15 misterios de videojuegos… que no significaban nada

15 misterios de videojuegos… que no significaban nada

Con el paso de los años abandonaron la idea de algo lineal y escondieron en sus rincones secretos que aguardaban a que los jugadores los descubrieran. En algunas ocasiones estos suponían que los usuarios recibieran poderosas armas o en algunos casos meros guiños, como es el caso de Overwatch.

Sin embargo en muchos otros casos estos misterios no existían fuera de la imaginación de las personas. Y es que algunos elementos del juego mal ubicados y la mente de los jugadores bastaron para genera leyendas urbanas de ciertos juegos. Game Dots ha recopilado algunos de estos secretos que finalmente no significaron nada.

Desde algunos muy conocidos como el camión en Pokémon que supuestamente escondía a un Mew hasta otros como la Ghoul Medal que supuestamente era la recompensa a determinadas acciones en un nivel de Super Mario 64.

¿Os creísteis algunas de ellas? ¿Os rompisteis la cabeza buscando el modo de resolver estos misterios sin solución?

1.- El camión de Pokémon Rojo, Azul, Amarillo: ¿quién no escuchó que el camión que se ubicaba junto al SS Anne albergaba en su interior un Mew? Pero no, por mucho que tratases de acceder a la cara de este vehículo, este sólo era un elemento más del escenario que no contenía criaturas legendarias ni una bolsa de pipas siquiera.

2.- El cofre de Banjo Mazooie: en Mad Monster Mansion una de las habitaciones albergaba un cofre del que comenzó a circular varios rumores sobre su interior y la forma de abrirlo. Pero nada, al igual que el camión esto sólo era un elemento ornamental que solo contenía pixeles.

3.- El Pilar de Donke Kong 64: el escenario Creepy Castle albergaba un pilar con ciertos signos que hizo que muchos pensaran que era el lugar donde aparecería una Golden Banana. Pero no, ni Golden ni Silver, ni siquiera Yellow.

4.- Signo de Interrogación en Perfect Dark: el mapa Warehouse presentaba en una de sus rejillas de ventilación un signo de interrogación muy difícil de ver. Además de provocarte una miopía, este signo no era nada más que una forma para forma de ver hasta qué punto tu vista funcionaba.

5.- Luigi en Super Mario 64: por más monedas que capturases en Super Mario 64 no ibas a conseguir que Luigi apareciera en este videojuego, aunque una fuente del juego pudiera dar esa impresión.

6.- Ghoul Medal en Super Mario 64: entrar a un escenario que te dice que salir vivo te hace merecedor de una Ghoul Medal te hace pensar que si lo consigues lo recibirás. Pero que va amigos, por más que hicieras en este mapa no encontrarías nada al completarlo.

7.- Libro submarino en Super Mario Sunshine: una de las misiones de este videojuego obliga al jugador a recolectar 8 monedas en el interior de una botella llena de agua. A través de uno de los cristales se podía observar un libro que fue motivo de muchas especulaciones, pero este libro está ahí para que lo mires y nada más.

8.- Escaleras Invisibles en Castlevania II: Simon’s Quest: en determinado momento del camino hacia el castillo de Drácula el jugador se encontraba un pantano que a su final ofrecía unas escaleras invisibles ¿Qué decir? Esto bastó para que los jugadores pensaran que si se subían tres escalones y se bajaban dos o si se saltaban en cuatro y se subían cinco, estos peldaños transportaban a un mapa desconocido. Pero que va… salvo llevarte a una plataforma más arriba, para poco más servían.

9.- Confesionario de Castlevania: Simphony of the Nigth: en una de las habitaciones del castillo puedes sentarte y ver pasar fantasmas Hubo quien quiso ver en este confesionario la puerta a otro mundo o una zona donde conseguir algo importante… pero salvo un espíritu troll que a veces te atacaba no servía para mucho.

10.- Templo de la luz y trifuerza en Zelda: Ocarina of Time: ni trifuerza, ni viajes al templo de la luz, ni porras en vinagre. Al igual que las porras en vinagre la trifuerza en Ocarina of Time era más falsa que un duro de madera, perdón, un euro. Pasemos al siguiente.

11.- Avión de papel de Zelda: Majora’s Mask: en el castillo Ikana se puede apreciar en una de las columnas cómo en su cúspide hay un avión de papel. Pero olvídate de poder recogerlo y usarlo como arma o hacer un combo para hacer algo… sólo está ahí para que lo mires.

12.- Bolsa blanca en Resident Evil 4: en cierto momento del juego unos contenedores de basura albergan en su interior unas bolsas blancas cuyo contenido se mueven. Pero ya puedes esperar treinta años, dispararle con todo lo que tengas que solo… cómo te lo decimos, se mueve. Ni explotan, ni es un boss oculto ni tampoco hay porras en vinagre.

13.- Mensaje en Silent Hill: uno de los espejos contenía un mensaje que parece escrito con sangre. Pero no revela nada de la historia, ni siquiera es un easter egg. Sólo está ahí para que lo leas y eventualmente te distraigas mientras un enemigo te asalta sin que te des cuenta porque estás empeñado en descifrar este mensaje.

14.- Suicida en Conker’s Bad Fur Day: tras eliminar al conde, el castillo se llena de zombies. Si avanzas al comedor encontrarás a un NPC al que puedes salvar. Si lo sigues finalmente este terminará por quitarse la vida. No, si lo salvas no te recompensará ni te dará la mano de su hija… más que nada porque es imposible evitar el destino de este suicida.

15.- El libro de Final Fantasy VII: tras dar con Cyran, el jugador puede ver un cofre que contiene dos libros que ni contienen el mapa del tesoro, ni la mejor invocación del juego ni la receta de las porras en vinagre.

Cerrar