Casi la mitad de las ventas de The Witcher 3 corresponden al PC

Los ordenadores llevan la voz cantante en el éxito comercial de Geralt de Rivia.

Geralt sonriendo en The Witcher 3

CD Projekt Red está actualmente volcada al 200% en ese Cyberpunk 2077 que veremos de nuevo en el E3, pero el brujo que tanta fama les ha dado sigue dando mucho que hablar. El último juego protagonizado por Geralt de Rivia, The Witcher III, ha demostrado en todo este tiempo que ha conseguido calar especialmente entre los jugadores de ordenadores. ¿Por qué? Porque casi la mitad de las ventas de The Witcher 3 corresponden al PC.

Gracias a la publicación de los últimos informes financieros del estudio polaco, hemos podido saber la distribución de ventas el último The Witcher en las diferentes plataformas del mercado. La corona se la lleva el PC, con un 44,5% de las ventas totales, seguido por PlaySattion 4 con un 39,5% y, por último, Xbox One con un 15,5%. La reputación de CD Projekt Red entre los usuarios de ordenadores siempre ha sido muy alta, y las cifras no hacen más que reforzarla.

Geralt de Rivia de perfil

Te recomendamos | Así sería The Witcher III en PlayStation 5 y Scarlett gracias al ray tracing

Si bien es cierto que sumando los números de PS4 y One tenemos que un 55% de los jugadores prefieren recurrir a las consolas para disfrutar de TW 3, también lo es que, en ordenadores es donde el carnicero de Blaviken mejor se desenvuelve. Además de eso, el enorme abanico de mods disponibles permite a los jugadores modificar la experiencia para ajustarla a su total medida, de hecho, aquí tenemos una recopilación con los mejores mods de The Witcher III.

Sea como fuere, la evolución comercial de la saga protagonizada por Geralt de Rivia no ha hecho más que demostrar que se ha convertido en uno de los grandes favoritos para toda la audiencia, hasta el punto de contar con una serie propia de la mano de Netflix. ¿Veremos otro The Witcher en la next-gen? Podéis apostar por ello.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar