Activision responde a las críticas sobre el excesivo belicismo de Modern Warfare 3

Estos días, como era de esperar, en diversos medios se ha debatido sobre la excesiva carga bélica de algunos videojuegos, refiriéndose, concretamente, al recién lanzado Call of Duty Modern Warfare 3, el superventas juego de acción de Activision e Infinity Ward. Las críticas contra el capítulo de este año –el pasado también las hubo, centradas en la fase del aeropuerto- arremeten contra el nivel del atentado terrorista, el cual incluso ha sido criticado por algún político, por parecerse demasiado al que se perpetró en Londres en 2005, como es el caso del parlamentarista británico Keith Vaz.

En Activision se defienden, otro año más, de las críticas. En esta ocasión ha sido Eric Hirshberg, CEO de la compañía, el encargado de devolver el golpe, y lo ha hecho basando su argumento en el cine, y es que en la cartelera podemos encontrar filmes tan violentos como su juego, dice Hirshberg, y nadie se escandaliza.

Así, el ejecutivo comparó la cinta En tierra hostil, de Katryn Bigelow, ganadora al Oscar de Mejor Película de 2008, con su producción: “Los productores no crearon En tierra hostil como un servicio público, sino que lo hicieron para narrar una historia que necesitaba ser contada. Fue una producción que vendió entradas de cine y DVD’s y  no por esta razón se dijo que trataba de sacar partido de eventos sucedidos en el mundo real. Se ve como una interpretación de la realidad”, comentó. “El proceso creativo de hacer esta película es similar a nuestro juego, pero la recepción [por público y crítica] es bien diferente”, añadió, reprochando el doble rasero con que se miden producciones similares.

Publicaciones relacionadas

Cerrar