Acusan a Nintendo de violar la política europea de devoluciones

Acusan a Nintendo de violar la política europea de devoluciones

La legislación europea sostiene que cualquier persona tiene derecho a anular y devolver un producto adquirido en Internet o fuera de un establecimiento comercial “en el plazo de 14 días, por cualquier motivo y sin justificación alguna”, sostiene la normativa. Aunque la mayoría de empresas la cumplen en el día a día, hay otras que dificultan enormemente que el usuario sea capaz de llevar a cabo este trámite al arrepentirse, por ejemplo, de haber comprado un videojuego al que no ha jugado.

Mientras plataformas como Origin o Steam cumplen a la perfección esta ley de ámbito europeo, otras como PlayStation Store, Xbox Store, Battle.net o Uplay, cuentan, pese a disponer de un sistema de reembolso, con mecanismos confusos o inadecuadamente indicados para proceder a la devolución. Aún más allá se sitúa Nintendo, que según el Consejo de Consumidores de Noruega viola la legislación mediante el funcionamiento de la eShop.

La organización gubernamental ha querido advertir a los responsables de la compañía, a través de una carta formal, de su mala praxis en cuanto a las devoluciones en su tienda digital. Según el NCC, Nintendo es la única gran empresa del sector que no ofrece la opción de anular una compra o cancelar una reserva una vez procesada: «Toda compra es definitiva. No se aceptan devoluciones ni cambios por errores en la compra”, se especifica en los términos y condiciones de la eShop.

Teniendo en cuanta la legislación actual, el organismo exige a la Gran N que comience a aplicar la normativa o, en caso contrario, que justifique el razonamiento jurídico que sostenga su forma de actuar en estos momentos. Sin embargo, la compañía no parece dispuesta a discutir su política de devoluciones a tenor de su breve respuesta, de la que informa Eurogamer: «El funcionamiento de Nintendo eShop en Europa es totalmente compatible con las leyes europeas relacionadas con los derechos legales de los consumidores”.

¿Qué opinión te merece esta polémica?

 

Cerrar