7 videojuegos que mejoran al ser jugados en su máxima dificultad

Videojuegos que mejoran al ser jugados en su máxima dificultad

Muchos jugadores, especialmente los amantes de los videojuegos de la vieja escuela, son grandes amantes de la dificultad. Al iniciar un juego no solo quieren que se les cuente una historia, sino que se les propongan retos difíciles de superar. Pese a que el selector de dificultad es algo cada vez más instaurado lo cierto es que en ocasiones hay modos de juego que son los más adecuados para un título en concreto.

Hoy precisamente queremos hablarte de esos videojuegos que disfrutarás todavía más si los juegas en su máxima dificultad. Y es que el último nivel de dificultad de estos juegos es duro, pero también justo con el jugador en muchas ocasiones. A veces incluso se trata de dificultades que nos hacen sentir más inmersos en el mundo del videojuego, por lo que la experiencia mejora considerablemente. Aquí van nuestras propuestas.

The Last of Us

La aventura postapocalíptica de Naughty Dog nos pone en aprietos hasta en dificultad normal. Y es que un chasqueador es capaz de matarnos de un solo mordisco. Sin embargo el juego es completamente distinto es dificultad Realista. En ella los humanos también acaban con nosotros de un par de disparos, no podemos ver nuestra barra de salud y necesitamos más que nunca mantenernos en las sombras y no pasar a la acción.

Fallout 4

El mundo se ha venido abajo tras una Guerra nuclear global y la Commonwealth se ha llenado de bandidos, saqueadores y todo tipo de bestias mutadas. Es por ello que la dificultad Supervivencia de Fallout 4 es lo que necesitas para disfrutar de una segunda pasada al juego de Bethesda. Tenemos que comer, beber, dormir, curar nuestras heridas y ponernos a cubierto, pues caeremos de muy pocos disparos.

Alien Isolation

Esta terrorífica aventura de Creative Assembly tiene una premise muy clara: escóndete bien o el alien aparecerá de entre las sombras y te aplastará como si fueses una nuez. Así las cosas, pocos juegos hay mejores para jugarlos en máxima dificultad. Deberemos escudriñar bien el entorno, ser sumamente cautelosos, no malgastar los recursos y si nos pilla el bicho, estaremos acabados como en cualquier otra dificultad.

Metro 2033

Los motivos por lo que Metro 2033 merece un hueco en esta lista son similares a The Last of Us. Su atmósfera oscura y postapocalíptica, su escasez de recursos y la dureza de su universo nos invitan a jugar con más dificultades añadidas. Cuidar cada bala incluso en un juego de acción es todo un reto. La mecánica de pagar con balas buenas o reservarlas para el combate es de lo mejor que hemos visto en tiempo.

Dead Space

Estamos solos en una nave especial que ha sido invadida por una especie extraterrestre para nosotros desconocida. La aventura de Isaac Clarke es similar en concepto a lo que contábamos de Alien Isolation y precisamente por ello ha de estar presente. Por si su ambientación terrorífica y los sustos que dan los necromorfos no fueran suficientes, jugar a Dead Space con munición escasa y daños aumentados es una maravilla.

BioShock

Bajar a la ciudad de Rapture y enfrentarnos a los peligros que esconde la ciudad submarina de Andrew Ryan siempre fue un placer y al mismo tiempo un suplicio. Si no te lo ha parecido tal vez deberías ponértelo en máximo dificultad y tratar de enfrentarte a un Big Daddy. Este tipo de situaciones requieren de todo nuestro ingenio y un aprovechamiento máximo de los recursos a nuestra disposición.

The Witcher 3: Wild Hunt

Aunque Geralt de Rivia sea un brujo mutado con habilidades que no están al alcance de un humano cualquiera, lo cierto es que enfrentarse a una bestia gigantesca no es tarea sencilla. Lo mejor para comprobarlo y disfrutar del sistema de creación de pociones y preparación para el combate de The Witcher 3, es ponernos la obra de CD Projekt RED en máxima dificultad. Entonces sí que saborearás la satisfacción de cobrar el dinero de un contrato de brujo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar