1998 podría considerarse como uno de los mejores años para el mundo del videojuego

Hace unos escasos días os comentábamos que el 2014 había sido un año poco positivo de cara al videojuego. Tanto en puntuaciones como en los numerosos refritos y secuelas aparecidas. Precisamente todo lo contrario que el 1998, año al que Gamespot considera uno de los mejores (si no el más positivo) de la Historia del videojuego. Os explicamos sus motivos.

En base a sus criterios, el 1998 fue un año de “primeras veces” y experimentos variados e interesantes. Tenemos a The Legend of Zelda: Ocarina of Time, el primero de la saga que dio el salto a las tres dimensiones, Half-Life como exponente del shooter de calidad con una narrativa igualmente óptima o el primer rol en el que había que hacerse con todos los enemigos. En efecto, hablamos de Pokémon Rojo y Azul.

Fue en ese compendio de 12 meses cuando aparecieron juegos tan destacables como Starcraft o Thief: The Dark Project, el primer juego de sigilo en 3D que hizo uso de las sombras para poder ocultarnos. Grim Fandango hizo las delicias de los amantes de las aventuras gráficas con una historia “de muerte”, e hizo acto de presencia Baldur’s Gate. A las posibilidades enormes de Banjo-Kazooie, que innovó dentro de un género tan copado como las plataformas, hay que sumarle la primera obra del videojuego claramente cinematográfica: Metal Gear Solid.

Como podéis comprobar, muchos fueron los títulos relevantes que aparecieron o incluso se renovaron en el 1998. ¿Qué pensáis de todo esto? ¿Creéis pues que el 1998 es el mejor año del mundo del videojuego?

Publicaciones relacionadas

Cerrar