6 grandes videojuegos con una jugabilidad insufrible

6 grandes videojuegos con una mala jugabilidad

Partiendo de la base de que ningún videojuego es perfecto cabe señalar que hay algunas obras que tienen defectos más a la vista que otras. Esos defectos no les impiden ser magníficos títulos o incluso obras maestras, pero deben ser tenidos en cuenta y valorados como tal. De hecho, algunos considerados grandes videojuegos fallan estrepitosamente en algún apartado de su jugabilidad.

Es por ello que hoy queremos acercarte mediante una breve lista algunos grandes juegos que tenían una mala jugabilidad o al menos no estaban a la altura en uno de sus puntos clave. Las que verás a continuación son nuestras propuestas de seis grandes videojuegos con una mala jugabilidad, pero como siempre te invitamos a que nos comentes qué juegos añadirías tú en la caja de comentarios.

Deadly Premonition

Odiado por unos y amado por otros, Deadly Premonition es una obra maestra si hacemos referencia a su loco argumento y a sus estereotipados personajes a modo de parodia. Sin embargo, es innegable que el videojuego parece sacado de otra época con ese desfasado aspecto visual y, sobre todo, con una jugabilidad que tira para atrás. Eso de tener que disparar durante cinco minutos a un enemigo para que se muera es el infierno.

The Witcher

Aunque la saga ha evolucionado de tal forma que su tercera entrega ha sido el juego con más premios GOTY de la historia, lo cierto es que el primer The Witcher hacía gala de un sistema de combate verdaderamente terrorífico. Más allá de las cifras en pantalla era imposible saber si estábamos dando al enemigo o si él nos estaba golpeando a nosotros. Dejando eso a un lado, The Witcher es una auténtica delicia en todos los sentidos, especialmente en el narrativo.

Fallout 3

La franquicia se ha convertido en una de las más queridas por el público en la actualidad. No es para menos, pues todos y cada uno de sus juegos son auténticas maravillas jugables. Sin embargo, y siendo sinceros, el VATS era la única solución al deplorable sistema de apuntado de Fallout 3, que estaba a un muy bajo nivel en la vertiente shooter (muy importante en el juego). Como decimos, teníamos que tirar todo el juego de VATS.

Heavy Rain

Aquí no pondremos en tela de juicio la forma de trabajar de Quantic Dream. Somos fans de sus obras y especialmente de Heavy Rain, pero jugablemente hay mucho que reprocharle. En su mayor nivel de dificultad se nos puede pedir pulsar hasta seis botones al mismo tiempo. Lo siento, Cage, es imposible. Pero lo peor de todo es que el personaje camine pulsando el gatillo derecho como si de un vehículo se tratase.

Silent Hill

Una de las grandes obras maestras del género de terror en la historia de los videojuegos también tiene sus partes neblinosas. Y no nos referimos a la niebla de Silent Hill. El deficiente control de Harry era algo común en la época, pero ese apuntado a ciegas y sin saber si íbamos o no a darle a los enemigos (cuando la munición era escasa) era todo un reto para nuestra paciencia.

The Order: 1886

El videojuego de Ready at Dawn impactó a todo el mundo en sus tráilers, pero no se presentó como debiera haberlo hecho. Se nos dijo que era un título de acción en tercera persona y nos topamos con una preciosa obra, pero extremadamente lineal, cinemática y repleta de quick time events o QTE. Para más inri, las fases de disparos y acción se podían contar con los dedos de una mano.

Publicaciones relacionadas

Cerrar