10 videojuegos que hicieron debatir a críticos y fans

Juegos que hacen debatir a críticos y fans

En ocasiones, un medio valorado internacionalmente analiza un videojuego de próximo lanzamiento, y le pone una nota muy baja, pero después, una vez lo hemos jugado, resulta que nos encanta. De igual manera, suele ocurrir más a menudo que, aunque para dicho medio sea una maravilla de juego, a los aficionados no les guste por diferentes razones.

Pues bien, en ocasiones esta situación se da de manera extrema, hasta el punto de que escapa a nuestra comprensión cómo la opinión de los expertos se puede alejar tanto de lo que verdaderamente quiere el público, y viceversa. En este reportaje vamos a recopilar los ejemplos más curiosos y extremos de videojuegos que hicieron que ambos colectivos lucharan por valorar un juego.

Fallout 4

De cara a su lanzamiento, los expertos le daban notas cercanas al 9 a este título de Bethesda, que se situaba como el mejor de la saga. Pero los fans acérrimos de la distopía del Yermo no podían estar más en desacuerdo, pues aseguraban que había perdido pureza por querer llegar a un público más amplio, dejando elementos del RPG en el camino. Tal fue la decepción, que la nota de usuario apenas supera el 6.

Spore

Este título de Will Wright fue uno de los más esperados en cuanto a simulación de vida, especialmente hypeado después de que pudieramos disfrutar de su genial diseñador de criaturas. Y una vez llegó al mercado, los cr´tiicos seguían en sus trece, asegurando que su original concepto merecía que lo situáramos junto a otros grandes del género como Los Sims. Sin embargo, los jugadores no estuvieron de acuerdo con este juicio, después de darse cuenta de que el juego no planteaba una excesiva satisfacción según avanzábamos, en un caso  claro de muerte por hype.

Halo: The Master Chief Collection

En este caso, los fans llegaron a preguntarse si los críticos habían recibido un juego totalmente diferente a la hora de realizar los análisis, pues, si bien se trataba de una colección sólida, sus múltiples glitches y errores de desarrollo ensombrecían su homenaje a la franquicia, muy lejos de situarse como “la colección definitiva de Xbox One”, tal y como fue calificado por ciertos expertos. Por suerte, en el final las notas medias no se diferenciaron demasiado.

Dragon Age II

Puede que éste sea el caso más polémico, pues implicó duras acusaciones a los medios especializados de haber sido “comprados” por Bioware para dar valoraciones positivas a esta continuación del genial Dragon Age Origins. Según el público, se trataba sólo de un derivado del original, que además eliminaba algunas de las mejores características que habían triunfado en la primera entrega. O bien los aficionados fueron muy exigentes, o es cierto que los medios fueron comprados, por algo no cuadra.

DmC: Devil May Cry

Puede que los desarrolladores deban tener más en cuenta las opiniones de los aficionados más acérrimos de una franquicia, tal y como pudimos ver en 2013 con DmC. Esta suerte de reboot de la franquicia Devil May Cry renovaba por completo todo lo que sabíamos de Dante y sus demonios, lo cual fue muy bien valorado por los expertos. Sin embargo, los jugadores que llevaban junto a la saga desde el minuto uno lanzaron la palabra “casual” por doquier, y expresaron duras críticas sobre cómo se había perdido la esencia de la saga para alcanzar a más jugadores.

Diablo III

A día de hoy, no es comprensible que este regreso de Blizzard a la saga Diablo haya sufrido por parte de los fans cuando fue amado por la crítica. Pero se puede explicar si nos remontamos a su lanzamiento. Y es que Diablo III incluía una característica que hacía obligado estar conectado a internet para jugar de manera individual, pero daba  problemas de conexión y era muy difícil llevar a cabo una partida larga. Los expertos recibieron una copia libre de este problema, el público, no. Por suerte, a día de hoy está solucionado, y ambos colectivos se han puesto de acuerdo en que se trata de un gran juego.

Gone Home

Actualmente gratuito en PlayStation Plus, puedes jugar a este curioso título sin pagar un solo euro. Sin embargo, en su momento, los aficionados debieron decidir si lo adquirían, y el resultado era un título que se podía acabar en apenas dos horas, y cuyo interés no residía precisamente en el gameplay. Los medios, encantados con su crítica social, lo valoraron estupendamente, pero fueron acusados de que es muy sencillo dar este tipo de review cuando has recibido una copia gratuita del título en cuestión. Hasta hoy, Gone Home es uno de los juegos que más debate han generado a causa de estas materias.

Grand Theft Auto IV

Puede que te sorprenda, pero los jugadores de Grand Theft Auto IV no estaban de acuerdo con que el salto a PlayStation 3 de la franquicia de Rockstar era el mejor juego de la historia. Y es que, después de la tremenda expectación que generó, comprobar que su contenido estaba mucho más limitado que en Grand Theft Auto: San Andreas fue todo un golpe para los que llevábamos esperándolo desde que se rumoreó su desarrollo.

Mass Effect 3

Hemos jugado a Mass Effect, y Mass Effect 2. Estamos inmersos en la historia de Shepard, de su batalla galáctica contra los Segadores, y nos hemos aprendido de memoria la triste historia de la genofagia y el exterminio krogan, entre otras increíbles historias que le dan fondo a esta ópera espacial. Y nos cruzamos con Mass Effect 3, que parece sólo tomar estos elementos e introducirlos en un juego mucho más limitado que sus predecesores, pero que fue lo bastante sólido como para encantar a la crítica. Por desgracia, no tanto como para que ocurriera lo mismo con los fans, que vieron en el final de este juego el clavo en el ataúd de la franquicia.

Deadly Premonition

Como puedes ver, cuando hay un desacuerdo entre ambos colectivos, la relación suele funcionar de manera que a los críticos les encanta un juego, mientras que los fans no lo consideran tan bueno. Sin embargo, en ocasiones minoritarias ocurre justo lo contrario, como fue el caso con Deadly Premonition. Las críticas lo situaban como “horrible en todos los aspectos”, pero a sus jugadores les encantó su surrealista concepto de horror y el hecho de que no hubiera nada parecido en el mercado, más allá de sus fallos técnicos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar