Activision paga 42 millones de dólares a los ex-trabajadores de Modern Warfare pero Black Ops II sigue en peligro

Continúa el culebrón Call of Duty. Recapitulamos viejas entregas antes del nuevo episodio. Como os contamos hace unos días en AlfaBetaJuega, un grupo de ex-trabajadores de Infinity Ward (38 personas comandadas por Vicen Zampella y Jason West), desarrolladores de la subsaga Call of Duty: Modern Warfare, habían demandado a Activision por no cumplir esta un acuerdo que prohibía hacer juegos posteriores a la guerra de Vietnam por otro estudio que no fuera Infinity Ward. Evidentemente, Black Ops II, desarrollado por Treyarch, incumple este acuerdo. Esto podría suponer su paralizacion.

Pues ahora resulta que Activision ha pagado 42 millones de dólares ni más ni menos a este grupo de demandantes. ¿Están contentos los ex-desarrolladores de Infinity Ward? No. Su anhelo es conseguir entre 75 y 125 millones de dólares por incumplimiento de contrato y más de 500 millones de dólares por daños punitivos. Cojamos el inhalador un momento que tantos millones juntos marean.

Así pues, la demanda sigue su curso y el futuro de Black Ops II sigue en peligro.

Estate atento a nuevos episodios del culebrón Call of Duty en AlfaBetaJuega.

Publicaciones relacionadas

Cerrar