6 grandes videojuegos que duran muy poco

6 grandes videojuegos que duran muy poco

La actual generación de consolas ha traído consigo una tendencia cada vez más extendida. Los videojuegos se están pasando al terreno de los sandbox o mundos abiertos y suelen exigirnos unas 20 ó 30 horas para poder ser completados, tirando por lo bajo. Es por ello que de vez en cuando nos gusta encontrarnos con aventuras totalmente opuestas: muy breves y, por tanto, mucho más intensas.

Cuando se critica la duración de un videojuego se hace porque no se quiere gastar mucho dinero en algo que te durará poco, pero lo cierto es que lo que te presentamos a continuación son títulos de tantísima calidad que podrían haber valido lo que hubieran querido. Lo mejor es que la mayoría de ellos pueden adquirirse ahora a un precio muy reducido, por lo que todo son ventajas. Estos son, a nuestro juicio, los mejores videojuegos con una corta duración.

Journey

El panorama independiente nos ha deleitado con obras de lo más preciosistas y conmovedoras en los últimos tiempos, pero pocas lo han conseguido del modo en el que lo hizo Journey. El juego de thatgamecompany puede ser completado en hora y media, pero cada minuto que pasemos en él merecerá la pena. Su apartado artístico, su simple y bella jugabilidad, su emotiva y callada historia y su increíble multijugador son algunos de sus puntos fuertes.

Gone Home

Los llamados “walking simulator” se caracterizan por una jugabilidad limitada, una corta duración y una historia potente y llamativa. Es el caso también de Gone Home, una aventura en la que controlamos a una joven que acaba de volver a su casa tras una larga estancia fuera y descubre que ni sus padres ni su hermana se encuentran allí. El misterio e incluso el terror forman parte de esta maravilla que puede ser completada en hora y media o incluso menos.

Portal

Valve convierte en oro todo lo que toca y Portal no podía ser menos. La duración de un videojuego de puzles depende mucho de la habilidad del que lo está jugando, por lo que es difícil medirla. Sin embargo la primera vez que nos enfrentemos al reto de Portal podría llevarnos unas cinco horas. Al rejugarlo conociendo la resolución de los acertijos sería todavía inferior, pero lo cierto es que importan bien poco cuando nos sumergimos en una ambientación y un juego tan bien trabajados.

Vanquish

No todo iban a ser videojuegos de corte independiente o de ritmo pausado. La acción también ha tenido exponentes de grandes videojuegos de corta duración. Vanquish lo hizo durante la pasada generación de consolas de la mano de Platinum Games. En su momento la duración lastró la popularidad y el éxito comercial del título, pero ha acabado convirtiéndose en una obra de culto y en uno de los juegos de acción más frenéticos e intensos de los últimos años.

Inside

Limbo podría haber entrado perfectamente en esta lista, pero puestos a elegir nos quedamos con lo nuevo del estudio danés Playdead. Su nombre es Inside y es rotundamente superior a Limbo. Volvemos a controlar a un niño que huye por causas desconocidas y para ello hemos de superar diferentes retos. Limbo castigaba al jugador para que aprendiera de sus errores; Inside premia el ingenio. Intuitivo, maravilloso y ambientalmente inolvidable, puede completarse en tres horas.

Rez Infinite

La realidad virtual ya es una realidad (valga la redundancia) en consolas gracias a PlayStation VR. Uno de los títulos más destacados en el lanzamiento de la plataforma ha sido Rez Infinite, una adaptación a esta tecnología del clásico shooter rítmico y musical de Dreamcast y PlayStation 2. Lo que es el juego principal puede superarse en hora y media, lo que no quita que sea una experiencia que merece la pena vivir en realidad virtual debido a su espectacularidad.
 

Publicaciones relacionadas

Cerrar