¡A por el oro! Los mejores videojuegos olímpicos

Los Juegos Olímpicos de Londres ya están aquí. Y, como siempre, tendrán su reflejo en nuestras consolas, en las que podremos luchar por conseguir todas las medallas de oro posibles. Lo cual no es algo nuevo. La fascinación del público por las olimpiadas viene de lejos y, de hecho, este fenómeno internacional ha inspirado un montón de videojuegos, oficiales o no, y de distinta calidad.

Ahora, con la vista de todos los jugones puesta en Londres, pues los Juegos Olímpicos comienzan este viernes, en AlfaBetaJuega hemos decidido repasar los títulos olímpicos que mejores ratos nos han hecho pasar en nuestras consolas. ¿Cuál debería llevarse el oro, socios?

Decathlon (1983)

Aunque a algunos les cueste creerlo, en la mítica Atari 2600 ya existían videojuegos olímpicos, y de una calidad a tener en cuenta para la época. Decathlon fue un destacable lanzamiento que nos permitía llevar a cabo diferentes pruebas de atletismo, y que llamaba la atención por sus cuidados gráficos (para la época) y suave control. Sin duda uno de los mejores títulos deportivos de cuantos pasaron por lo circuitos de la 2600.

Track & Field (1983)

Para muchos, y con permiso de Decathlon, este fue el padre de los videojuegos de olimpiadas. En él se introdujo eficientemente la fórmula de aporrear botones rítmicamente para emular las carreras y los movimientos de los atletas. Una jugabilidad muy innovadora, que ayudó a convertir este título de atletismo en uno de los arcades deportivos más importantes de los años ochenta.

Olympic Gold (1992)

Si unos Juegos Olímpicos nos llegaron al corazoncito, esos fueron los de Barcelona celebrados en 1992. Por su cercanía y por lo intensamente que los vivimos. Una cita que cambió el deporte en España para siempre. Y claro, la cita olímpica también trajo juegos basados en ella. Posiblemente el que más importancia tuvo fue Olympic Gold, que vio la luz en Mega Drive, Master System y Game Gear.

Se trataba de un título equilibrado, con un generoso número de pruebas (hasta tiro o salto de trampolín) y gráficamente más que correcto. Sin duda uno de los grandes simuladores olímpicos que han pasado por nuestras manos, especialmente durante la época clásica.

 

 

Sydney 2000 (2000)

Sydney 2000 fue uno de los primeros juegos en ponerse a la venta con el nombre oficial de la propia Olimpiada. Los tiempos habían cambiado, y ya era importante que la licencia fuese evidente. El caso es que el juego, que vio la luz para PlayStation, DreamCast y PC, supo trasladar toda la magia de los Juegos australianos.

Aunque su manejo era un tanto duro, la cantidad de pruebas incluidas y la cuidada ambientación hicieron que consiguiera un relativo éxito en su momento.

Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos (2007)

SEGA aprovechó el haber conseguido la licencia oficial de los juegos para llevar a cabo un pacto histórico: Mario y Sonic, archienemigos de por vida, decidieron unir sus fuerzas. Eso sí, no como a los más nostálgicos les hubiese gustado (en una aventura de plataformas), sino en un título deportivo. Los personajes más carismáticos de SEGA y Nintendo también estaban invitados, y el título optó, como era de esperar, por un estilo más desenfadado que cercano al simulador. Las ventas fueron buenas, por lo que puercoespín y fontanero repitieron en los Juegos de Invierno y hasta en Londres.

Beijing 2008 (2008)

Quizás por distanciarse del desenfadado Mario & Sonic, SEGA decidió crear un simulador bastante duro para recrear formalmente las olimpiadas chinas. Y el resultado no fue el esperado. Beijing 2008 fue un título impreciso, demasiado exigente y, en definitiva, no demasiado divertido, que decepcionó bastante a todos los seguidores del género. Una cosa es que un simulador sea un “machacabotones” y otra que sea de todo menos adictivo. Solo dedicándole un montón de horas se le cogía un poco la gracia.

Fue el último, hasta Londres 2012, del que puedes leer su análisis en este enlace. ¿Cuál es el que recuerdas con más cariño? ¿A cuál le has echado más horas? Y lo que es más importante. ¿Con cuál has destrozado más mandos?

Enrique Luque, colaborador de AlfaBetaJuega

Publicaciones relacionadas

Cerrar