18 videojuegos que volaron la cuarta pared en pedazos

18 videojuegos que volaron la cuarta pared en pedazos

Una de las cosas que tienen los videojuegos es que es un medio autoconsciente, a semejanza del cine o los cómics, y eso hace que en ocasiones busquen la complicidad del usuario a través de una rotura de la cuarta pared que suele ser hilarante. No obstante, a veces esta rotura es tal que hace temblar los cimientos de la propia realidad. Algunos momentos dan en el clavo tan fuerte que realmente llaman la atención.

Dorkly ha seleccionado 18 de estos juegos y sus momentos de rotura de la cuarta pared, aunque más que rotura es una demolición en toda regla, saltándose las fronteras entre realidades como si fueran una simple raya de tiza trazada en el suelo. Observa y elige cuál es tu favorita:

Secret of Evermore: En determinado momento nos encontramos con un anciano que jura y perjura que alguien les observa y controla sus movimientos. En ese momento lo entiende todo: “¡Somos meros sprites que bailan al son de los botones que presiona nuestro amo y señor! Esto es un videojuego, ¿no lo ves? ¡Somos personajes de un videojuego!”.



Paper Mario: Este personaje que encierra a Mario en una celda reconoce que “no puedo hacerte nada peor sin tener que subir la calificación por edades de este juego”. De la que se ha librado Mario…



Pokémon Rojo/Azul: Puedes visitar las oficinas de Game Freak en Ciudad Azulona y hablar con los mismos desarrolladores que te han creado.



Max Payne: Tras unos momentos de introspección, Max también abre los ojos: “Estás en un juego de ordenador, Max”.



Final Fantasy XIII-2: Este personaje te da las gracias por comprar su DLC. “¡Empezaba a temer que nunca descargaras esta parte y me quedase para siempre en el limbo digital!”.



Spec Ops: The Line: “Las Naciones Unidas no aprueban el asesinato de combatientes desarmados, pero esto no es real, así que ¿qué importa?” Es una forma de verlo…



Splatoon: Las capacidades gráficas no tan espectaculares de Wii U no pasan desapercibidas a las Calamarciñas al observar que esa niebla que se ve en la pantalla “es distancia de dibu- er… polución *ejem*”.



Eternal Lands: Este juego de rol daba la opción de mantener intacta la cuarta pared o abrazar la autoconciencia. Si elegías el primer caso, este NPC se buscaba esta curiosa excusa para ignorar que tu nombre aparece sobre tu cabeza: “Oh, vale. Te conozco porque eres un poderoso guerrero y todos tenemos tu foto y cantamos canciones sobre tí en el colegio. Como Ceaucescu [dictador que gobernó Rumanía durante dos décadas el siglo pasado]”. La intención es lo que cuenta.



Deadpool: Masacre es el campeón en lo que a romper la cuarta pared se refiere. Y hasta él desea que le ahorres la brasa que le está dando Cable en un momento de su juego, aunque para eso tenga que volarse la cabeza.



Final Fantasy VII: Cloud no puede dejar de notar que hay un cursor con forma de dedo que asoma de vez en cuando.



Fable 3: Arthur tiene amigos que gustan de jugar a un juego de tablero dentro del juego, pero se dirige a ellos a través de un escrito en unos términos que te serán familiares: “¿Por qué no os buscáis una vida y dejáis de jugar a juegos de rol? Sinceramente, Arthur. PD: ¿Cómo están vuestras novias? ¡No importa, no tenéis!”. Eso ha dolido…

Jak and Daxter 3: “¡Esto no es un juego”, dice uno de los personajes. Pero la mirada de Jak y Daxter lo dice todo…



Fallout 2: ¿Por qué no se ven niños en Vault City? El protagonista deduce que es “porque esta es la versión europea de Fallout 2” en una de sus posibles líneas de diálogo.



Digimon Cyber Sleuth: Nokia pone los puntos sobres las íes: “Lo más curioso de tí es que tienes relaciones bastante sólidas teniendo en cuenta lo pobremente desarrollado que está tu personaje”. ¿Pomadita para el escozor?



Danganronpa 2: “Si el equipo de producción hubiera tenido más tiempo, aquí habría un minijuego”. Sin comentarios.



Tales From The Borderlands: Jack el Guapo recordará cierta información, así lo dice un indicador en pantalla. Jack el Guapo tampoco olvidará dicho indicador: “¿Qué diablos es eso?”, dice señalándolo.

Dragon Ball Z: Buu’s Fury: Un tutorial en una tercera parte de una serie carga hasta a los NPC: “¿Qué les pasa a esta gente? No dejan de hablar del botón A y de barras de salud. Ni que estuviésemos en un videojuego”.

Smash Bros. 4: Kid Icarus se toma muy en serio los nombres de los personajes de Nintendo para evitar confusiones, observando que “¡No es Metroid, es Samus! ¡Igual que Link no se llama Zelda!”. Al hacerle notar que él mismo le llaman Icarus en vez de Pit es cuando sabe que la broma se está yendo de las manos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar