca de ser un juego de terror, pero en realidad es una obra de intriga y ciencia ficción que, no obstante, consigue ponernos en tensión cuando nos cruzamos con los enemigos y, alguna que otra vez, incluso nos hará soltar el mando.

Gears of War

Es difícil imaginar que un shooter en tercera persona como Gears of War pueda llegar a dar miedo. Es algo personal, pero los Locust, la historia del juego y los parajes por los que debemos avanzar son tan sumamente tétricos que pueden llegar a erizar el bello de nuestro cuerpo. Menos mal que tenemos a Marcus Fenix para defendernos de todos los peligros.

Bloodborne

Cualquier videojuego de la saga Souls puede llegar a provocar pavor por su oscura ambientación y sus gigantescos bosses, pero con Bloodborne From Software se superó con creces. Y es que las calles de Yharnam son un verdadero infierno. No se podía esperar menos de un título inspirado en la obra de H.P. Lovecraft.

BioShock

Considerado uno de los mejores juegos de la pasada generación, BioShock fue uno de los precursores de ese género tan difuso que hay entre el misterio, la ambientación oscura y el terror. Vale, el título de Irrational Games no es de miedo, pero no podrás negar que los Big Daddies y las Little Sisters sí lo dan.

Uncharted: El tesoro de Drake

Una colorida aventura de acción en tercera persona con u protagonista socarrón y torpe. ¿Qué podría tener de terror Uncharted: El tesoro de Drake? Lo tiene. Naughty Dog empezó a coquetear con el miedo antes de The Last of Us en la fase de los españoles malditos de la primera aventura de Drake. Esa especie de gollums aún se nos aparece en sueños…

Limbo

El estudio danés Playdead volvió a demostrar su buena mano con el reciente Inside, pero antes de él Limbo ya había hecho las delicias de los fans de las plataformas, los puzles y, por qué no decirlo, el terror. Somos un niño pequeño atrapados en un Limbo repleto de peligros, horrores y arañas gigantes. ¿Cómo no lo vamos a pasar mal?

Dishonored

La principal característica de Dishonored es la libertad ofrecida al jugador para avanzar como le plazca: podemos hacer servir nuestros poderes para infiltrarnos sin matar a nadie o acabar con todo ser vivo. La ambientación del juego de Arkane, sin embargo, produce una sensación de angustia difícil de explicar a quienes no lo hayan probado.

F.E.A.R.

Pese a su nombre, F.E.A.R. es un shooter en primera persona y, como tal, está exclusivamente centrado en la acción pura y dura contra enemigos de lo más normales… hasta que llega Alma. La niña más terrorífica de los videojuegos le da ese punto de miedo psicológico a un juego ya de por sí oscuro y tétrico.

Alan Wake

A la gente de Remedy también le gusta combinar géneros y Alan Wake es una buena muestra. Aventura, misterio, serie de televisión… y terror. Pasear por los oscuros bosques de Bright Falls con todas esas sombras aguardando no es plato de buen gusto. Menos mal que tenemos una buena linterna a mano para hacerles frente.

Cerrar