6 cosas que pedirle a The Last of Us: Part II para que esté a la altura de su antecesor

El título de Naughty Dog es la apuesta más firme y esperada por los usuarios de PlayStation 4.

Ellie

The Last of Us: Part II es uno de los títulos futuros del catálogo exclusivo de PlayStation 4 que más esperan los usuarios de la consola de Sony. La trayectoria de Naughty Dog ha conseguido granjear al estudio un prestigio que se ha visto reflejado en sus juegos. Sin ir más lejos, el desarrollo de la primera entrega de The Last of Us demostró estar al límite técnico que conseguía soportar PlayStation 3. No cabe duda de que el objetivo con su secuela es llegar al mismo estatus: dar el carpetazo final a la actual generación con una obra sobresaliente que deje a todos boquiabiertos.

No obstante, impacto de ser una nueva licencia y proponer algo diferente ya se ha perdido. El reto para Naughty Dog en esta ocasión es mayor que el que se produjo en 2013 con el lanzamiento de la primera aventura de Joel y Ellie. The Last of Us: Part II debe ir un paso más allá, por ello creemos que hay seis aspectos que el título deberá tener en cuenta para conseguir asombrar del mismo modo que hizo el estudio californiano hace precisamente seis años. Seguid a las luciérnagas, porque aquí empieza el nuevo camino hacia la luz.

Seguir el ejemplo de Uncharted 2

uncharted 2 nathan tren

Uncharted 2 no solo ha sido el videojuego de Naughty Dog que más reconocimiento ha conseguido en la última década, sino que también supuso un gran salto de calidad para la saga respecto a su anterior entrega. La ambición de la compañía californiana se demostró con un juego más maduro, más poderoso y con mecánicas y entornos más cuidados de lo que se había visto en El Tesoro de Drake. Por ello, The Last of Us: Part II debería seguir el mismo camino que ya marcó la aventura de Nathan Drake.

A Naughty Dog no le bastará simplemente con elaborar una auténtica bestia a nivel técnico, sino que tendrá que evolucionar todo lo que se vio en la primera entrega protagonizada por Joel y Ellie en lo que a materia jugable se refiere. En el gameplay mostrado en el pasado E3 2018 ya se intuía que la intención de la compañía de la huella iba por este camino, por lo que habrá que confiar en que se traduzca del mismo modo en el resultado final.

No dejarse llevar por la acción: la narrativa es su fuerte

ellie ataca en the last of us part ii

Si algo demostró Naughty Dog con The Last of Us es que un videojuego apocalíptico con una pandemia de zombis también puede desarrollarse sin la necesidad de disponer de una acción desmedida. Por lo tanto, el elemento narrativo desde ser de nuevo la pata sobre la que se sostenga el peso principal de la obra. En esta ocasión parece que los infectados pasarán a un segundo plano para dar una importancia mayor a esa especie de secta a la que Ellie se enfrenta, aunque lo hace bajo una premisa principal de sigilo.

La aparición de la madre de Ellie, que es uno de los asuntos más comentados y que se está tratando con hermetismo desde Naughty Dog, puede ser esa salsa especial que ponga el condimento perfecto para el elemento narrativo. Si The Last of Us: Part II se deja llevar por la acción perderá su esencia y si por algo se ha caracterizado la primera entrega es por contar una tremenda historia en medio del caos.

No puede dejar de lado a Joel: The Last of Us es una historia de dos

ellie pensativa en the las of us part ii

Uno de los asuntos que más ha sorprendido a los jugadores es que Joel no se ha dejado ver hasta el momento, salvo en el tráiler de presentación en el que ni siquiera se le pudo ver el rostro. Una de las teorías más recurrentes en la red es que el protagonista del primer título está muerto y la historia de esta secuela se basa en la venganza de Ellie ante aquellos que se lo han arrebatado todo. No obstante, no parece el estilo de Naughty Dog quitarse de encima a un personaje fundamental como Joel, ya que el sustento principal de The Last of Us fue la relación que fructificó entre los dos personajes principales.

Asusta un poco pensar que, teniendo en cuenta que Ellie es el personaje controlable y que en el gameplay está completamente sola, Joel vaya a pasar a un plano totalmente secundario. Es difícil de dirimir con lo poco que se ha visto hasta el momento de The Last of Us: Part II, pero todo apunta a que el argumento girará en torno a la joven, especialmente si la trama también incluye a su madre. Si se rompe la sinergia entre los dos personajes principales, se corre el riesgo de perder una de sus grandes virtudes.

Anna debe ser personaje jugable: hay que conocer su historia con los Luciérnagas

anna con martillo en the last of us part ii

Siguiendo esta línea en la que la madre de Ellie adquiriría una gran importancia en el desarrollo de The Last of Us: Part II, debería ser una parte activa de la aventura. No es descartable que una de las revoluciones en esta secuela sea la de contar dos historias de manera paralela, algo similar a lo que ocurrió en el invierno del primer título, pero a mayor escala. Una jugabilidad con dos personajes diferentes, en entornos distintos y con habilidades desiguales puede ser una oportunidad para darle una dinámica diferente al juego.

Por otra parte, controlar a Anna también permitiría conocer mucho más de su historia y profundizar en su relación con los Luciérnagas o con la organización que será protagonista en esta segunda entrega. Sería una ocasión inmejorable para empatizar con un personaje completamente nuevo en un entorno que ya está construido por Joel y Ellie.

Debe ser el juego que rompa PlayStation 4 a nivel técnico

the last of us part ii ellie con arco

Naughty Dog lleva 20 años ligada a PlayStation, desde que Sony comprara el estudio para unirlo a su equipo de first parties allá por 1999. Desde entonces, han liderado algunos de los proyectos más grandes en materia de exclusivas para las diferentes consolas de la compañía japonesa. La simbiosis es perfecta y con la primera entrega de The Last of Us ya demostraron estar a un nivel técnico superior a lo que permitía realmente PlayStation 3. El objetivo con The Last of Us: Part II debe ser el mismo: demostrar dónde están los límites técnicos de PlayStation 4 y ofrecer un derroche que ya respire a próxima generación.

Con todos los respetos a Death Stranding y Ghost of Tsushima, la obra de Naughty Dog es el exclusivo más grande que se está fraguando en las oficinas de Sony, por lo que su calidad debe estar a la altura en todos los sentidos. La actual generación debe cerrarse con un título que rompa todos los cánones y demuestre a la gente la calidad con la que cuentan las producciones de PlayStation. The Last of Us: Part II es el juego llamado a hacerlo.

No convertirse en una víctima de su propio éxito

ellie en el baile de the last of us part ii

Uno de los temores más recurridos por una segunda entrega es aquello de que «segundas partes nunca fueron buenas». En Naughty Dog ya hemos podido ver este suceso con la saga Uncharted, especialmente en lo concerniente a su tercer título. No se puede decir que fuera un mal juego, pero no consiguió reinventarse del mismo modo que hizo Uncharted 2, por lo que es el peor valorado de la saga. Ese temor también debería estar presente en The Last of Us: Part II, por lo que el esfuerzo de la compañía debe ser titánico para no ser devorada por el éxito que obtuvo la primera entrega y ser capaz de impresionar del mismo modo que lo hizo el título de 2013.

De este modo, The Last of Us: Part II deberá cumplir estas premisas para ser el juego que todos los usuarios esperan. Las últimas informaciones apuntan a que Naughty Dog ya está encarando la etapa final de su desarrollo, por lo que podría faltar menos de lo que se espera para comprobarlo.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar